lunes, 18 de septiembre de 2017

Risotto de remolacha


Éste se ha convertido en uno de nuestros platos de arroz favoritos. Es fácil de hacer y tiene pocos ingredientes. Para prepararlo vamos a necesitar:


Comenzamos poniendo un poco de aceite de oliva en una sartén grande y cuando esté caliente le añadimos la cebolla y el apio bien picaditos junto con el diente de ajo prensado. Cuando veamos que están cocinados le añadimos el arroz y removemos para que se impregne de los sabores. 


Añadimos el vino tinto y dejamos que reduzca para que se evapore el alcohol. Es el momento de incorporar el caldo. Lo vamos a hacer poco a poco, es decir, añadimos un cazo de caldo caliente y vamos removiendo para que el arroz suelte el almidón y no añadimos más caldo hasta que se haya consumido el que había en la sartén. Volvemos a repetir la misma operación hasta que terminemos con el caldo.


Cuando quede el último cazo de caldo para añadir al risotto incorporamos la remolacha triturada junto con el caldo. Seguimos removiendo hasta que quede un arroz cremoso. Retiramos del fuego y le añadimos el queso parmesano y la cucharada de mantequilla. Removemos bien para que se incorporen y servimos inmediatamente con un poco de perejil picado.


Como dije al principio, éste se ha convertido en uno de nuestros imprescindibles por lo que mi marido me suele pedir que se lo prepare a menudo. Como veis es una receta sencilla, lo único a tener en cuenta es que debemos estar removiendo continuamente para que el arroz suelte el almidón y nos quede un plato cremoso, por lo demás no tiene complicación ninguna y el plato es bien vistoso y colorido. Espero que les guste.



lunes, 11 de septiembre de 2017

Cheesecake de mango


Suelo comprar muy a menudo en una tienda de productos indios que hay cerca de casa de mis padres y el otro día me regalaron una lata grande de mango en almíbar que se caducaba pronto. Nunca había comprado el mango en lata y me pareció una buena idea para hacer postres. Me decidí por este delicioso cheesecake y para prepararlo vamos a necesitar:


Comenzamos preparando la base de la tarta y para ello trituramos las galletas hasta hacerlas polvo y las mezclamos con la mantequilla derretida. Cubrimos la base de un molde desmontable con las galletas y presionamos con la base de un vaso hasta conseguir una capa del mismo grosor por toda la superficie. Dejamos n la nevera mientras preparamos el relleno.


Ponemos las 4 hojas de gelatina a remojo en agua fría. Batimos el queso crema con el yogur y el azúcar hasta conseguir una mezcla cremosa. Le incorporamos el zumo de limón y el puré de mango y seguimos batiendo hasta que se incorporen todos los ingredientes.


Calentamos la leche en el microondas y le añadimos cuatro hojas de gelatina bien escurridas. las removemos hasta que se disuelvan por completo y las incorporamos a la mezcla. Finalmente montamos la nata y la incorporamos a la mezcla que teníamos hecha con movimientos envolventes. Vertemos en el molde y lo dejamos enfriar en la nevera toda la noche.


Para preparar la gelatina que va sobre la tarta ponemos las dos hojas de gelatina a remojo. Pasados diez minutos calentamos el agua con el azúcar hasta que se disuelva. Añadimos la gelatina escurrida y removemos para que no queden grumos y finalmente incorporamos el puré de mango. 


Mezclamos todo bien y una vez que se haya atemperado cubrimos la tarta con nuestra gelatina de mango. Lo dejamos un par de horas más en la nevera para que la gelatina coja cuerpo y listo. Ya tenemos un cheesecake de mango delicioso y que podremos preparar aunque no encontremos mangos frescos. Estas cantidades son para un molde pequeño, pero podemos doblarlas para reparar una tarta como la de la foto (de 22cm)


lunes, 4 de septiembre de 2017

Moussaka.


La moussaka es uno de los platos estrella de la cocina griega y no es de extrañar ya que es deliciosa. Una especie de lasaña con un toque a canela y que sustituye las láminas de pasta por láminas de berenjena, a que suena bien, pues les aseguro que mejor sabe. para preparar esta delicia vamos a necesitar:


En primer lugar cortamos las berenjenas en rodajas finas y las salamos. Las colocamos sobre papel absorbente y las dejamos sudar una media hora para quitar el amargor. Las freímos en aceite de oliva y les escurrimos el exceso de grasa. Dejamos sobre papel absorbente mientras hacemos la boloñesa.


Ponemos a dorar la cebolla con el ajo en un poco de aceite. Cuando la cebolla esté pocha le añadimos la carne picada y removemos hasta que la carne se cocine. Incorporamos el tomate natural triturado (yo suelo añadirle un par de tomates troceados, sin piel ni semillas, porque nos gusta encontrar trozos de tomate) salpimentamos y añadimos el perejil y la canela. Removemos y dejamos cocinar media hora para que el tomate se cocine y reduzca la salsa. Una vez hecha dejamos que se enfríe.


Ahora es el turno de preparar la bechamel y para ello ponemos al fuego un caldero con un chorrito de aceite, dos cucharadas de mantequilla y una pizca de sal. Incorporamos la harina y removemos para que se cocine antes de incorporar la leche caliente poco a poco sin dejar de remover para que no se formen grumos. Batimos un huevo junto con un poco de nuez moscada recién rallada y lo añadimos a la bechamel. removemos bien para que se incorpore a la mezcla.









Montamos la moussaka disponiendo una bandeja rectangular apta para el horno. Vamos colocando las capas en el siguiente orden: una capa de berenjena frita, una capa de salsa boloñesa, otra capa de berenjena y así sucesivamente (yo hago tres capas) hasta terminar cubriendo toda la superficie con una buena capa de bechamel. Horneamos a 180º durante unos 45 minutos hasta que la bechamel quede dorada. Retiramos del horno y servimos. No me diréis que la casa no olerá a gloria.


lunes, 28 de agosto de 2017

Tarta crujiente de manzana sin azúcar


Esta deliciosa tarta es muy sencilla de hacer y la pueden comer los diabéticos así que es la excusa perfecta para endulzarse el día. Para prepararla necesitaremos:


Comenzamos pelando y descorazonando las manzanas. Las cortamos en trozos y las ponemos en una sartén en la que hemos derretido 50g de mantequilla junto con la tagatosa (o el azúcar si no hay ningún diabético que la vaya a comer) Removemos bien y dejamos que la manzana se caramelice.  Añadimos la fécula de maíz y una cucharadita de canela (opcional) removemos bien y seguimos cocinando un par de minutos más. Retiramos del fuego y dejamos que se enfríe.


Precalentamos el horno a 200º y engrasamos un molde redondo con un poco de mantequilla derretida. Pincelamos cinco hojas de masa philo con mantequilla y las colocamos en la base del molde de forma que no coincidan las esquinas de las hojas y dejando que lo sobrante caiga por los lados.


Rellenar la tarta con las manzanas caramelizadas y cubrir con una hoja de masa filo pincelada con mantequilla. Llevamos los extremos de las hojas de masa hacia el centro para cerrar la tarta haciendo que queden de forma irregular. Pincelamos con más mantequilla derretida y horneamos unos quince minutos o hasta que la masa se dore. Dejamos que se enfríe y espolvoreamos con tagatosa o azúcar glass. Ya tenemos la tarta lista. ¡A disfrutar!


lunes, 21 de agosto de 2017

Mexican chocolate bundt cake


Para los amantes del picante este es un bizcocho simplemente irresistible. La mezcla del chocolate con el picante y el toque de canela han hecho de este bizcocho la estrella de reuniones con amigos. Para prepararlo vamos a necesitar los siguientes ingredientes:


Comenzamos calentando a fuego medio la mantequilla con el cacao tamizado y el café hasta conseguir que se mezclen todos los sabores. Una vez derretida la mantequilla incorporamos el azúcar y retiramos del fuego. Removemos hasta que el azúcar se disuelva del todo. Dejamos que la mezcla se enfríe unos diez minutos.


En un bol tamizamos la harina, el bicarbonato, la sal y la canela y mezclamos. En otro bl batimos los huevos junto con la vainilla. Añadimos la mezcla de café, mantequilla, azúcar y cacao y batimos para que se mezclen los ingredientes. 


Es el turno de incorporar la harina con la sal, el bicarbonato y la canela y batir hasta que se integren. Finalmente incorporamos la cayena muy picadita y las chips de chocolate. Removemos para mezclar y vertemos la masa en un molde de bundt previamente engrasado.


Lo metemos en el horno precalentado a 170º durante unos 40-50 minutos o hasta que al introducir una brocheta de madera hasta la mitad del bizcocho, ésta salga limpia. Dejamos que se atempere fuera del horno unos quince minutos antes de desmoldar el bizcocho sobre una rejilla para que se enfríe completamente. 


Una vez frío podemos espolvorearle un poco de azúcar las por encima a modo de decoración y listo. Ya podemos comer unos de los bizcochos más pecaminosamente deliciosos que he probado. Espero que lo prueben!!


lunes, 14 de agosto de 2017

Pollo estilo oriental al microondas.


Este sencillo y delicioso pollo al estilo oriental lo aprendí a hacer en un taller de cocina que dio Irmina, de "El zurrón de los postres" un blog maravilloso en donde aprender muchas recetas, sobre todo dulces que ella inventa. Para preparar esta receta en el microondas vamos a necesitar un recipiente para cocinar en el microondas que sea profundo y los siguientes ingredientes: 


Comenzamos preparando todos los ingredientes. Cortamos el pollo en cubos pequeños. Picamos la cebolla en lonchas. El pimiento y el calabacín lo cortamos en bastones finos y rallamos la zanahoria.


En un bol mezclamos la salsa de soja con la miel, el ajo prensado y el jengibre rallado. Removemos y lo ponemos en el recipiente del microondas junto con el pollo y las verduras. Removemos y lo ponemos a potencia máxima tres minutos.


Sacamos del microondas, removemos todos los ingredientes y lo volvemos a poner potencia máxima otros tres minutos. Volvemos a remover y le añadimos otros dos minutos de cocción.


Añadimos un poquito de agua a la cucharada de maicena para que no se formen grumos y se la añadimos al recipiente. Mezclamos bien y cocinamos otro minuto. Dejamos que repose el pollo sin destapar unos cinco minutos para que absorba todos los sabores y listo.


Servimos con un poco de arroz y espolvoreamos con semillas de sésamo. Ya tenemos un plato delicioso y muy rápido de preparar así que no hay excusa para hacerlo.

lunes, 7 de agosto de 2017

Tarta de straciatella y cerezas


El otro día vi en el Instagram de Megasilvita esta deliciosa tarta de straciatella y cerezas y como teníamos el cumpleaños del peque de la familia me decidí a prepararla. Para hacerla vamos a necesitar:





























Comenzamos preparando la base de la tarta y para ello trituramos las galletas maría junto con la mantequilla derretida, el licor y el cacao en polvo. Con el resultado cubrimos la base de un molde desmoldable y presionamos con el fondo plano de un vaso para compactar la base de galletas (como mi molde era grande doblé todas las cantidades) Metemos en la nevera mientras preparamos el relleno.


Para el relleno deshuesamos las cerezas y picamos los chocolates. Ponemos la gelatina a hidratar con el agua y reservamos. En un bol batimos el yogur con el azúcar, el Amaretto y la vainilla hasta que no se noten los granos de azúcar.


En otro bol montamos la nata con ayuda de unas varillas eléctricas. Calentamos un poco la gelatina hidratada en el microondas para que se deshaga (que no supere los 40º para que no pierda sus propiedades) Incorporamos la gelatina a la mezcla del yogur y removemos para que se integre.


Incorporamos la nata poco a poco con movimentos envolventes para que no se baje. Finalmente incorporamos los chocolates picados junto con las cerezas deshuesadas y mezclamos. Sacamos el molde de la nevera y lo rellenamos con esta crema. Dejamos enfriar toda la noche para que cuaje.


Para decorar la tartajee usado un poco de mousse de chocolate que tenía en la nevera y unas cuantas cerezas. No tengo que decirles que la tarta fue todo un éxito, simplemente deliciosa!