lunes, 24 de julio de 2017

Ensalada de kale y quinoa


Ésta es una ensalada sana y rápida de hacer por lo que se ha convertido en uno de nuestros favoritos para este verano. Para prepararla vamos a necesitar:


Comenzamos cocinando la quinoa según nos indica el fabricante y dejamos que se enfríe completamente. Mientras tanto vamos preparando el aliño y para ello mezclamos todos los ingredientes en un bol y batimos para que se integren los sabores.


Lavamos y cortamos el kale y lo ponemos en la ensaladera. Le añadimos 3/4 partes del aliño y mezclamos bien para que todas las hojas se impregnen bien. Cubrimos la ensaladera y dejamos reposar en la nevera unos 15 minutos (así el kale se suaviza un poco)


Pasado el tiempo añadimos a la ensalada la quinoa fría, las nueces, los arándanos, las manzanas descorazonadas y cortadas en gajos y el resto del aliño. Mezclamos bien. Servir inmediatamente para que las manzanas no se oxiden.


Si no vamos a consumir la ensalada sobre la marcha podemos prepararlo todo y no añadir las manzanas hasta el último momento ara que no se pongan feas. Tapamos el cuenco de la ensalada y lo dejamos en el frigorífico hasta el momento de comer, añadimos las manzanas y un poco más de aliño.
* Si nos gusta el queso podemos añadirle queso de cabra desmenuzado en el último momento.


lunes, 17 de julio de 2017

Charlota de melocotón


Esta deliciosa tarta se la hice para mi tía, ya que quería llevar algo dulce para una celebración en el colegio en el que trabaja. No habían terminado de comerla y ya me estaba llamando para felicitarme por lo buena que estaba. Es muy sencilla de hacer y como ven queda preciosa. Para prepararla vamos a necesitar:


Comenzamos triturando los melocotones de una de las latas y reservando el almíbar para mojar los bizcochos. Ponemos cuatro hojas de gelatina a remojo en agua bien fría. Batimos la nata junto con la leche condensada y el melocotón triturado. Calentamos un poquito de agua en el microondas y añadimos hojas de gelatina bien escurridas. Removemos para que se deshagan del todo antes de añadirlas al bol con la nata, la leche condensada y el melocotón. Batimos bien comenzamos a montar la tarta.


Usaremos un molde desmontable. vamos mojando los bizcochos de soletilla de uno en uno y colocándolos en pie alrededor de nuestro molde. Una vez cubierta toda la capa que va a quedar en el exterior comenzamos a rellenar la base con el mismo método (remojando cada galleta en el almíbar) Vertemos una buena capa de la crema de melocotón y repetimos toda la operación para hacer una segunda capa.


Para decorar la tarta vamos a poner las otras dos hojas de gelatina a remojo en agua fría. Cortamos los melocotones en gajos finos y vamos colocándolos. Superponemos un gajo encima del otro desde el exterior de la tarta hacia el centro de la misma, formando una circunferencia que se cerrará en el centro de la tarta. Una vez cubierta la capa superior con las rodajas de melocotón calentamos un poco del almíbar en el microondas y añadimos las dos hojas de gelatina escurridas. Removemos para que se disuelvan y con ayuda de un pincel pintamos el melocotón para que no se seque y pierda su brillo. Ya tenemos lista esta deliciosa tarta. Sólo queda dejarla enfriar al menos 8 horas en la nevera para que cuaje.


jueves, 13 de julio de 2017

Gazpacho de cerezas


Este es un sencillo y refrescante plato para el verano. El gazpacho es una receta muy versionada y en esta ocasión la he hecho de cerezas, que están en plena temporada. Para prepararla vamos a necesitar:


Esta receta es tan sencilla de hacer como deshuesar las cerezas y poner todos los ingredientes (menos el agua) en una trituradora bien potente y triturar hasta conseguir una crema sedosa.


Si vemos que nos queda muy espesa podemos añadirle un poco de agua hasta conseguir la consistencia deseada. No me diréis que no es fácil. este tipo de cremas frías son mi perdición en verano así que anímate y prepara cosas ricas sin complicarte mucho.


lunes, 10 de julio de 2017

Granizado de café y Baileys


Con estas temperaturas me gusta tener algún postre fresquito en el congelador. Ya sean polos, helados o granizados, siempre hay una opción para refrescarnos al final de la comida. Lo último que he preparado ha sido este sencillo y delicioso granizado de café y Baileys. Para prepararlo vamos a necesitar:


Preparamos un cafetera con medio litro de café bien cargado. Añadimos el azúcar y removemos bien mientras aún está caliente para que el azúcar se disuelva del todo.


Vertemos la mezcla de café en un recipiente hermético que nos quepa en el congelador y dejamos que se congele por lo menos dos horas. Pasado ese tiempo lo removemos con un tenedor, deshaciendo los pedazos de hielo que se forman sobre todo pegando a la pared.



Lo devolvemos al congelador y repetimos la operación de sacarlo y deshacer los cristales al cabo de una hora. Si es necesario lo repetiremos una vez más. Cuando toda la mezcla esté en forma de cristalitos y haya adoptado un color más claro ya tenemos listo el granizado para servirlo. Hay que tener en cuenta que se derrite con rapidez, por lo que hay que sacarlo del congelador para tomarlo de inmediato.


miércoles, 5 de julio de 2017

Tzatziki


Éste es uno de los aperitivos más conocidos de  la cocina griega. Es muy sencillo de preparar, refrescante, perfecto para compartir y encima está buenísimo. Para prepararlo vamos a necesitar:


Rallamos el pepino con piel, le añadimos un poco de sal y lo dejamos una media hora en un colador para que escurra toda el agua. De vez en cuando le pegamos un buen estrujón con la mano para que el pepino suelte toda el agua.


En un bol mezclamos los dos yogures con el zumo de medio limón y el diente de ajo prensado. Incorporamos unas cuantas hojas de menta fresca bien picadas junto con el pepino bien escurrido y la cucharada de aceite de oliva virgen extra.


Removemos bien para que se integren todos los sabores y lo dejamos reposar un par de hora en la nevera para que a la hora de consumir esté bien fresquito. Ya ven que es súper fácil de hacer y está de muerte, acompañado con un poco de pan o a cucharadas, como más nos guste.


lunes, 3 de julio de 2017

Pastel de atún en el microondas


Ya estamos en pleno verano y lo que menos se nos apetece es estar metidas toda la mañana en la cocina. Este pastel de atún tiene muy pocos ingredientes y al hacerlo en el microondas se hace en un momento. Yo suelo hacerlo a primera hora de la mañana, así a medio día me lo como bien fresquito. Los ingredientes que vamos a necesitar son:


La receta es tan sencilla como meter todos los ingredientes en una batidora eléctrica ( acuérdense de escurrir antes el atún), salpimentar al gusto y verter la masa en un molde apto para microondas.


Yo uso un molde de silicona de pluma cake engrasado previamente con una servilleta y un poco de aceite. Lo cocinamos quince minutos a 800W. Dejamos que repose cinco minutos antes de comprobar que esté bien cuajado.


Si vemos que aún falta por cuajarse del todo podemos cocinarlo un par de minutos más hasta que al pinchar con un palillo, salga limpio. Dejamos que pierda temperatura antes de meterlo en la nevera para que se enfríe del todo.


A la hora de servir lo desmoldamos y lo cubrimos con un poco de mahonesa aligerada con un poco de leche. Servimos con ensalada y ya tenemos el almuerzo resuelto. No me diréis que no es sencillo? Bueno, espero que os guste.


miércoles, 28 de junio de 2017

Sandwich canario


Muchas veces, cuando llegamos a casa cansado, solemos prepararnos un sándwich para cenar. Nos encanta experimentar con ingredientes para crear el sándwich perfecto y con éstos ingredientes hemos conseguido un #SándwichdeAutor perfecto con nuestro pan de semillas de sésamo y lino de Oroweat. Todos los ingredientes son muy típicos de las Islas Canarias y juntos hacen de este sándwich un bocado memorable. 


Para prepararlo vamos a necesitar los siguientes productos: un buen puñado de berros frescos, una loncha gruesa de queso majorero, dos lonchas de pata asada y un par de cucharadas de mojo picón. Para elegir el pan tuvimos nuestras dudas, ya que todas las variedades de Orowet están muy buenas, pero al final nos decidimos por el pan de semillas de sésamo y lino.


Comenzamos poniendo una buena loncha de queso majorero en la base del pan y a continuación le añadimos la pata de cerdo y los berros. Terminamos añadiendo una buena cucharada de mojo picón y listo. Tenemos un sándwich canario por los cuatro costados. Si lo pruebas, se convertirá en tu obsesión. Está increíblemente bueno.