lunes, 18 de octubre de 2021

Mini bundt cake de compota de manzana

Esta es una de las miles de recetas que tenía pendiente de hacer. Es de Jarita´s cookies y se ha convertido en uno de los favoritos de mi madre (y no me extraña porque están de muerte) Para prepararlos vamos a necesitar:

Comenzamos preparando la compota de manzana y para ello ponemos a cocer 4 manzanas peladas y troceadas junto con 100ml de agua, una cucharada de azúcar y un palito de canela. Dejamos cocinar hasta que la manzana se deshaga y el agua esté prácticamente evaporada. Retiramos el palito de canela y dejamos que se enfríe. Si no tenemos buttermilk es el momento de hacerlo y para ello mezclamos 190ml de leche entera con 10ml de zumo de limón o vinagre. Removemos y dejamos reposar diez minutos.

Batimos el aceite junto con el azúcar y la vainilla. Vamos incorporando los huevos (que deben estar a temperatura ambiente) de uno en uno. Una vez integrados añadimos la mitad de la buttermilk y la mitad de los ingredientes secos (harina, sal, levadura, bicarbonato y canela) previamente tamizados. Batimos y añadimos el resto de la buttermilk y de los ingredientes secos. Cuando esté todo integrado añadimos la compota de manzana y la mezclamos con una espátula haciendo movimientos envolventes. 

Engrasamos los moldes y los rellenamos 3/4 partes con la masa. Los llevamos al horno precalentado a 175º cuarenta minutos o hasta que al pinchar con una brocheta ésta salga limpia. Una vez fuera del horno dejamos atemperar diez minutos antes de desmoldar los bizcochos sobre una rejilla para que se enfríen por completo. Ya tenemos una merienda con la que poder disfrutar de una bizcocho de lujo.

viernes, 15 de octubre de 2021

Tarta de la abuela en copa para #dale1vueltaa


El reto de #dale1vueltaa viene este mes propuesto por De flores comestibles y la directriz que nos dio fue la de presentar una tarta en copa. Hace tiempo que quería publicar la receta de la tarta de la abuela, la típica que nos comíamos cuando pequeñas y que por lo menos a mi me trae muy buenos recuerdos. En cada casa se hacía de distinta manera pero el resultado venía a ser el mismo, una tarta blandita hecha a base de galletas (normalmente mojadas en leche o café) natillas y nata con chocolate, al menos así la hacíamos con mi abuela. Me pareció una tarta perfecta para hacer en copa así que esta es mi propuesta. Para hacerla vamos a necesitar:


Comenzamos preparando las natillas y para ello disolvemos las dos cucharadas de Maicena en un vaso de leche fría, le añadimos las yemas batidas, mezclamos bien y reservamos. Ponemos el resto de la leche a calentar en un cazo junto con el azúcar, la rama de canela y la piel del limón. Cuando llegue a ebullición retiramos el limón y la canela y añadimos lentamente la mezcla que teníamos preparada mientras batimos sin parar con unas varillas. Seguimos removiendo hasta que la mezcla espese (tiene que quedar bastante espesa para que no se nos mezclen los pisos) Una vez que esté bien espesa, retiramos del fuego, tapamos con film trasparente (piel con piel, o sea, que el plástico esté en contacto con la natilla para que no se forme costra) y dejamos reposar.


Ahora el el turno de la crema de chocolate y para ello batimos la nata con el azúcar y cuando esté cremosa le añadimos el chocolate fundido. Mezclamos bien y reservamos en la nevera. Pra la capa de galletas trituramos las galletas hasta convertirlas en polvo y le añadimos la mantequilla fundida y un chorrito de leche. Removemos para que todo el polvo de galleta se humedezca. Es el momento de rellenar las copas.


Para montar las copas creamos una primera capa de galletas (presionamos para que quede compacta) y la cubrimos con una capa de natillas. Creamos otra capa de galletas (presionamos sobre todo contra los bordes para sellar bien ya que es difícil hacerlo sobre la capa de natillas) y cubrimos con una capa de nata con chocolate. Creamos otra capa de galletas cubierta con otra de natillas. Terminamos con una capa de galletas decorada con nata con chocolate. Yo puse la nata con chocolate en una manga pastelera con una boquilla (1M de Wilton) y decoré en forma de rosa. Terminé con una galleta María para dar un toque. Conservamos en la nevera y a disfrutar! 

 

Si quieres ver la propuesta del resto de compañeras te dejo el enlace directo a sus blogs:

lunes, 4 de octubre de 2021

Finger de pollo Tex Mex


A veces a uno se le apetece pringarse las manos con unos trozos de pollo bien crujientes bañados en salsa de queso y eso es lo que hemos hecho nosotros con estos finger de pollo tex mex. Para prepararlos vamos a necesitar:


Comenzamos cortando las pechugas de pollo en tiras no demasiado finas. En un bol grande batimos el huevo junto con la leche, la sriracha, el pimentón, el ajo, la cebolla, el comino, la sal y la pimienta. Introducimos las tiras de pollo, mezclamos bien para que el pollo se empape por todos lados. Tapamos y lo dejamos reposar en la nevera un par de horas (yo suelo dejarlo de un día para otro)


Machacamos los doritos hasta dejarlos prácticamente deshechos, escurrimos las tiras de pollo y las vamos rebozando en los doritos. Las colocamos en una bandeja de horno cubiertas con papel para hornear y las rociamos con aceite en spray, las meteremos en el horno pracalentado a 180º durante unos veinte minutos (echarle un ojo por si vemos que los doritos se tuestan demasiado, en ese caso cubriremos la bandeja con papel de plata) Servimos con esta salsa de queso. A disfrutar y no te olvides de chuparte los dedos!


lunes, 27 de septiembre de 2021

Cookies de gofio

Mi marido suele llevarse algo al trabajo para picar y como le encanta el gofio quise prepararle estas deliciosas galletas del blog Todo con azúcar. Son muy fáciles de hacer y según mi sobrino Darío "son las mejores galletas del mundo" así que toma nota de los ingredientes que vas a necesitar:


Comenzamos mezclando el azúcar blanco, el azúcar moreno, el huevo, la mantequilla (que debe estar blandita) y la vainilla. Una vez que esté todo bien integrado añadimos la harina, la levadura y el gofio previamente tamizados. Batimos hasta incorporarlo y por último incorporamos la sal y la mitad de las chips de chocolate. Mezclamos, tapamos con un film trasparente y lo dejamos en la nevera un par de horas hasta que la masa endurezca.


Una vez esté la masa compacta vamos haciendo bolitas (las mías son de 25g y así me han salido dos docenas de galletas) Colocamos las bolitas de masa sobre una bandeja de horno cubierta con papel para hornear. No te olvides de dejar espacio entre las galletas ya que al hornearlas crecen un poco y si no están separadas se pegan las unas con las otras. Con la mitad de las chips de chocolate que dejamos fuera de la masa decoramos cada bolita de masa. Las metemos en el horno precalentado a 170º durante 15 minutos o hasta que veas que comienzan a dorarse. Una vez fuera del horno espera diez minutos antes de pasarlas a una rejilla y cuando estén frías guárdalas en un lugar cerrado.

miércoles, 15 de septiembre de 2021

Polos cremosos de mango y coco para #dale1vueltaa

Este mes Ivan, de Panes con garra, nos ha propuesto un reto acorde con la época de calor en la que estamos. Teníamos que hacer un postre veraniego y refrescante por lo que se me ocurrió hacer estos deliciosos polos de mango y coco. Son súper sencillos de hacer y están de muerte. Con tres ingredientes vamos a preparar unos polos cremosos que harán las delicias de todos los que los prueben. Para hacerlos vamos a necesitar:

3 mangos pequeños maduros
1 lata de crema de coco 
1 lima


Pelamos y picamos los mangos y los ponemos en el vaso de una batidora. Le añadimos la crema de coco (no es lo mismo que la leche de coco pero si no la encontramos podemos usar leche de coco junto a dos cucharadas de miel) y el zumo de una lima y trituramos hasta conseguir una crema fina. Rellenamos nuestros moldes para polos y lo llevamos al congelador al menos ocho horas. Quedan muy cremosos y es el postre perfecto para estos días de calor. 


Si quieres ver lo que han hecho el resto de participantes del reto te dejo aquí los enlaces a sus páginas:

lunes, 6 de septiembre de 2021

Ensalada de cous cous y brócoli

En verano solemos comer muchas ensaladas, con el calor que hace se me apetecen cosas frescas y esta ensalada de cous cous y brócoli es súper sencilla, es sana y está buenísima. Para prepararla vamos a necesitar: 

1 taza de cous cous 
Caldo de verduras 
Brócoli 
Tomates cherry
1 huevo duro 
Limón 
Aceite de oliva virgen

Comenzamos preparando el cous cous y para ello cubrimos el cous cous con caldo de verdura y tapamos. Separamos el brócoli en porciones, lo ponemos en un bol apto para microondas, lo cubrimos con film trasparente y lo cocinamos a máxima potencia unos tres o cuatro minutos (depediendo del tamaño de los trozos) Tendremos otro bol con agua y hielo para sumergir el brócoli cuando lo saquemos del microondas y así cortar la cocción.
En este tiempo el cous cous estará listo por lo que lo destapamos y lo removemos para que no quede apelmazado. Lo pasamos a un plato grande y dejamos que se enfríe. Le añadimos el brócoli bien escurrido, unos tomates cherry cortados y el huevo duro. Rallamos un poco de piel de limón por encima, preparamos una vinagreta con el aceite de oliva virgen y el zumo de limón y se la añadimos a la ensalada en el momento de servir.


domingo, 15 de agosto de 2021

Hotteok (cortitas coreanas) para #dale1vueltaa


Volvemos, como cada día 15, a participar en #dale1vueltaa y en esta ocasión he sido yo la encargada de proponer el reto. Estamos en pleno agosto, mes de vacaciones por excelencia así que propuse irnos de viaje culinario a un país exótico a elección de cada participante. Me ha encantado el reto ya que mis compañeros se han ido a países de lo más variopintos para mostrarnos sus postres. Yo me he ido hasta Corea, el país al que quería haber ido el otoño pasado. Por las causas que todos conocemos no ha podido ser, pero le tengo muchas ganas así que me decidí por estas tortitas coreanas, muy típicas de la comida callejera de ese país. Para hacerlas vamos a necesitar:

Comenzamos mezclando la levadura y la cucharadita de azúcar con la leche templada y pasados unos minutos la mezclamos con las harinas y la sal. Amasamos con la batidora un par de minutos hasta que la masa quede integrada y lisa. La pasamos a un bol engrasado, la tapamos y la dejamos levar hasta que doble su tamaño.


Mientras tanto preparamos el relleno y para ello picamos los manises y los mezclamos con el azúcar morena y la canela. Una vez ha levado la masa la dividimos en porciones iguales (yo la dividí en siete partes iguales de unos 50g cada una) Con las manos engrasadas forma bolitas con cada porción de masa, aplánalas con la mano y rellénalas con una cucharadita de miel y otra de relleno. Cierra con cuidado y vuelta a formar una bolita. Repite con cada una de las porciones de masa.


Calentamos una sartén anti adherente y la engrasamos con un poquito de aceite vegetal. Vamos a ir cocinando las tortitas dejando una buena separación entre cada bolita. Una vez puestas en la sartén aplanamos un poco con la mano, pero no demasiado para que no quede muy planas y se nos salga el relleno. 


Cocinamos un minuto antes de darte la vuelta y cubrir con una tapa para que se cocinen completamente por el interior durante otro minuto más. No cocinarlo a fuego muy alto para que no se nos quemen, yo lo tenía al 6. Una vez dorada por ambos lados sacamos a un plato y consumimos aún calientes. Aguantan bien hasta dos día después bien envueltos en film. Para consumirlo podemos darle un golpe de calor en la sartén o incluso un minuto en el microondas para que se vuelta a fundir el relleno.

Si quieres ver a donde ha viajado el resto de comapañer@s y ver lo que han hecho te dejo el enlace directo a sus blogs: