lunes, 13 de noviembre de 2017

Tarta de chocolate y mousse de coco


Esta es una tarta con una combinación de sabores deliciosa. Podemos hacerla helada en verano o como una tarta mousse en invierno, sea como sea está deliciosa. para prepararla vamos a necesitar:


Comenzamos haciendo el bizcocho de chocolate. Batimos la mantequilla blanda con el azúcar glass tamizada hasta que blanquee y quede esponjosa. Mientras hervimos el agua y la mezclamos con el azúcar moreno y el cacao sin azúcar. Mientras tanto vamos añadiendo el huevo a la mezcla de mantequilla y azúcar glass. Incorporamos la mitad de los ingredientes secos tamizados (harina, levadura y bicarbonato) y batimos hasta que se mezclen. 


Añadimos el agua con el azúcar y el cacao, batimos y finalmente incorporamos el resto de los ingredientes secos. Batimos bien y lo vertemos en un molde engrasado. Lo llevamos al horno precalentado a 180º durante una media hora. Esto dependerá del molde que usemos ya que si usamos unos redondo pequeño para hacer un bizcocho más alto necesitaremos algo más de tiempo. Una vez fuera del horno lo dejamos enfriar unos 10 minutos antes de desmoldarlo para que se enfríe completamente.


Ahora toca hacer la mousse de coco y para ello ponemos a hidratar las hojas de gelatina en agua fría. Ponemos en un cazo la leche de coco con la mitad del azúcar y calentamos hasta que se disuelva. Apagamos el fuego y le añadimos las hojas de gelatina escurridas. Removemos bien para que se mezclan y no queden grumos. Dejamos templar un rato para que pierda el calor.


Con ayuda de una batidora eléctrica montamos la nata con la otra mitad del azúcar. Una vez esté fría la leche de coco, añadirle con movimientos envolventes la nata montada hasta que quede bien integrada. Si el bizcocho nos ha quedado muy alto cortamos un disco para usar como base de la tarta y lo ponemos en el molde. Vertemos la mousse sobre la base de bizcocho y alisamos la parte superior. Llevamos a la nevera y dejamos que se enfríe al menos ocho horas.


Si no tenemos ganas de hacer el bizcocho para la base podemos hacerla con galletas trituradas con mantequilla (podemos usar galletas oreo o digestive) Para decorar cortamos trocitos de chocolate negro con ayuda de un pelador y listo. Como comenté al principio podemos congelarla para tomarla como tarta helada o simplemente mantenerla en el frigo.


lunes, 6 de noviembre de 2017

Ensalada de Kale y granada con vinagreta de naranja y jengibre


En casa somos muy de ensaladas, es un plato versátil en el que puedes combinar un montón de ingredientes y jugar con los sabores. Lo curioso de esta ensalada es la vinagreta ya que nunca había probado esta combinación y he de decir que nos ha encantado. Para prepararla vamos a necesitar:


Comenzamos preparando la ensalada y para ello lavamos y picamos el kale y los tomates cherry. Añadimos gajos de naranja, granos de granada, almendras tostadas y una buena cucharada de semillas de chía. Aquí podemos jugar con los ingredientes que tengamos en la nevera y añadir o quitar elementos a nuestra ensalada.


Para preparar la vinagreta trituramos los gajos de media naranja junto con el zumo de naranja, el aceite de oliva virgen extra y una cucharada de jengibre fresco rallado. Salpimentamos la ensalada y le añadimos la vinagreta en el momento en que vayamos a consumirla. Ya tenemos un primer plato sencillo y delicioso con el que sorprender en casa.


lunes, 30 de octubre de 2017

Oreo cheesecake


Mi sobrino no es mucho de dulces pero le encantan las Oreo por lo que para su cumpleaños siempre le hago una tarta con estas galletas. Este año tocó una deliciosa cheesecake sin hornear que fue todo un éxito por lo que les animo a probarla. Para hacerla vamos a necesitar:


Lo primero que haremos es  la base de la tarta, para ello trituraremos las galletas oreo en un triturador de alimentos. Una vez que las tengamos trituradas añadimos la mantequilla fundida, mezclamos bien y extendemos sobre la base del molde (yo he usado uno desmontable de Lekue), con la base de un vaso plano aplastamos y nivelamos bien la base de nuestra tarta y reservamos en la nevera mientras preparamos el relleno.


Ponemos el queso crema en un bol, empezamos a batir con una batidora eléctrica, primero a velocidad suave y luego un poco más rápido, añadimos el azúcar en forma de lluvia y el extracto de vainilla, seguimos batiendo un poco más. Luego añadimos la nata bien  fría y batimos hasta que quede bien montada.


Partimos en trozos las galletas oreo, no excesivamente pequeñas para que se noten en la tarta, las ponemos en la mousse y mezclamos con movimientos envolventes para  que no se baje. Pasamos la mousse al molde que tenemos preparado con la base y repartimos bien por todos lados dejando la parte superior lisa. Llevamos a la nevera al menos ocho horas para que la tarta se enfríe bien.


para decorar preparamos una ganaché fundiendo el chocolate junto con la nata. Dejamos que se atempere. Desmoldamos la tarta y cubrimos con la ganaché. Dejamos que caiga chocolate por los bordes de la tarta. Terminamos la decoración con un poco de nata montada y mini oreos. Listo!


lunes, 23 de octubre de 2017

Baklava


La Baklava es un dulce típico de la cocina turca aunque no solo lo encontramos en la gastronomía de este país sino en todo el Oriente Medio. Es un dulce delicioso y nada complicado de hacer para endulzarnos una tarde en la que tengamos ganas de viajar a través de los sentidos. Para prepararla vamos a necesitar:


Comenzamos preparando el almíbar y para ello pon los todos los ingredientes en un cazo y lleva a ebullición la mezcla a fuego suave. Una vez que empiece a hervir, y con el fuego muy suave, déjalo unos minutos, retira del fuego y reserva. Picamos los frutos secos con el chocolate con la ayuda de un robot de cocina. Podemos usar los frutos secos que más nos gusten como nueces, almendras, avellanas, ... pero hemos de tener en cuenta a la hora de picarlas no dejarlas muy pequeñas para que se noten los trocitos. En un bol mezclamos los frutos secos triturados junto con la canela, la nuez moscada y el azúcar moreno.


Cortamos las láminas de masa filo del tamaño del molde que vayamos a usar. Derretimos la mantequilla en el microondas y pincelamos el molde. La pasta filo se seca con mucha rapidez así que mientras vamos trabajando con ella la envolvemos en un paño húmedo. Cogemos una lámina de pasta filo y la pincelamos con un poco de mantequilla derretida. 


Colocamos la lámina pincelada en el molde dejando la cara pintada hacia arriba y repetimos el proceso hasta tener ocho capas de pasta filo. Cubrimos con la mitad del picadillo de frutos secos y la cubrimos por una lámina de pasta filo pincelada de mantequilla por ambas caras. Sobre esta lámina colocamos otras tres pinceladas sólo por la parte superior y volvemos a cubrir con el resto del picadillo de frutos secos. Colocamos una capa de pasta filo pincelada por ambas caras y siete más pinceladas sólo por la cara superior.


Con un cuchillo bien afilado cortamos la baklava en cuadrados sin llegar hasta el fondo, sólo cortando hasta llegar a la primera capa de frutos secos. Lo metemos en el horno precalentado a 180º durante un total de 45 minutos de los que los últimos 25 minutos hornearemos la baklava cubierta con papel de aluminio para que no se nos queme. La sacamos del horno y la dejamos atemperar 5 minutos antes de bañarla con el almíbar que habíamos preparado previamente. Podemos comerla tibia o fría, como más nos guste. Es irresistible!


lunes, 16 de octubre de 2017

Fesenjan.


Éste es uno de nuestros platos favoritos de la cocina persa. Lo comimos en varias ocasiones en nuestro viaje a Irán y me enamoré de su sabor. Es un plato perfecto para una comida familiar, no se tarda mucho en hacerlo y está delicioso. Para prepararlo vamos a necesitar:


Este plato se prepara con melaza de granada pero como no es fácil de encontrar prepararemos la nuestra. Ponemos el zumo de granada en un caldero pequeño y lo ponemos fuego alto hasta que rompa a hervir. Bajamos el fuego y le añadimos un chorrito de zumo de limón y una pizca de sal. Lo dejamos reducir durante unos 45 minutos hasta que espese bastante. Lo dejamos enfriar.


En una sartén grande ponemos una cucharada de aceite de oliva y doramos el pollo cortado en cubitos. Reservamos el pollo y en la misma sartén cocinamos la cebolla bien picada. Una vez la cebolla esté traslúcida añadimos el pollo y salpimentamos.


Incorporamos el caldo de pollo y cuando rompa a hervir reducimos el fuego a la mitad y le añadimos la melaza de granada, la miel, la cúrcuma, la nuez moscada (mejor si es recién rallada) y la canela. Picamos las nueces muy pequeñitas (yo las pico con la trituradora) y las añadimos a la sartén.


Dejamos que se cocine unos veinte minutos, hasta que el caldo se consuma y nos quede una salsa espesa. Probamos y rectificamos de sal. Justo antes de servir decoramos con granos de granada y perejil fresco bien picado. Servimos con arroz y listo.


Aquí tenéis un resumen de un viaje que nos encantó. Irán, además de los miles de lugares que tiene para visitar, tiene un tesoro del que muy pocos han oído hablar. Su gente, no me he encontrado gente tan maravillosa como la iraní en ningún lugar del mundo, son tan hospitalarios que te hacen sentir como en casa. 

lunes, 9 de octubre de 2017

South Africa milk pie


Esta cremosa tarta de leche es típica de Sudáfrica. Sus orígenes son holandeses y se conoce como melktert. Los ingredientes solemos tenerlos en la despensa y no da mucho trabajo el prepararla así que les animo a prepararla. Para ello vamos a necesitar:


Comenzamos preparando la masa y para ello engrasamos un molde, lo cubrimos con la masa quebrada y pinchamos con un tenedor. Precalentamos el horno a 180º y cubrimos la masa con papel para horno. Rellenamos con garbanzos, judías o arroz para que nos haga peso y cocinamos la masa unos quince minutos. Retiramos el papel de horno con el peso que hayamos puesto y cocinamos otros cinco minutos hasta que la masa esté dorada.


Mientras tanto preparamos el relleno y para ello batimos los huevos junto con el azúcar, la maicena, la harina y la vainilla. Calentamos en un cazo la leche junto con la mantequilla para que ésta se derrita sin llegar a hervir. 


Retiramos del fuego y añadimos un poco de la leche caliente a la mezcla de los huevos y removemos bien antes de verterlo todo en el cazo. lo llevamos de nuevo al fuego y esperamos a que espese sin dejar de remover (no dejar que hierva en ningún momento) 


Una vez que está espeso lo vertemos en el molde de la tarta y lo dejamos enfriar antes de meterlo en la nevera toda la noche. Le espolvoreamos una cucharada de canela en el momento de servir y listo, a disfrutar de esta deliciosa tarta.


lunes, 2 de octubre de 2017

Aloha bundt cake


Este bizcocho es perfecto para el verano ya que sus sabores nos transportan al paraíso. Mezclamos plátano, piña y coco, sabores que a mí me trasladan a una playa paradisíaca ¿y a ti? Para preparar este bundt cake súper jugoso vamos a necesitar:


Comenzamos batiendo el aceite y la vainilla con unas varillas eléctricas. Incorporamos el azúcar y seguimos batiendo unos minutos más. Añadimos los huevos de uno en uno, no añadimos el otro huevo hasta que el primero esté incorporado. Batimos unos cuatro minutos hasta que la mezcla esté esponjosa.


Incorporamos los plátanos machacados, la piña triturada, el coco rallado y las nueces bien picadas. Mezclamos la harina con la canela y el bicarbonato y lo tamizamos. Lo vamos añadiendo poco a poco a la mezcla mientras vamos batiendo para unir todos los sabores. Una vez tengamos la masa la pasamos a un molde de bundt cake previamente engrasado.


Alisamos la parte superior de la masa con una espátula y damos un par de golpes al molde sobre la encimera para que la masa se asiente en el molde y se eliminen las burbujas. Lo metemos al horno precalentado a 175º durante unos 60-70 minutos hasta que al pinchar el bizcocho nuestro pincho salga limpio. 

Sacamos del horno y dejamos atemperar diez minutos antes de desmoldar sobre una rejilla para que se enfríe completamente. Una vez frío el bundt cake hacemos el glaseado batiendo el azúcar las con cuatro cucharadas de zumo de piña. Bañamos el bizcocho y listo!