lunes, 26 de junio de 2017

Portokalópita (pastel de naranja griego)


Éste es uno de los muchos postres que probé en nuestro viaje a Grecia. Me llamó mucho la atención ya que no identificaba todos los ingredientes. La textura es muy jugosa, como la de un bizcocho borracho pero la sorpresa me la llevé al descubrir que no lleva harina, se hace con pasta philo, y si no te lo dicen nunca lo averiguarías. Para preparar esta delicia vamos a necesitar:


Lo primero que tenemos que hacer es poner a secar las hojas de pasta philo y para ello las separamos y las colocamos sobre la encimara o sobre una mesa para que les de el aire al menos media hora. Una vez estén bien secas las rompemos con las manos hasta que sólo queden trocitos pequeños y las reservamos en un bol.


Con ayuda de una batidora eléctrica batimos los huevos junto con el azúcar hasta que doblen su volumen. A continuación le añadimos la ralladura de las cinco naranjas, el yogur griego el aceite, la vainilla y la levadura tamizada. Mezclamos hasta que se integren todos los ingredientes.


Finalmente incorporamos los trocitos de masa philo y los mezclamos con movimientos envolventes. Pasamos la masa a un molde de cristal (apto para horno) previamente engrasado. Lo metemos al horno precalentado a 200º unos 30 o 40 minutos (hasta que veamos que está completamente cocinado)


Mientras se hace la tarta vamos a preparar un sirope con el zumo de las naranjas (750ml) y 300g de azúcar. Lo dejamos que se reduzca al fuego hasta conseguir que reduzca a la mitad. Una vez horneada nuestra tarta la sacamos del horno y la dejamos atemperar unos diez minutos antes de bañarla con el sirope. Yo suelo pinchar la tarta para que el sirope penetre por todos lados. Damos enfriar completamente antes de servir.


martes, 20 de junio de 2017

Ensaladilla rusa.


Llega el verano y con él los calores se apetecen cosas fresquitas, que salgan de la nevera directa a nuestro plato. Para mí uno de los platos estrella de esta época es la ensaladilla rusa, una receta clásica que va bien tanto como plato único en un día de playa como para picoteo con los amigos.
Lo importante para hacer la ensaladilla perfecta son los ingredientes, son tan básicos que seguro que los tenemos en la despensa de casa, pero han de ser de calidad. La mayonesa es clave en esta receta ya que es el ingrediente que le aporta sabor y es importante que que usemos una mayonesa de calidad como la Mayonesa Heinz. Su delicioso sabor se obtiene con los mejores ingredientes naturales. Utilizan huevos de gallinas camperas y no utilizan espesantes ni colorantes artificiales. Además, no tiene gluten por lo que es apta para celíacos y su sabor es realmente delicioso.
Para preparar esta deliciosa ensaladilla rusa vamos a necesitar:


Comenzamos pelando y cortando las papas en trozos pequeños y las ponemos en un caldero con agua hirviendo y sal. Las dejamos un par de minutos hasta que estén hechas y las escurrimos. Reservamos en un bol grande. Mientras tanto cocemos también los huevos en otro caldero. 
Es el turno de la zanahoria y las habichuelas, las cortamos en trozos pequeños y las hervimos en agua y sal. Escurrimos y esperamos junto con las papas hasta que se enfríen por completo.


Mientras se enfrían las verduras y los huevos vamos picando la cebolla, el pimiento verde y las aceitunas. Escurrimos bien las latas de atún en aceite y los guisantes finos. Troceamos los huevos duros y mezclamos todos los ingredientes. 


Finalmente incorporamos la Mayonesa Heinz, una mayonesa realmente deliciosa, hecha con productos de calidad, sin colorantes ni espesantes artificiales. Añadimos un par de cucharadas de mayonesa y removemos. Es preferible añadir la mayonesa poco a poco para que no nos quede con demasiada. La clave para comernos una ensaladilla perfecta es dejarla un par de horas en la nevera para que esté bien fresquita a la hora de disfrutarla. 


Las ensaladillas son muy versátiles porque le podemos añadir o quitar muchos ingredientes. Lo que siempre debe aparecer son las papas y la mayonesa, los ingredientes principales de la receta estrella del verano. Disfrútala con el sabor inconfundible de la Mayonesa Heinz, un producto sano y de calidad.

lunes, 19 de junio de 2017

Falafel al horno con salsa de yogur y tahi


Esta receta es un poco más sana que la original, simplemente porque hago los falafel al horno y no los frío como tradicionalmente se hace. Los ingredientes son los mismos y lo único que varía es la forma de cocinarlo. Para preparar estos deliciosos falafel vamos a necesitar:


Tenemos que tener en cuenta que para hacer esta receta tenemos que comenzar con los preparativos la noche anterior ya que pondremos los garbanzos a remojo en agua caliente al menos 12 horas antes de preparar los falafel. Una vez transcurrido el tiempo los escurrimos.


Ponemos los garbanzos, la cebolla, el ajo, el perejil, el cilantro, el comino, el curry y una pizca de sal y trituramos bien hasta conseguir una pasta. Con la pasta formamos pequeñas porciones con forma de hamburguesa (no muy gruesas para que se cocinen bien) Las mías han quedado todas iguales porque me traje un aparato para hacerlas de mi viaje a Jordania.


Vamos colocando los falafel en una bandeja de horno cubierta con papel de horno y los cocinamos en el horno precalentado a 180º durante media hora (a los 20 minutos le damos la vuelta con cuidado) Mientras tanto vamos a preparar la salsa.


En un bol ponemos el yogur (yo lo he usado desnatado) junto con el diente de ajo prensado, el zumo de limón, el agua y el tahini. Removemos bien hasta que se integren todos los sabores. Ya tenemos todo preparado para degustar.


Podemos congelar la masa que no vayamos a cocinar cubriéndola con film trasparente, yo incluso congelo los falafels ya formados y así sólo tengo que descongelar y freír u hornear. Listo, ya hemos terminado con la receta, espero que les guste!


lunes, 12 de junio de 2017

Tarta mousse de mango y fresa


Ya se va notando el calorcito así que una tarta fresca con estos sabores se me apetece mucho. Hoy es mi aniversario de bodas, ya son 18 años y hay que celebrarlo como se merece, con una tarta deliciosa como ésta. Para prepararla vamos a necesitar:


Comenzamos preparando la base de la tarta y para ello trituramos las galletas y las mezclamos con la mantequilla fundida hasta conseguir una textura de arena mojada. Cubrimos el fondo de un molde que se pueda desmoldar con las galletas y presionamos con el fondo plano de un vaso para que la base quede bien compacta. Lo llevamos a la nevera.


El siguiente paso es hacer la mousse de mango y para ello ponemos a remojo cuatro hojas de gelatina en agua bien fría. Montamos medio litro de nata con la ayuda de unas varillas eléctricas y le añadimos 100g de azúcar. Trituramos el mango y lo calentamos en el microondas. Le añadimos las hojas de gelatina bien escurridas y removemos para que se disuelva.


La incorporamos a la nata montada y mezclamos con movimientos envolventes para que la nata no pierda consistencia. Sacamos el molde de la tarta de la nevera y lo rellenamos con la mousse de mango. Con la ayuda de una espátula o una cuchara alisamos la parte superior. Dejamos en la nevera al menos cuatro horas para que coja consistencia antes de hacer la capa de mousse de fresa.


Una vez esté la capa de mousse de mango compacta podemos ponernos con la mousse de fresa y para ello repetimos el mismo proceso pero cambiando el mango triturado por las fresas trituradas. Montamos la nata con el azúcar. Trituramos las fresas y las calentamos en el microondas para diluir las hojas de gelatina (previamente puestas en agua bien fría)


Sacamos el molde de la nevera y rellenamos con la mousse de fresa. Volvemos a alisar la parte superior de la tarta y la llevamos a la nevera otras cuatro horas. Yo la dejo toda la noche. Un momento antes de servir podemos decorar la tarta con trocitos de mango y fresas. Ya tenemos una delicia con la que sorprender en casa.

lunes, 5 de junio de 2017

Bolitas energéticas


Estas bolitas energéticas las vi un día en el blog de Danza de fogones. Son super fáciles de hacer, muy saciaste y sobre todo están buenísimas. Para prepararlas vamos a necesitar los siguientes ingredientes:


Comenzamos triturando las avellanas tostadas en un procesador de alimentos que sea potente. Una vez estén bien trituradas le añadimos los dátiles deshuesados poco a poco para que se vayan triturando.


Finalmente incorporamos las dos cucharadas de cacao en polvo sin azúcar y la cucharada de aceite de coco, la primera vez que las hice fue con aceite de girasol y también estaban buenas. Trituramos hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.


Cogemos cucharadas de masa y vamos formando bolitas con la mano. Las mías son bastante grandiosa, de unos 35 gramos cada una y me salieron 16. Si queremos podemos hacerlas más pequeñas y nos saldrán más.


Podemos conservarlas en la nevera un par de semanas pero yo suelo congelarlas en bolsitas de cierre hermético (primero las congelo en una bandeja para que no se peguen entre sí y luego las paso a la bolsita), así puedo tener este snack siempre que quiera.


lunes, 29 de mayo de 2017

Tarta mousse de gofio con crumble de gofio y miel de caña


Mi hermana Zeneida es una amante del mousse de gofio y como nunca se lo había preparado aproveché para celebrar el Día de Canarias y se lo hice en forma de tarta. Para decorar la tarta he hecho un crumble de gofio y miel de caña. Para prepararlo vamos a necesitar:


Comenzamos preparando la base de la tarta y para ello fundimos la mantequilla. Trituramos las galletas y las ponemos en un bol. Le añadimos la mantequilla fundida y revolvemos hasta conseguir que las migas de galleta tengan aspecto de arena mojada. Cubrimos el fondo de un molde desmoldable con las galletas y presionamos para que la base se compacte (yo uso el fondo de un vaso plano) Dejamos el molde en la nevera mientras preparamos la mousse.

Para hacer la mousse montamos 500ml de nata y reservamos en la nevera. Ponemos las hojas de gelatina a hidratar con agua fría. Batimos las yemas de huevo junto con la leche condensada y el gofio y las mezclamos con la nata montada. Calentamos un minuto en el microondas el resto de la nata y le incorporamos las hojas de gelatina bien escurridas. Removemos hasta que se deshagan y las incorporamos a la masa. Batimos las claras a punto de nieve y las incorporamos con movimientos envolventes para que no se nos bajen. Rellenamos el molde de nuestra tarta y dejamos en la nevera al menos 8 horas, para que se cuaje bien.


Cuando la tarta esté cuajada podemos hacer el crumble. En una sartén ponemos la mantequilla a derretir y en cuanto esté incorporamos el gofio y la miel. No dejamos de remover hasta que veamos que se van formando como piedrecitas. Retiramos del fuego y lo pasamos a una bandeja para que se enfríe. Una vez frío decoramos la tarta con nuestro crumble y listo. A celebrar el Día de Canarias. 


lunes, 22 de mayo de 2017

Rollitos de carne y frutos secos


Esta es una receta de aprovechamiento. Me habían sobrado unas cuantas hojas de pasta philo después de hacer esta deliciosa Pastela moruna Tenía algo de carne picada y un montón de frutos secos así que me puse manos a la obra. Para preparar estos sencillos rollitos vamos a necesitar:


Un una sartén ponemos un chorrito de aceite de oliva y en cuanto esté caliente añadimos la cebolla bien picadita. Cuando esté traslúcida añadimos el ajo prensado.


Incorporamos la carne junto con los frutos secos bien picados. Salpimentamos y añadimos las especias. Removemos bien hasta que se integren todos los sabores y cuando esté todo cocinado terminamos con un chorrito de miel. Apartamos del fuego y dejamos que se enfríe.


Una vez que el relleno esté frío vamos a hacer los rollitos. Para ello cortamos cada hoja de pasta philo por la mitad. Colocamos una buena cantidad de relleno en un extremo dándole forma de salchicha, doblamos los bordes hacia dentro y enrollamos formando un rulo.


Ponemos todos los rollitos en una bandeja de horno y los pincelamos con un poco de aceite de oliva. Los llevamos al horno precalentado a 180º durante unos veinte minutos, hasta que estén dorados y crujientes. Están buenísimos tanto fríos como calientes así que animaos a prepararlos.