lunes, 2 de mayo de 2016

Red velvet cheesecake con base de cookie.


Mis hermanas suelen pedirme muy a menudo que les prepare un red velvet (como éste que le hice a mi hermana Noemí por su cumple) así que para el cumpleaños de mi hermana pequeña le preparé este impresionante cheesecake. Para hacerlo vamos a necesitar:



Comenzamos preparando la masa de galletas por lo que en un bol mezclamos la mantequilla blanda con la leche, los dos azúcares, la vainilla y la harina. Batimos bien para que se integren todos los ingredientes y por último incorporamos las pepitas de chocolate. 


Forramos un molde de 18cm con papel para hornear y cubrimos el fondo con la masa de galleta. Lo metemos en la nevera mientras preparamos el cheesecake. En el bol de nuestra batidora ponemos el queso crema a temperatura ambiente junto con el azúcar y el sour cream y batimos hasta conseguir una masa cremosa. le añadimos el cacao tamizado y continuamos batiendo hasta incorporarlo.


Vamos incorporando a nuestra masa los huevos de uno en uno mientras continuamos batiendo y finalmente añadimos la vainilla y el colorante rojo. Sacamos el molde de la nevera y le añadimos la masa del cheesecake.


Llevamos el molde al horno precalentado a 180 grados y lo dejamos hornear durante una hora más o menos (o hasta que veamos que la tarta esta cocinada) lo dejamos enfriar completamente sin desmoldar y lo dejamos toda la noche en el frigorífico.


Al día siguiente lo desmoldamos y ya tenemos un delicioso cheesecake para compartir con la familia o los amigos (procurad tener gente en casa que sí no os lo comeréis de una sentada)


lunes, 25 de abril de 2016

Baingan bharta (curry indio de berenjena)


Esto es una especie de pisto de berenjenas pero al más puro estilo indio, o sea, cargado de especias, como nos gusta en casa. La receta está adaptada del blog de rico sin azúcar un blog que suelo consultar muy a menudo para prepararle cosas ricas a mi padre. En esta ocasión es una receta de verduras que nos ha encantado y para la cual vamos a necesitar:


Comenzamos preparando la berenjena para lo cual la lavamos y la partimos a lo largo por la mitad. Hacemos unos cortes en la carne de berenjena y la envolvemos en film trasparente. La llevamos al microondas a máxima potencia durante unos tres o cuatro minutos (dependiendo del tamaño de la berenjena) hasta que esté tierna y dejamos que se enfríe.


Picamos la cebolla y los dientes de ajo y los añadimos a una sartén con un chorrito de aceite. Sofreímos hasta que la cebolla se vuelva traslúcidas y le añadimos los tomates cortados en trozos (sin pelar) 


Dejamos que el agua que suelta los tomates reduzca un par de minutos antes de añadir todas las especias. Removemos bien y cocinamos a fuego bajo mientras troceamos la berenjena, la salpimentamos y la incorporamos a la sartén junto con los guisantes (yo los puse congelados ya que en un momento, con el calor se descongelan)


Dejamos que se cocine todo junto a fuego bajo unos cinco minutos y listo, ya tenemos este curry vegetariano listo para comer. Yo lo acompañé con un poco de arroz basmati y arroz salvaje pero se puede comer perfectamente solo, como entrante o preparar el pisto con algo de carne o pollo.

lunes, 18 de abril de 2016

Snikerdoodle.


Estas galletas son un vicio, son suaves y con un delicioso sabor a canela que las hace perfectas para una tarde de esas en las que se te apetece tirarte en el sofá a leer un buen libro. Para prepararlas vamos a necesitar...


Comenzamos tamizando el un bol la harina, el cremor tártaro y el bicarbonato y dejamos a un lado. En el bol de nuestra batidora continuamos batiendo el azúcar junto con la mantequilla blanda hasta que quede una masa cremosa. Incorporamos los ingredientes secos y mezclamos bien. 


Formamos bolitas de unos 20 gramos cada una y las rebozamos en la mezcla de azúcar y canela. Las colocamos sobre una bandeja de horno cubierta con papel para hornear y las aplastamos un poco con la palma de la mano. Dejamos espacio alrededor de cada una porque en el horno crecen (yo las hice en tandas de 9) 


Las metemos en el horno precalentado a 175ª durante unos ocho minutos o hasta que comiencen a dorarse. Las sacamos y dejamos que reposen en la bandeja un par de minutos antes de pasarla o una rejilla para que se enfríen completamente. Ya tenemos un montón de galletas para disfrutar de esas tardes de morriña en el sofá.


lunes, 11 de abril de 2016

Panna cotta de turrón.


Esta receta la tengo guardada del blog Manzana y canela y como aún tengo turron de las pasadas Navidades le voy dando salida con recetas tan deliciosas y sencillas como ésta. Para preparar esta rica panna cotta vamos a necesitar:


Comenzamos hidratando la gelatina en un bol con un poco de agua fría. Trituramos el turrón y lo ponemos en un cazo junto con la nata, la leche y el azúcar. Lo calentamos a fuego medio sin dejar de remover y lo retiramos del fuego en cuanto comience a hervir. 


















































Escurrimos bien la gelatina y la añadimos al cazo. Removemos bien para que se deshaga y repartimos la crema en los vasitos en los que vayamos a presentar la panna cotta. Dejamos atemperar los vasitos y en cuanto ya no estén calientes los metemos en la nevera al menos cuatro horas para que se cuajen.


Una vez cuajada preparamos la salsa de chocolate y para ello ponemos nata en un cazo y cuando comience a hervir la apartamos del fuego y le añadimos el chocolate troceado. Removemos bien hasta que el chocolate se derrita por completo.


Vertemos la salsa de chocolate sobre cada panna cotta y volvemos a llevarlo a la nevera para que coja consistencia. Justo antes de servir lo decoramos con unos granitos de almendra crocante y listo ya tenemos un postre sencillo con el que dar salida a ese turrón que nos ha sobrado de la Navidad.


viernes, 8 de abril de 2016

Tarta de calabacín, millo y champiñones.


Esta es una forma sencilla y deliciosa de comer verdura y podemos preparar este plato como un entrante o como acompañamiento. Para prepararla vamos a necesitar:


Comenzamos laminando los calabacinos en rodajas no demasiado finas. Las pasamos por la plancha y reservamos en un plato mientras vamos preparando el resto de ingredientes.


Cortamos las chalotas y las ponemos en una sartén con un poco de aceite de oliva. Mientras se van dorando lavamos y cortamos los champiñones en láminas. Los incorporamos a la sartén y seguimos salteando.


Salpimentamos e incorporamos el millo dulce. Engrasamos un molde apto para horno y cubrimos el fondo con láminas de calabacín asado. Añadimos la mitad de los champiñones, chalotas y millo. Hacemos otra capa de calabacinos y cubrimos con el resto de chalotas, champiñones y millo. 


Batimos los huevos junto con un chorrito de leche y le añadimos el orégano, el tomillo y el queso. Incorporamos la mezcla al molde y lo llevamos al horno precalentado a 200º durante veinte minutos. Ya tenemos lista la tarta. Podemos comerla caliente o fría, de los dos modos está buenísima.


miércoles, 6 de abril de 2016

Chocolate sour cream bundt cake sin azúcar.


Ya sabéis que mi padre es diabético y cada vez que hay alguna celebración en casa le preparo algún postre especial para él. Este bundt cake se lo preparé por su santo y fue todo un éxito. Para prepararlo vamos a necesitar:


Comenzamos poniendo en un cazo el cacao en polvo sin azúcar (yo uso de la marca Valor) junto con la mantequilla y el agua y lo ponemos a calentar a fuego medio. Vamos removiendo hasta que todos los ingredientes se integren y no nos queden grumos. Apartamos del fuego y dejamos reposar.


Mientras ponemos la harina, la tagatosa (que podemos sustituir por 300 gramos de azúcar) y el bicarbonato en el bol de la batidora y mezclamos bien. Añadimos la mitad de la mezcla de agua, cacao y mantequilla y removemos bien para que no nos queden grumos.


Añadimos la otra mitad a la mezcla anterior y seguimos batiendo. Incorporamos los huevos de uno en uno ( no añadimos el otro huevo hasta que el primero esté completamente incorporado a la mezcla) Finalmente incorporamos el sour cream y el extracto de vainilla y batimos con cuidado porque la masa es bastante líquida.


Engrasamos nuestro molde de bundt cake con spray desmoldan y vertemos la masa en el molde. Lo llevamos al horno precalentado a 175º durante unos cuarenta minutos o hasta que al pinchar el bizcocho el palillo nos salga limpio.


Sacamos el molde del horno y lo dejamos atemperar unos diez minutos antes de desmoldar el bizcocho sobre una rejilla para que se termine de enfriar por completo. Una vez frío preparamos el glaseado.


Fundimos el chocolate sin azúcar junto con una cucharada de mantequilla y un par de cucharadas de leche. Cuidado co el tiempo del chocolate en el microondas que se quema muy fácilmente, es preferible hacerlo poco a poco, de treinta en treinta segundos y removiendo bien.


Cubrimos la parte superior del bundt cake con el glaseado y listo. Ya podemos hacer felices a los diabéticos de la familia, que seguro que lo agradecen un montón.



lunes, 4 de abril de 2016

Pollo Kung Pao.


Ya sabéis que la comida asiática nos encanta así que suelo probar varias recetas que voy encontrando en pinterest, mi tablero de comida asiática está lleno a rebosar. Una de estas recetas es este delicioso pollo kung pao. La primera vez que lo preparé fue para una reunión de bloggers de Las Palmas y fue todo un éxito. Para prepararlo vamos a necesitar:


Comenzamos añadiendo una cucharada de aceite en el Wok y lo ponemos a calentar. Incorporamos el pollo cortado en dados y salteamos un par de minutos hasta que el pollo esté completamente hecho. Sacamos el pollo a un plato y reservamos.


Añadimos otra cucharada de aceite al Wok e incorporamos los pimientos y las cebollas troceados junto con el ajo, los manises (cacahuetes) y la guindilla picada finamente (yo le quito las semillas para que no pique tanto) Vamos removiendo hasta que las verduras se cocinen.


Mientras tanto vamos preparando la marinada y para ello mezclamos en bol todos los ingredientes y removemos bien hasta que se integren. Incorporamos la marinada al Wok y removemos hasta que espese. Finalmente añadimos el pollo que habíamos cocinado y dejamos que todos los sabores se mezclen. Retiramos del fuego y le añadimos un poco de sésamo negro para decorar. Este pollo es el acompañamiento perfecto para un arroz con zanahoria y cebolleta. Simple y delicioso.