lunes, 29 de junio de 2020

Tarta mousse de nubes y chocolate


Las nubes son una de mis debilidades. En invierno me suelo dar el capricho de añadirlas a un buen chocolate con leche así que esta tarta reúnela dos ingredientes que me encantan, el chocolate y las nubes. Poco más vamos a necesitar para preparar esta deliciosa tarta así que ahí van los ingredientes:


Comenzamos haciendo la base de nuestra trata y para ello trituramos las galletas oreo y las mezclamos con la mantequilla fundida. Repartimos por la base de nuestro molde (el mío es de 26cm) y presionamos con los dedos para conseguir una base compacta. Llevamos el molde a la nevera mientras preparamos el relleno.


Fundimos el chocolate con 200g de nata en el microondas y reservamos. Troceamos las nubes y la fundimos en el microondas poco a poco (yo lo he hecho en tres intervalos de 40 segundos, removiendo cada vez) Una vez fundidas las nubes las mezclamos con el chocolate fundido. Montamos el resto de la nata y con ayuda de una espátula la mezclamos con las nubes y el chocolate fundidos.


Rellenamos el molde que teníamos en la nevera y volvemos a llevar nuestra tarta a la nevera al menos 8 horas para que la mousse coja cuerpo. Desmoldamos la tarta y decoramos. Yo lo he hecho fundiendo chocolate de cobertura con nata para montar para decorar los bordes. He cubierto la parte superior con nubes de distintos tamaños y mini galletas oreo. Para darle un toque extra de sabor he tostado las nubes grandes con un soplete, pero esto no es imprescindible, aunque me ha gustado mucho.


lunes, 22 de junio de 2020

Hummingbird cake


El hummingbird bundt cake que tenía publicado aquí es uno de los favoritos de mis amigos por lo que para una reunión con ellos preparé esta versión en tarta que ha entrado en el top 5 de las favoritas de mi marido (no se si creerlo porque para él todas están en ese ranking) La verdad es que fue todo un éxito así que aquí les dejo los ingredientes que vamos a utilizar:


Comenzamos preparando el bizcocho y para ello batimos los huevos junto con el azúcar y la vainilla. Incorporamos el aceite y seguimos batiendo hasta integrarlo. Añadimos la harina y el bicarbonato tamizados y batimos a velocidad baja hasta que se incorporen. Añadimos la piña bien escurrida y cortada en trocitos junto con los plátanos machacados y las nueces picadas. Removemos y repartimos la masa en tres moldes engrasados (los míos son de 18cm y en cada uno he puesto 350g)


Metemos los moldes en el horno precalentado a 170º y cocinamos unos 25 minutos o hasta que al pincharlos vemos que están cocinados. Dejamos atemperar diez minutos antes de desmoldar sobre una rejilla para que se enfríen completamente. Mientras tanto preparamos la crema del relleno. Batimos el azúcar glas tamizado con la mantequilla a punto pomada y la vainilla. Batimos cinco minutos hasta que se integren bien e incorporamos el queso crema. Batimos suavemente hasta integrarlo y lo pasamos a una manga pastelera.


Para montar la tarta ponemos una base de bizcocho y la cubrimos con crema. Ponemos otra capa de bizcocho y volvemos a cubrir con crema para terminan con una última capa de bizcocho. Cubrimos la tarta con una capa fina de la crema y llevamos a la nevera una hora antes de terminar de decorarla. Finalizamos cubriendo la tarta con una buena capa de crema que alisaremos con una espátula y decoramos con nueces pacanas y piña deshidratada.


lunes, 15 de junio de 2020

Mejillones en salsa de ajo y limón


Me encantan los mejillones en todas su versiones, al vapor, rellenos o en salsa. En esta ocasión les traigo estos mejillones en salsa de ajo y limón que están para chuparse los dedos (literalmente) los ingredientes que necesitas son:


Ponemos dos cucharadas de mantequilla en un caldero y en cuanto esté derretida le añadimos la cebolla bien picada junto con los dientes de ajo machacados y los copos de chile. Una vez estén cocinados incorporamos el vino blanco y dejamos que reduzca dos tercios. 


Añadimos los mejillones y la nata, cubrimos con una tapa y dejamos que se cocinen entre ocho y diez minutos o hasta que se cocinen. Retiramos las medias conchas vacías e incorporamos la ralladura y el zumo de limón. Salpimentamos y añadimos perejil picado.


lunes, 8 de junio de 2020

Gominolas de naranja


Esta es una de esas recetas que podemos hacer con los más pequeños de la casa. Son fáciles de hacer , el ingrediente principal es la fruta y están buenísimas. Es más, un compañero de mi marido las hizo con los niños y esa misma tarde cayeron todas. Si quieres hacerlas apunta estos tres ingredientes:


Lo primero que debemos hacer es poner a hidratar las hojas de gelatina en agua fría. Pelamos la naranja y la trituramos. Pasamos el resultado por un colador y ponemos 300ml del resultado junto con el azúcar a calentar en un cazo. En cuanto rompa a hervir le añadimos la gelatina bien escurrida, removemos hasta que se deshaga por completo y repartimos en un molde de silicona previamente engrasado. Dejamos que se enfríe y lo llevamos a la nevera un par de horas hasta que se cuaje. Desmoldamos y listo. Ya tenemos una golosina rica y muchísimo más sana que las que se compran.


lunes, 1 de junio de 2020

Muffins de pera y jengibre


Esta es una de las recetas que más me gusta del libro de la cocina de Nigella Lawson. Los he hecho en varias ocasiones y siempre han sido un éxito así que aquí les dejo la receta. Los ingredientes que vamos a necesitar son:


Comenzamos tamizando la harina junto con la levadura y el jengibre en polvo en un bol. Añadimos el azúcar blanca y el azúcar moreno y mezclamos. En otro bol batimos los huevos junto con el yogur y el aceite. Incorporamos los ingredientes secos que teníamos en el otro bol y mezclamos hasta integrarlos. 

Finalmente añadimos los dados de pera y mezclamos. Repartimos la mezcla uniformente en los moldes para muffins. Espolvoreamos un poco de azúcar moreno sobre cada muffin y los llevamos al horno precalentado a 200º y los cocinamos durante 20 minutos. Una vez hechos los sacamos del horno y los dejamos enfriar sobre una rejilla, aunque he de reconocer que están más buenos cuando aún no están fríos del todo.


lunes, 25 de mayo de 2020

Almogrote


No se si les he comentado mi pasión por el queso. Viviendo en Canarias tengo la suerte de estar rodeada de algunos de los mejores quesos del mundo. Me gustan de todo tipo, suaves, ahumados, con pimentón, pero mi favorito es un buen queso curado, mientras más picón mejor. El almogrote es otro de mis vicios, un paté de queso muy típico de La Gomera. Desde que mi hermana me dio la receta de unos amigos de La Gomera se ha convertido en uno de mis imprescindibles. Para prepararlo vamos a necesitar:


Comenzamos poniendo las pimientas a remojo en agua caliente unos diez minutos. Pasado el tiempo quitamos las semillas y sacamos toda la carne de las pimientas y las ponemos en una picadura junto con el queso rallado, el pimentón y los dientes de ajo pelados. Incorporamos un buen chorrito de aceite y batimos hasta conseguir una pasta untuosa. Ya podemos disfrutar de este manjar.


lunes, 18 de mayo de 2020

Roscas con caramelo


El mismo día que vi la publicación de Loleta me puse manos a la obra para preparar estas riquísimas roscas dulces. Son un vicio así que el que avisa no es traidor si quieres saber cómo las hice toma nota de los ingredientes que vas a necesitar:


Comenzamos preparando las roscas. Yo las hago en el microondas. Pongo el millo en un bol grande de cristal y lo tapo con film trasparente. Lo pongo unos tres minutos y medio a máxima potencia (o hasta que exploten todos los granos) Abrimos con cuidado para no quemarnos con el vapor y vertemos sobre  una bandeja de horno cubierta con papel de hornear.


Para hacer el caramelo ponemos todos los ingredientes menos el bicarbonato en un caldero y lo llevamos a punto de ebullición mientras removemos para disolver el azúcar. Una vez rompa a hervir dejamos que se siga cocinando durante cuatro minutos sin remover. Finalmente le añadimos el bicarbonato y removemos rápidamente. Volcamos el caramelo sobre las roscas en la bandeja procurando repartirlo bien. 


Removemos para que todas as roscas tengan caramelo. Metemos la bandeja en el horno precalentado a 110º y a los diez minutos sacamos y removemos todas las roscas para que se sigan cubriendo de caramelo. Yo repetí este procedimiento dos veces más hasta conseguir que todas las roscas estén bien cubiertas de caramelo y las separé para que se enfriaran por completo. Ya lo he avisado, son un vicio!