lunes, 22 de septiembre de 2014

Kubbet batata (Pastel de carne y papa)


Adoro viajar (es más, ahora mismo estoy de viaje por Andalucía) sobre todo me gusta viajar culinariamente hablando, y si a esto le sumamos que el contraste de dulce y saldo en una receta me vuelve loca comprenderéis por qué he hecho esta deliciosa receta. Desde que vi la receta el el programa de cocina árabe de Canal Cocina supe que me iba a gustar y así ha sido, nos ha encantado así que aquí os dejo los ingredientes para que la probéis.


Primero pelamos y ponemos a hervir las papas con abundante agua y sal. En cuanto estén cocinadas las sacamos del agua y las trituramos como para hacer un puré. Rectificamos el punto de sal, añadimos un toque de pimienta recién molida y reservamos. 


Picamos la cebolla y el pimiento verde y lo ponemos a sofreír en una sartén con un poco de aceite de oliva. Cuando esté la cebolla trasparente añadimos la carne molida y vamos removiendo para que se haga perfectamente por todos lados.


Añadimos la sal y las especies al gusto (pimienta cayena, nuez moscada y canela) y finalmente incorporamos los piñones. Retiramos del fuego y le añadimos las pasas (yo puse algunas enteras y otras troceadas porque eran muy grandes) Pincelamos el molde que vayamos a utilizar con un poco de mantequilla derretida para que no se nos pegue el pastel.


Ponemos las mitad de la papa triturada en el fondo del molde, lo rellenamos con la carne y lo cubrimos con el resto de puré de papas. Pincelamos la capa superior con un poco de mantequilla derretida y lo llevamos al horno precalentado a 200º durante unos 15 o 20 minutos, hasta que la capa superior esté dorada. Una vez hecho lo servimos y listo. Podemos acompañarlo de una ensalada y ya tenemos la comida de hoy.


jueves, 18 de septiembre de 2014

Lenguas de gato


Éstas son unas galletas bien sencillas de hacer y están tan buenas que no suelo hacerlas todo lo que quisiera ya que suelo terminar comiéndomelas yo sola. La receta la copié de dada flavors, el fantástico blog de Dácil. Aquí van los ingredientes que he necesitado.


Comenzamos batiendo la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar hasta que se convierta en una pasta cremosa. Añadimos las claras y la canela y continuamos batiendo. Finalmente incorporamos la harina tamizada y seguimos batiendo hasta conseguir una pasta homogénea. Dividimos la masa en dos mitades y añadimos un poco de colorante en gel a una de las mitades y removemos hasta conseguir el color deseado (para esta ocasión las he hecho de color rojo)


Con ayuda de una manga pastelera con boquilla redonda hacemos líneas sobre una bandeja de horno cubierta con papel para hornear. Dejamos una buena separación entre galletas ya que crecen en el horno. Las horneamos en horno precalentado a 180º durante ocho minutos y listo. Las sacamos y las dejamos enfriar sobre una rejilla antes de consumirlas.


lunes, 15 de septiembre de 2014

Ceviche de camarones


¿Nunca os ha pasado eso de probar un plato y que os encante? Que además sea sencillo pero no os ha dado por prepararlo en casa. Pues eso precisamente es lo que me ha pasado a mi con el ceviche. Lo probé por primera vez en Ecuador hace unos diecisiete años y desde el primer momento me enamoró. Lo he vuelto a comer en varias ocasiones, sobre todo estando de viaje. 


Siempre que cruzo el charco a Sudamérica es uno de los primeros platos que como y así he probado el ceviche en lugares como México, Ecuador, Perú, Bolivia, Guatemala y Honduras y con lo sencilla que es la receta aún no me explico cómo no me ha dado por hacerlo en casa (seguro que es mi yo viajero que necesita una excusa para volver a viajar)


La culpable de animarme por fin a preparar este delicioso plato en casa fue mi queridísima Juana y su comida callejera. Fue verlo en su blog y al día siguiente estar preparando estas delicias para comer. Ya veréis lo sencillo que es de preparar así que aquí tenéis lo que necesitaremos.


Comenzamos preparando los langostinos y para ello los pelamos y los limpiamos bien quitándoles el conducto intestinal. Podemos cortarlos o dejarlos enteros (yo corté la mayoría pero dejé unos cuantos enteros para decorar) y los cubrimos con el zumo de las cinco limas. Lo tapamos y lo dejamos  macerar durante toda la noche en el frigorífico.


Por la mañana pelamos el pepino y le quitamos las semillas (así evitamos que nos repita). Picamos dos tomates, la cebolla morada y el pepino en trozos pequeños y lo ponemos en un bol. Le añadimos el ajo picado finamente junto con u tomate rallado (puede sustituirse por un poco de zumo de tomate pero a mí me gusta más así)

Finalmente añadimos el chile picado (yo le quito las semillas para que no pique tanto) y un buen manojo de cilantro bien picado junto con los langostinos macerados y lo dejamos en el frigorífico hasta el momento de servir para comerlo bien fresquito. Ya tenemos listo nuestro ceviche para disfrutar en uno de estos días de intenso calor.


lunes, 8 de septiembre de 2014

Mini tarta helada de polvito uruguayo


Hoy celebramos el cumpleaños de mi padre así que esta tarta se la dedico a él (aunque no pueda probarla por ser diabético pero que no se preocupe que habrá un postre especial para él)
El polvito uruguayo es un postre muy típico en Las Palmas y consiste en una capa de galletas trituradas y mezcladas con mantequilla para hacer una capa, la cubrimos con dulce de leche y nata montada y espolvoreamos suspiros (merenguitos) por encima. Un postre sencillo y delicioso así que su versión helada no se queda atrás. Aquí van los ingredientes.


Comenzamos haciendo el helado de dulce de leche y para ello calentamos en un cazo la leche junto con 250ml de nata, la cucharadita de extracto de vainilla y el dulce de leche hasta que se mezclen todos los ingredientes. Pasamos la la mezcla a un recipiente con tapa y lo dejamos enfriar en el frigorífico al menos dos horas.


Mientras tanto hacemos la base de nuestras mini tartas y para ello trituramos las galletas y las mezclamos con la mantequilla fundida. Forramos unos aros de emplatar altos con papel de hornear, los colocamos en una fuente y cubrimos el fondo con esta mezcla de galletas y mantequilla. Presionamos bien con una cuchara o con los dedos para que quede una capa consistente y lo llevamos al frigorífico.


Una vez la mezcla del helado de dulce de leche se haya enfriado completamente lo pasamos a nuestra heladera y lo dejamos en funcionamiento entre 20 y 30 minutos hasta conseguir un helado cremoso. Mientras tanto montamos el resto cela nata y le añadimos la miel para endulzar y lo dejamos en la nevera para que se enfríe hasta que se haga el helado. Una vez hecha le añado un par de cucharadas extra de dulce de leche y lo mezclo con cuidado para que se note.



Para terminar de montar nuestras mini tartas cubrimos la base de galletas con una buena cantidad de helado de dlcd de leche y lo llevamos al congelador para que coja consistencia. Una vez hayan pasado un par de horas le añado una capa más fina de nata montada y lo vuelvo a llevar al congelador, esta vez toda la noche. A la hora de servir lo sacamos del aro de emplatar y lo decoramos con los suspiros. Y a comer rápidamente que se nos desmonta esta preciosidad!!


lunes, 1 de septiembre de 2014

Vitello tonnato


Me encanta la cocina italiana y la verdad es que casi siempre que pensamos en ella lo hacemos con platos de pasta o pizza pero tiene una gastronomía mucho más rica y un claro ejemplo de ella es este típico entrante para los días de veranos. La receta la saqué de Directo al paladar y es muy fácil de hacer así que aquí van los ingredientes que vamos a necesitar.


Comenzamos preparando la carne y para ello ponemos la olla exprés con un litro y medio de agua, las verduras, la sal, la hoja de laurel, el vino y la carne. Cerramos la olla y la dejamos a fuego alto hasta que comience a salir el vapor a presión, entonces bajamos el fuego a la mitad y lo dejamos cocinar una hora más o menos, hasta que esté tierna. La dejamos enfriar completamente antes de abrir la olla. Sacamos la carne y la envolvemos en papel de aluminio. La dejaremos toda la noche en la nevera.


Para hacer la salsa preparamos una mahonesa batiendo con la batidora un huevo bien fresco con el aceite y una pizca de sal (ojo que luego con las anchoas puede quedar muy salada). Para que no se nos corte la mahonesa debemos poner todos los ingredientes y comenzar a batir a velocidad media con el pie de la batidora pegado al fondo. No lo moveremos hasta que el huevo y el aceite han empezado a ligar y la salsa se espesa, entonces, con mucho cuidado vamos subiendo poco a poco para que todos los ingredientes se integren.


Una vez echa la mahonesa añadimos las alcaparras, las anchoas, el atún bien escurrido y las dos cucharaditas de zumo de limón. Trituramos bien y lo pasamos a un recipiente que cubriremos con papel de aluminio y lo dejaremos reposar en la nevera mientras cortamos la carne. Con un cuchillo bien afilado cortamos lonchas lo más finas posibles y las vamos colocando sobre un plato grande.


Las cubrimos con la salsa que habíamos preparado y decoramos con unas alcaparras. Cubrimos el plato con film transparente y lo dejamos en la nevera hasta la hora de comer. Lo servimos con una buena barra de pan porque os aseguro que en unto se termine la carne continuaremos con el pan porque esta salsa es adictiva. Espero que os guste.


viernes, 29 de agosto de 2014

Helado Rocky Road


Este verano probé esta delicia en Nueva York y no podía dejar de compartir este capricho de chocolate. Es muy sencillo, sólo hay que mezclar helado de chocolate (mejor si es casero) con almendras y mini nubes. A que es una delicia, pues aquí van los ingredientes que vamos a necesitar.


Comenzamos preparando nuestro helado de chocolate casero y para ello calentamos en un cazo la leche y la nata. Una vez coja temperatura le añadimos el cacao y batimos hasta que se disuelva. Finalmente le incorporamos el chocolate previamente fundido en el microondas y el extracto de vainilla. Mantenemos la mezcla a fuego lento.


Batimos con ayuda de unas varillas las yemas con el azúcar hasta que blanqueen y lo añadimos l cazo que tenemos al fuego sin dejar de remover. Dejamos que la mezcla se vaya espesando, teniendo cuidado de que no llegue a hervir.


Lo retiramos del fuego y le añadimos el azúcar invertido. Lo dejamos enfriar completamente en la nevera durante al menos dos horas y lo pasamos a nuestra heladera y la dejamos funcionando unos 30 minutos para formar nuestro delicioso helado. Una vez hecho lo mezclamos con un puñado de mini nubes y otro de almendra troceadas. lo pasamos a un recipiente metálico y lo llevamos al congelador toda la noche. Ya tenemos lista una nueva tentación.


domingo, 24 de agosto de 2014

Spaguetti con sardinas y chile


Viendo el programa de Gordon Ramsay en Canal cocina tomé nota de este sencillo plato de spaguetti con sardinas y un delicioso toque picante. Fácil y rápido, perfecto para una cena sin complicaciones. Los pocos ingredientes que vamos a necesitar son


Son tan fáciles de hacer que herviremos los espagueti mientras preparamos la salsa. Ponemos la pasta a cocer en abundante agua salada. En una sarta bien grade ponemos un chorlito de aceite y los dos dientes de ajo picados finamente a dorar. Incorporamos las migas de las tres rebanadas de pan de molde trituradas y cocinamos hasta que tengan un color dorado. Las retiramos de la sartén y reservamos.


En la misma sartén ponemos el aceite de la lata de las sardinas y doramos el chile picadito sin las semillas. Añadimos las sardinas e incorporamos los spaguetti ya escurridos. Removemos bien para que la pasta se impregne de los sabores y servimos. 


Espolvoreamos con abundantes migas tostadas con ajo y le añadimos unas hojas de orégano fresco. No me diréis que no es una receta para salir de un apuro con nota. Es deliciosa así que animáis a probarla.