lunes, 20 de abril de 2015

Solomillo ibérico con manzana y mostaza


Ya sabía yo que esta receta de Laura, de Sano y de rechupete me iba a encantar. Y como bien dice el nombre de su blog, esto está de rechupete. Un plato sencillo y delicioso en el que combinamos el dulzor de las manzanas con unos solomillos ibéricos que quitan el sentío. Para prepararlo vamos a necesitar:


Comenzamos cortando el solomillo en medallones gruesos. Los pasamos por la maicena y los doramos por ambos lados en una sartén alta o cazuela con el aceite de oliva. Reservamos los medallones de solomillo.


En la misma sartén añadimos la cebolla cortada en juliana y cuando esté transparente le añadimos la manzana pelada, descorazonada y cortada en gajos, Doramos la manzana para que se caramelice. Añadimos el caldo caliente y rascamos el fondo de la sartén para que nos ayude a espesar la salsa.


Incorporamos los solomillos, las hojas de laurel y la cucharada de mostaza antigua. Removemos con cuidado y una vez comience a hervir bajamos el fuego, salpimentamos y lo dejamos cocinando durante unos quince minutos. Vigilaremos el guiso por si nos hace falta añadirle algo más de caldo. Ya tenemos un plato delicioso preparado en menos poco más de media hora.


miércoles, 15 de abril de 2015

Galletas de mantequilla de cacahuete y M&M´s


Mi marido adora la mantequilla de cacahuete así que cuando vi esta receta en el blog de Alma supe que iban a ser de sus favoritas y no me equivoqué. Son deliciosas así que aquí van los ingredientes que vamos a necesitar.


Combinamos el azúcar blanca y el moreno y lo batimos junto con la mantequilla hasta que todos los ingredientes se integren. Incorporamos la mantequilla de cacahuete y continuamos batiendo mientras incorporamos el huevo y el extracto de vainilla.


Añadimos la harina y el bicarbonato tamizados y terminamos de batir cuando se hayan incorporado. Finalmente echamos en la mezcla un buen puñado de M&M´s (reservamos unos pocos para decorar cada galleta) y removemos con una espátula para que no se rompan.


Formamos bolitas con ayuda de una cuchara y las ponemos en una bandeja de horno cubierta con papel para horno. Lo llevamos a la nevera durante al menos media hora antes de meterlas en el horno. Para que los M&M´s se vean ponemos algunos sobre cada galleta.


Metemos las galletas en el horno precalentado a 180º durante unos diez minutos más o menos o hasta que veamos que comienzan a dorarse. Las sacamos del horno y las dejamos reposar unos diez minutos en la bandeja antes de pasar las galletas a una rejilla para que se enfríen totalmente. Listo, ya tenemos unas galletas perfectas para compartir con los niños, o no tan niños.


lunes, 13 de abril de 2015

Sheperd´s pie


Tenía esta receta pendiente de publicar desde hace bastante tiempo y es que desde que vi este delicioso pastel en un programa de Gordon Ramsey supe que no iba a tardar en prepararlo y ya casi ha pasado un año y aún estaba dando vueltas por la bandeja de borradores. Es delicioso, con un sabor potente que no te dejará indiferente así que ahí van los ingredientes que vamos a necesitar para este típico pastel inglés.


Comenzamos dorando la carne en una sartén con un chorrito de aceite. Cuando haya cambiado de color añadimos los ajos prensados junto con la cebolla cortada en cuadraditos y la zanahoria cortada en bastones finos (si no os gusta mucho la zanahoria podéis rayarla)


A Continuación incorporamos el tomate concentrado, las dos cucharadas de salsa Worcestershire y un toque de tomillo y romero picados finamente. Añadimos el vino y dejamos que el alcohol se evapore antes de incorporar el caldo.


Una vez incorporado el caldo de pollo mezclamos bien y llevamos a ebullición antes de bajar el fuego y dejar que se evapore el líquido y se espese el relleno de nuestro pastel de carne.


Mientras tanto vamos haciendo el puré de papas con parmesano y para ello trituramos las papas hervidas con un pasapuré y las mezclamos con dos yemas de huevo, una cucharada de mantequilla y dos cucharadas de queso parmesano rayado. Lo mezclamos todo bien para que quede un puré suave y cremoso.


Vertemos la carne en un molde apto para horno y la cubrimos con una generosa capa de puré de papas. Rayamos un poco más de queso parmesano por encima y lo llevamos al horno precalentado a 200º durante unos veinte minutos. Lo sacamos y lo dejamos reposar unos diez minutos antes de servir.


Ya tenéis listo un plato delicioso con el que sorprenderéis a todos los que se sienten en vuestra mesa. Probadlo y ya me contaréis qué os ha parecido.


miércoles, 8 de abril de 2015

Parfait de brownie, mousse de chocolate y caramelo salado


¿Qué es un parfait? Pues algo perfecto y no me diréis que esto no es perfecto. Eso si, ni lo miréis si estáis a dieta porque sólo con las fotografías ya van 100 calorías!! Lo cierto es que merece la pena almorzar una simple ensalada para poder comernos esta bomba calórica de postre.


Este postre tiene tres elaboraciones. La primera es hacer un delicioso brownie y para ello he utilizado mi receta estrella (podéis verla pinchando aquí) Lo hacemos de un día para otro y así lo dejaremos enfriar completamente, yo creo que de un día para otro está más bueno y se intensifica el sabor a chocolate.


La segunda elaboración es la del mousse de chocolate, que también haremos el día anterior para que se enfríe bien. Tengo mi receta de mousse de chocolate publicada aquí, pero si tenéis otra favorita o queréis sustituir la mousse por helado de chocolate seguro que queda igual de bien.


La tercera y última elaboración es hacer la salsa de caramelo salado. Para ello ponemos 75g de azúcar blanca en un cazo al fuego para hacer caramelo. Cuando no se vean los granos de azúcar y tenga un color marrón claro añadimos 100ml de nata líquida (cuidado que salta y quema mucho) Removemos bien con una cuchara de madera y lo dejamos cocinar un par de minutos. Cuando lo retiremos del fuego añadimos una cucharadita de mantequilla y media cucharadita de sal gruesa. Para montar el postre simplemente rellenamos un vaso o una copa con capas de brownie, mousse de chocolate y salsa de caramelo. Para rematar añadimos un poco de chocolate fundido, de salsa de caramelo y unas migas de brownie.


No me diréis que podéis saltaos la dieta por este postre, yo lo haría con los ojos cerrados.

lunes, 6 de abril de 2015

Pasta con bacon, espárragos y tomates cherry.


Me sobraron unas puntas de espárragos trigueros de esta deliciosa crema de espárragos trigueros así que mirando lo que tenía en la nevera me decidí a hacer este sencillo plato de pasta (ya sabemos que a la pasta le va casi cualquier cosa). Para prepararla vamos a necesitar:


Ponemos una olla con agua y sal a hervir. Mientras tanto cortamos las lonchas de bacon y las doramos en una sartén sin aceite. Las hacemos hasta que queden bien crujientes. Las sacamos a un plato con papel absorbente para que se elimine la grasa sobrante.


Picamos la cebolla pequeñita y la ponemos en la sartén con la grasa del bacon y una pizca de aceite. Sofreímos la cebolla hasta que esté trasparente y añadimos las puntas de espárrago previamente escaldadas y los tomates cherry enteros.


Hervimos la pasta el tiempo recomendado por el fabricante. Mientras tanto hacemos la salsa poniendo a hervir la leche evaporada con el queso de cabra desmenuzado. Removemos bien hasta que se deshaga el queso y espese la salsa.


Escurrimos la pasta y le añadimos la cebolla, el bacon, las puntas de espárrago y los tomates cherry. Servimos en un plato, le añadimos pimienta recién molida y salseamos con un poco de salsa de queso de cabra. Listo, ya tenemos un plato de pasta delicioso y sencillo.

miércoles, 1 de abril de 2015

Bizcocho de manzana con crumble de canela


A mi madre le encanta la manzana, suele preparar muy a menudo compota de manzana y yo de vez en cuando le hago tarta de manzana. Se me apetecía hacer un bizcocho bien cargado de manzana y que quedara muy jugoso y con esta receta he acertado de lleno. Para prepararla vamos a necesitar:


Comenzamos preparando el crumble y para ello ponemos todos los ingredientes en un bol y mezclamos con las manos hasta conseguir una pasta arenosa. Reservamos.


Para el bizcocho batimos la mantequilla derretida con el azúcar y cuando esté cremosa añadimos los huevos de uno en uno. Tamizamos la harina junto con la levadura y el bicarbonato y añadimos un tercio a nuestra batidora. Incorporamos la mitad de buttermilk (podemos hacerla mezclando la leche con una cucharadita de zumo de limón, removemos y dejamos reposar diez minutos)


Añadimos otro tercio de la mezcla de harina, levadura y bicarbonato y cuando esté totalmente incorporada echamos el resto de buttermilk junto con la vainilla. Batimos y añadimos el resto de la harina. Pelamos, descorazonamos y cortamos en cuadradillos las manzanas y se las incorporamos.


Vertemos la masa en un molde engrasado y lo cubrimos con el crumble de canela que teníamos preparado. Lo metemos en el horno precalentado a 175º durante una hora o un poco más, dependiendo de cada horno (si vemos que se nos dora mucho la parte superior antes de terminar de cocinarse podemos cubrirla con papel de plata)


Debemos tener en cuenta que al tener tanta manzana queda muy jugosa y parece que no se ha terminado de cocinar ya que el centro tiembla un poquito pero esto es normal. Ya tenemos un bizcocho muy jugoso con una cobertura crujiente.


lunes, 30 de marzo de 2015

Bocaditos de portobello, gruyere y manzana caramelizada


No me diréis que no tiene una pinta de lo más apetecible. Éste es un aperitivo que podemos tener preparado en poco tiempo y con el que sorprenderemos a más de uno. No tiene la más mínima complicación y seguro que a más de uno se le hace la boca agua al verlos. Son perfectos como aperitivo en Navidad o como entrante en una cena con amigos. Aquí van los ingredientes que vamos a necesitar.


Cortamos las cebollas en tiras finas y las rehogamos en un chorrito de aceite de oliva. Cuando estén bien fritas las ponemos en un bol grande y reservamos. Cortamos los portobello en láminas finas y los doramos un par de minutos en la misma sartén que usamos para freír la cebolla.


Reservamos los champiñones en el bol junto a las cebollas. Cortamos la manzana en cuadraditos y la ponemos en una sartén con la cucharada de mantequilla y la de azúcar y dejamos que se caramelice completamente.


Incorporamos la manzana caramelizada al bol con la cebolla y los portobello. Le añadimos el queso gruyere rallado y cebollino picado. Removemos bien para que todos los ingredientes se impregnen de queso rallado.


Cortamos el hojaldre en cuadraditos y lo colocamos en una bandeja de horno cubierta con papel para hornear. Pintamos los cuadrados de hojaldre con huevo batido y le añadimos una cucharada de relleno en el centro. Lo metemos en el horno precalentado a 240º durante unos quince minutos o hasta que veamos que el hojaldre se ha cocinado y tiene un bonito color dorado. Ya los tenemos listos para servir. Tanto calientes como fríos están buenísimos.