lunes, 24 de abril de 2017

Bundt cake de dulce de leche.


Éste es un bizcocho que nos encanta, queda muy jugoso y es muy fácil de hacer. Está tan bueno que fue uno de los regalos que le hice a una amiga para el día de su boda, adivináis qué fue lo único que comió antes del banquete? Si, me confesó que era lo único que le apetecía. Para prepararlo vamos a necesitar:


Comenzamos precalentando el horno a 170º con la función de ventilador. Batimos la mantequilla a temperatura ambiente junto con el azúcar hasta conseguir una masa cremosa. Añadimos los huevos de uno en uno (no añadimos otro nuevo hasta que el anterior esté bien incorporado a la masa) Incorporamos el dulce de leche y el extracto de vainilla y continuamos batiendo hasta que se integren bien los ingredientes.


Tamizamos la harina, la levadura y la sal y añadimos un tercio de la mezcla a la masa mientras batimos a velocidad baja. Incorporamos la mitad de la buttermilk y seguimos batiendo para añadir otro tercio de la mezcla de harina. Terminamos con lo que queda de buttermilk y cuando esté integrado incorporamos el resto de harina. Vertemos en el molde engrasado (yo uso spray desmoldante) y lo llevamos al horno entre 50 y 60 minutos o hasta que pinchemos y el pillo salga limpio.


Una vez fuera del horno lo dejamos atemperar en el molde unos diez minutos antes de desmoldarlo sobre una rejilla para que termine de enfriarse. Ya tenemos un bizcocho con el que disfrutar.

lunes, 17 de abril de 2017

Cheesecake de chocolate sin azúcar


Mi padre era bastante goloso y como era diabético me las tenía que ingeniar para tenerlo contento con postres sin azúcar. De vez en cuando le hacía alguna tarta y si era con chocolate, mejor. Para preparar este cheesecake vamos a necesitar:


Comenzamos preparando la base de la tarta y para ello trituramos las galletas y las mezclamos con la mantequilla fundida hasta conseguir una textura de arena mojada. Si no tenéis galletas de chocolate podemos hacerlo con galletas sin azúcar tipo digestive y añadirles una cucharada de cacao en polvo sin azúcar. Rellenamos la base de nuestro molde con las galletas y presionamos con una cuchara o con el fondo de un vaso plano para compactar la base de la tarta. Lo dejamos en la nevera.


Para el relleno fundimos ambos chocolates al baño maría o en el microondas. Mientras tanto batimos el queso crema junto con el café y la tagatosa (si podemos comer azúcar sustituimos la tagatosa por 45 gramos de azúcar y las galletas y los chocolates los usamos con azúcar) Incorporamos los chocolates fundidos y batimos hasta conseguir una mezcla cremosa.


Montamos la nata y la mezclamos con la crema de chocolate y queso con movimientos envolventes para que la nata no se nos baje. Rellenamos el molde de la tarta y lo dejamos en la nevera al menos 6 horas. Yo lo dejo de un día para otro. Una vez desmoldemos la tarta podemos decorarla con un poco de chocolate negro fundido. Ya tenemos un postre que pueden disfrutar todos.


lunes, 10 de abril de 2017

Rollitos vietnamitas con salsa satay


Hace unos años visitamos Vietnam y nos enamoramos del país, no sólo por los impresionantes paisajes sino por su gastronomía. Ya sabéis que me encantan los sabores exóticos y estos rollitos son tan sencillo y están tan buenos que suelo prepararlos muy a menudo. Lo bueno es que son muy versátiles ya que los podemos rellenar con infinidad de ingredientes. Para hacerlos vamos a necesitar:


Comenzamos preparando la salsa y para ello mezclamos en un bol grande todos los ingredientes salvo el agua caliente. Mezclamos con la ayuda de una batidora y vamos incorporando poco a poco el agua caliente hasta conseguir la textura de una crema no demasiado espesa. Reservamos.


Para hacer los rollitos empezamos cocinando los fideos vermichelli (son unos fideos de arroz muy finos) según las instrucciones del fabricante. Mientras tanto cortamos un par de hojas de col lombarda muy finamente. Escurrimos los fideos y los remojamos con agua fría para cortar la cocción. Pelamos y picamos la zanahoria en bastones finos y cortamos el pepino, sin pelarlo y sin las pepitas, del mismo tamaño que la zanahoria.


Para formar los rollitos ponemos un paño limpio sobre la zona de trabajo. Sumergimos una oblea de papel de arroz en agua fría unos segundos. La quitamos el exceso de agua con el paño y comenzamos a rellenarlo. Ponemos un poco de col lombarda, un montoncito de fideos, unos bastones de zanahoria y de pepino en la parte inferior de la oblea. Por delante ponemos los langostinos pelados (dos o tres por rollito) y añadimos un poco de sésamo, unas rodajas de cebolleta y una pizca de sal.


Dobla el extremo dela oblea hacia adentro y cierra por ambos lados. Enrolla sobre sí mismo apretando para que nos quede un pollito bien compacto. Ya tenemos el primer pollito. Es una receta muy sencilla y con múltiples posibilidades ya que podemos añadir o quitar los ingredientes que queramos. Podemos ponerle aguacate, cangrejo, puerro, manzana, cilantro, chile, ... Ya veis que las posibilidades son muchas. Y en cuanto a la salsa podemos hacer una mahonesa de wasabi o simplemente mojarlos en salsa de soja. Otro día os traigo la versión frita, que es la que aprendí a hacer en Vietnam.

lunes, 3 de abril de 2017

Tarta de oreos y chocolate blanco


Esta tarta ya la he hecho un par de veces, a mi sobrino le encanta así que se la preparé para su cumpleaños y desde entonces me la pide muy a menudo (y eso que no es goloso!!) Es muy fácil de preparar así que ahí van los ingredientes que necesitaremos para hacerla:


Comenzamos preparando la base y para ello trituramos las galletas y le añadimos la mantequilla derretida. Mezclamos bien y cubrimos en fondo de un molde desmoldable con esta mezcla. Presionamos con el fondo de un vaso hasta conseguir una capa bien compacta. Llevamos a la nevera.


Para preparar el relleno ponemos las hojas de gelatina en remojo con agua fría. En un bol ponemos el chocolate blanco a fundir con una cucharada de leche. Yo lo fundo en el microondas, le pongo un minuto, lo saco y lo remuevo bien hasta que se funda (si vemos que aún quedan trozo lo volvemos a meter en el microondas veinte segundos)


Con ayuda de una batidora eléctrica ponemos a montar la nata. Mientras tanto escurrimos las hojas de gelatina y las incorporamos al chocolate caliente. Removemos hasta que se disuelva del todo. Incorporamos la leche condensada y mezclamos bien para que se incorporen todos los ingredientes.


Añadimos esta mezcla a la nata montada y mezclamos con cuidado, con movimientos envolventes. Cubrimos la base de oreos con esta crema y alisamos la capa superior. Dejamos la tarta en la nevera unas ocho horas hasta que la crema se cuaje perfectamente. 


Yo siempre la hago uno o dos días antes de consumirla y he de decir que a los dos días está aún mejor. Para servirla desmoldamos la tarta y decoramos con mini galletas oreo. Ya tenemos tarta lista para disfrutar.


lunes, 27 de marzo de 2017

Calamares en salsa


Los calamares en salsa eran uno de mis platos favoritos de pequeña. Como siempre digo, cada maestreo tiene su librillo y aquí os traigo la receta que siempre se ha hecho en mi casa, como la preparaba mi madre. Pra hacer este delicioso plato vamos a necesitar:


En una cazuela grande ponemos un chorrito de aceite de oliva y cuando esté bien caliente vamos friendo los calamares en tandas (yo lo he hecho de cuatro veces) Lo hago así porque los calamares sueltan agua y si los echo todos juntos terminarían por cocerse en vez de freírse. Reservamos en un plato.


En la misma sartén ponemos las cebollas bien picaditas junto con una cucharadita de tomillo, una hoja de laurel y sal y pimienta. Cuando estén blandas le añadimos los pimientos y el diente de ajo. Dejamos que se cocinen bien e incorporamos el tomate triturado. Cuando la fritura esté cocinada añadimos medio vaso de vino blanco y dejamos que se consuma.


Incorporamos los calamares fritos y las papas troceadas. Cubrimos con agua y dejamos que se cocine hasta que las papas estén hechas y la salsa espesa. Ya tenemos un delicioso plato para disfrutar con la familia y una buena barra de pan.


lunes, 20 de marzo de 2017

Panna cotta de café y crema de mascarpone sin azúcar


Mi padre era diabético y muy goloso así que solía prepararle muy a menudo postres para que no echara tanto de menos el dulce. Hace ya tiempo que le hice esta panna cotta de café con mascarpone y le encantó. Si podemos comer azúcar simplemente tenemos que doblar las cantidades de tagatosa y sustituirla por azúcar. Para prepararla vamos a necesitar:


En un bol ponemos la gelatina a hidratar con 100 mililitros de leche fría. En un cazo ponemos a calentar el resto de leche y la tagatosa (o el azúcar) hasta que se disuelva. Retiramos del fuego y le añadimos la gelatina, el extracto de vainilla y el café y removemos hasta mezclar todos los ingredientes. Repartimos en vasos o copas, cubrimos con film trasparente y dejamos enfriar en la nevera al menos cinco horas (mejor toda la noche).


Para la crema de mascarpone batimos la nata junto con el mascarpone, la tagatosa y el extracto de vainilla hasta conseguir picos suaves. Lo llevamos a la nevera para que coja cuerpo. Decoramos las panna cotta con la crema de mascarpone y a disfrutar.


lunes, 13 de marzo de 2017

Bundt cake de manzana y queso.


Mi hermana Sonia me suele encargar dos bundts cakes para celebrar su cumpleaños en el trabajo y éste es uno de los que le preparé. Para prepararlo vamos a necesitar:


Comenzamos preparando la crema de queso y para ello batimos el queso con la mantequilla y el azúcar hasta que quede cremosa. Incorporamos el huevo y el extracto de vainilla, batimos y finalmente añadimos las dos cucharadas de harina tamizadas. Mezclamos bien y dejamos aparte.


Ahora nos ponemos con la masa y para ello mezclamos en un bol la harina, ambos azúcares, el bicarbonato y las especias y mezclamos bien. Añadimos los huevos batidos, el zumo demandan, el aceite y la vainilla y batimos hasta que se incorporen todos los ingredientes. Finalmente incorporamos las pecanas y las manzanas cortadas en cuadradillos y removemos con una espátula.

Engrasamos el molde de bundt cake con spray desmoldante y añadimos la mitad de la mezcla del bizcocho. Ponemos la crema de queso y cubrimos con el resto de masa de bizcocho (no debemos rellenar el molde más de 3/4 partes) Introducimos una brocheta y hacemos remolinos para mezclar ambas masas. 

Metemos en el horno precalentado a 175º durante unos 75 minutos (hasta que al pinchar en el centro del bizcocho salga limpio) Una vez fuera del horno dejamos que se atempere quince minutos antes de desmoldar y dejar sobre una rejilla para que se enfríe por completo. Una vez frío podemos hacer el frosting para cubrir el bundt cake. 


Batimos el queso crema con el azúcar glass y la leche hasta conseguir una crema suave. Cubrimos el bundt cake y decoramos con unas cuantas pecanas. Ya hemos terminado!! Ahora solo queda disfrutar de esta delicia.