lunes, 14 de octubre de 2019

Shakshuka


Esta típica receta de Oriente Medio es perfecta para una cena de picoteo con amigos. Ponemos la sartén en medio de la mesa acompañada de una buena barra de pan y verás que se termina en un periquete. Los ingredientes que vamos a necesitar son:


Comenzamos troceando el pimiento en tiras finas y picando los dientes de ajo. Añadimos un chorrito de aceite a una sartén y cuando esté caliente incorporamos el pimiento y el ajo. En cuanto el pimiento esté blando y los ajos dorados añadimos las dos latas de tomate troceado.


Es el momento de añadir la cucharadita de harissa, el comino molido y la miel (yo la pongo para rectificar la acidez del tomate) Salpimentamos y bajamos el fuego para que la salsa espese lentamente.


En cuanto la salsa esté lista hacemos dos huecos para añadir los huevos, tapamos la sartén para que los huevos se cocinen mas rápido en cuanto estén cuajados servimos con una buena barra de pan. 

lunes, 7 de octubre de 2019

Brownie de chocolate y caramelo


Suelo invitar a los amigos a comer a casa para cogerlos de conejillos de indias y así probar nuevas recetas, pero no siempre van a ser experimentos, a veces preparo alguno de sus patos favoritos. Este brownie se lo hice a mi amiga Amparo, ya que es su postre favorito. No podía hacer un simple brownie así que le añadí doble de chocolate y unos caramelos blandos de nata que elevaron el postre a la categoría de sublime. Para prepararlos vamos a necesitar:


En un cazo fundimos la mantequilla, junto con el azúcar moreno y el chocolate negro hasta que esté completamente fundido. Dejamos que se enfríe por completo antes de incorporar los huevos ligeramente batidos y la vainilla. Tamizamos la harina y el cacao puro y lo incorporamos a la mezcla anterior. Mezclamos hasta integrarlos por completo. 


Cortamos el chocolate con leche en trozos no demasiado pequeños y los caramelos blandos en cuartos. Reservamos unos trozos de chocolate y de caramelo para ponerlos en la capa superior y el resto lo mezclamos con la masa. Cubrimos un molde cuadrado con papel para horno y vertemos la masa. Repartimos bien y cubrimos con el chocolate y el caramelo que reservamos. Lo llevamos al horno precalentado a 180º y lo cocinamos más o menos 25 minutos (a mí me gusta dejarlo poco hecho, para que quede más jugoso) 


Dejamos que se enfríe pr competo antes de cortarlo en porciones. Podemos darle un golpe de calor en el microondas antes de servirlo con una buena bola de helado (para mí, es el complemento perfecto) para que los trozos de chocolate y de caramelo se fundan un poco. Después de probar esta bomba calórica no podrás resistirte (palabra!)


lunes, 30 de septiembre de 2019

Tarta de limón


Esta preciosa tarta la he preparado ya en dos ocasiones, una para una celebración con mi familia y otra para una fiesta sorpresa que le hicimos a una buena amiga por la llegada de su bebé. si les gusta el limón es una apuesta segura ya que además de ser una tarta jugosa y estar buenísima es preciosa. Para prepararla vamos a necesitar los siguientes ingredientes:


Comenzamos preparando el bizcocho y para ello Tamizamos la harina junto con la levadura, el bicarbonato y la sal y reservamos. Mezclamos la leche con el zumo de limón, removemos y reservamos. Trituramos el azúcar junto con la ralladura de limón para que quede bien aromatizado. Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que quede esponjosa. Añadimos la vainilla y los huevos de uno a uno, mezclando hasta que se incorporen antes de agregar el siguiente.


Incorporamos la mitad de la mezcla de la harina con el resto de ingredientes secos, removemos, añadimos la leche mezclada con el zumo de limón y cuando esté incorporada vertemos el resto de la mezcla de harina. Removemos hasta incorporar y dividimos en tres partes iguales para verter en tres moldes de 16cm engrasados con spray desmoldante. Lo llevamos al horno precalentado a 175º y dejamos que se cocinen al menos 30 minutos o hasta que al pinchar con un palillo salga limpio. Dejamos que se atemperen diez minutos antes de desmoldarlos y dejarlos enfriar por completo sobre una rejilla.


Mientras se enfría el bizcocho nos ponemos con el relleno. Si no tenemos hecho lemon curd (yo suelo tener un bote en el congelador) lo haremos siguiendo esta receta. Para la crema del relleno vamos a batir el mascarpone con el azúcar glass y la ralladura de limón. Montamos la nata y la mezclamos con la crema de mascarpone hasta conseguir una masa espesa.


Para montar la tarta cubrimos un bizcocho con una capa generosa de crema de nata y mascarpone y un par de cucharadas de lemon curd (no llevar el lemon curd hasta el borde). Cubrimos con otra capa de bizcocho, crema y lemon curd y cubrimos con la última capa de bizcocho. Cubrimos la parte superior y los laterales con el resto de crema que nos queda, alisamos y lo llevamos a la nevera.


Para el glaseado ponemos las claras de huevo junto con el azúcar en un bol de cristal y lo colocamos sobre un caldero con agua hirviendo (que el bol no toque el agua) Batimos hasta que la mezcla llegue a unos 70º (mediremos con un termómetro de cocina) Pasamos la mezcla a una batidora y montamos a velocidad alta hasta que la mezcla esté a temperatura ambiente. Añadimos la mantequilla poco a poco junto con la ralladura de limón y batimos para que queden bien integradas. Dividimos en tres partes y dos de ellas las teñimos con colorante amarillo (una más fuerte que la otra) 


Cubrimos la tarta alternando los tres colotes de glaseado que tenemos y alisamos. Decoramos la parte superior con una boquilla de estrella y listo. Dejamos enfriar en la nevera al menos 5 horas, o mejor toda la noche. No me diréis que no es bonita y ya os digo yo que está para repetir más de una vez. 

    lunes, 23 de septiembre de 2019

    Tartar de salmón, aguacate y mango


    Este plato es un entrante perfecto para una cena de verano. Es muy sencillo y resultón así que a continuación te dejo los ingredientes para prepararlo. Vas a necesitar


    Cortamos el aguacate y el mango en trozos pequeños. Añadimos el salmón troceado y preparamos l vinagreta. Mezclamos la mostaza con una pizca de miel y un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Removemos bien hasta integrar todos los sabores y lo añadimos a la mezcla de salmón, aguacate y mango.


    Removemos con cuidado y servimos con ayuda de un aro para emplatar. Dejamos en la nevera hasta el momento de comer (no hacerlo con mucha antelación para que el aguacate no se oscurezca.

    lunes, 16 de septiembre de 2019

    Tarta de Speculoos


    Esta tarta la hice para una reunión con las amigas del cole en la que dos de ellas cumplían años y fue todo un éxito. La crema de speculoos gusta mucho así que es una opción infalible. Para prepararla vamos a necesitar:


    Comenzamos preparando el bizcocho y para ello batimos la mantequilla junto con el azúcar y la sal hasta que quede cremosa. Añadimos la crema de speculoos y continuamos batiendo hasta incorporarla. Ahora vamos añadiendo los huevos de uno en uno, no añadiremos otro hasta que el anterior no esté completamente integrado en la masa. 


    Incorporamos la harina y la levadura tamizadas y la mezclamos con el accesorio de la pala de nuestra batidora hasta conseguir una masa densa y aromática. La dividimos en tres partes iguales y la vertemos en tres moldes de 16cm previamente engrasado con spray desmoldante. Llevamos al horno precalentado a 175º y horneamos unos 25 minutos o hasta que veamos que el bizcocho está hecho (pincharemos con un palillo y éste debe salir limpio) Dejamos atemperar diez minutos fuera del horno antes de desmoldar sobe una rejilla para enfriarlos por completo.


    Mientras se enfrían los bizcochos montamos la nata con dos buenas cucharadas de crema de especulo (si nos gusta más dulce podemos añadirle un poco de azúcar) Si no conseguimos la nata Ermol (es una nata vegetal) podemos sustituirla por medio litro de nata para montar con un 35% de materia grasa. Preparamos la ganaché de chocolate fundiendo el chocolate junto con la nata.


    Para montar la tarta ponemos una capa de bizcocho y la cubrimos con la nata de speculoos. Repetimos con los otros bizcochos y cubrimos los laterales con muy poca nata. Alisamos con una espátula y retiramos el exceso de lata de los laterales para que se vea parte del bizcocho. Cubrimos la parte superior con la ganaché de chocolate y dejamos que gotee por los lados. Terminamos de decorar con el resto de la nata en una manga pastelera con la boquilla 1M de Wilton. Ya la tenemos lista, ahora solo falta dejarla enfriar al menos 5 horas en la nevera.


    lunes, 9 de septiembre de 2019

    Cheesecake de frutos bosque


    Después de casi un año de rehabilitación del tobillo por mi caída en China, por fin he recuperado prácticamente la totalidad de la movilidad del tobillo y me han dado el alta así que hay que celebrarlo por todo lo alto con este pedazo de cheesecake de frutos del bosque. Es una tarta preciosa y aunque es un poco laboriosa merece la pena el trabajo a la vista del resultado. Para prepararla vamos a necesitar:


    Comenzamos preparando la base de la tarta y para ello trituramos las galletas junto con el azúcar y la canela y la mezclamos con la mantequilla derretida hasta conseguir que se mezclen todos los ingredientes. Lo volcamos en un molde desmoldable (el mío es de 16cm) y presionamos para que quede una capa lisa y compacta. Lo llevamos a la nevera mientras preparamos el relleno.


    Ponemos a hidratar 3 hojas de gelatina en agua bien fría. Con ayuda de nuestra batidora mezclaremos el queso crema con el azúcar y la vainilla. Añadimos la nata líquida y seguimos batiendo hasta que monte y la masa espese. Repartimos la masa en tres partes iguales. A la primera parte le añadimos el puré de arándanos y moras y mezclamos bien hasta integrarlo. Derretimos las hojas de gelatina con un par de cucharadas de agua y le añadimos dos cucharadas de la mezcla para bajarle la temperatura antes de incorporarla al resto de la mezcla. Removemos bien y vertemos sobre la base de la tarta. La dejamos en la nevera media hora para que esté semicuajada antes de añadir la otra capa.


    Para la segunda capa ponemos a remojo otras tres hojas de gelatina en agua bien fría. Añadimos a la masa del segundo bol el puré de frambuesas y mezclamos bien hasta integrarlo. Derretimos las hojas de gelatina con un par de cucharadas de agua y le añadimos dos cucharadas de la mezcla para bajarle la temperatura antes de incorporarla al resto de la mezcla. Removemos bien y vertemos sobre la primera copa de cheesecake con cuidado para que no se mezclen las capas. Volvemos a poner la tarta en la  nevera media hora antes de terminar con la última capa.


    Para la última capa mezclamos la masa con el zumo de limón y repetimos el paso de la gelatina (hidratar, fundir y mezclar) batimos bien y vertemos sobre la capa de cheesecake de frambuesa. Como la tarta es pequeña pude hacer 6 vasitos de esta deliciosa cheesecake. Dejamos que la tarta cuaje por completo dejándola en la nevera de un día para otro. Desmoldamos la tarta al día siguiente y decoramos con frutos del bosque. Ya la tenemos lista.


    lunes, 2 de septiembre de 2019

    Gazpacho andaluz


    La verdad es que soy más de salmorejo que de gazpacho, sobre todo porque el pimiento no me sienta demasiado bien. Sin embargo a mi marido le encanta, así que es uno de nuestros platos en casa. Aquí les dejo la receta de cómo lo hago:


    Para hacer un rico gazpacho simplemente tenemos que poner todos los ingredientes en una batidora y triturar hasta conseguir una crema fina. Dejamos enfriar en la nevera al menos tres horas antes de servir.


    Podemos acompañarlo con unos trocitos de pimiento, cebolla y tomate y un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Ya lo tenemos listo, más fácil imposible.