lunes, 18 de noviembre de 2019

Tarta de chocolate y masa de galletas


Esta tarta reune dos de mis cosas favoritas, el chocolate y la masa de galleta. ¿Eres de las que no se puede resistir a comerse la masa de galletas sin hornear? Pues saca la libreta y apunta porque esta tarta se va a convertir en un vicio. Para prepararla vamos a necesitar:


Comenzamos preparando el bizcocho de chocolate y para ello mezclamos en el bol de la batidora todos los ingredientes secos. En otro bol batimos todos los ingredientes líquidos salvo el café caliente. Mezclamos los ingredientes secos con los humedos y batimos hasta que se integren todos. Por último incorporamos el café y removemos bien. Dividimos la masa en tres partes iguales y vertemos en tres moldes de 16cm engrasados con spray desmoldante. Los llevamos al horno precalentado a 175º y los cocinamos unos 30 minutos o hasta que al pinchar salga limpio. Dejamos atemperar diez minutos y desmoldamos sobre una rejilla para que se enfríen por completo.


Para hacer el relleno de masa de galletas batimos la mantequilla hasta que esté cremosa antes de añadirle el azúcar. Seguimos batiendo hasta que la mantequilla claree y quede esponjosa. Agregamos la harina lentamente mientras batimos a velocidad baja. Añadimos la leche y la vainilla y batimos a velocidad media hasta que se integren y quede una masa suave y esponjosa. Incorporamos las chispas de chocolate y mezclamos con una espátula. 


Para montar la tarta ponemos una capa de bizcocho en un plato de presentación y lo cubrimos con una capa de masa de galletas. Cubrimos con otro bizcocho y otra capa de masa de galletas. Finalmente ponemos la última capa de bizcocho y cubrimos los laterales con el resto de la masa de galletas que nos ha quedado. Alisamos con ayuda de una espátula y llevamos a la nevera.


Mientras se enfría la tarta nos ponemos con el ganache de chocolate y para prepararlo picamos el chocolate y le añadimos la nata bien caliente. Removemos para que el chocolate se funda por completo (si queda algún grumo podemos terminar de fundirlo en unos segundos en el microondas) Dejamos que el chocolate pierda algo de temperatura antes de cubrir la parte superior de la tarta y dejar que gotee por los laterales. 


Dejamos enfriar la tarta en la nevera al menos 5 horas, aunque yo prefiero dejarla de un día para otro (incluso dos días ya que los sabores se asientan y el sabor del chocolate se acentúa) Ya tenemos lista esta increíble tarta de la que me considero una adicta (adicción de la que no me quiero recuperar)


lunes, 11 de noviembre de 2019

Muffins de plátano y avena


De vez en cuando me regalan plátanos y a veces se me maduran tan rápido que no sé que hacer con ellos. La última receta que preparé con unos plátanos muy maduros fueron estos deliciosos muffins,  de el gato goloso, que se han convertido en los favoritos de mi sobrina. Para hacerlos vamos a necesitar:


Para que estos muffins salgan con un sabor intenso a plátano, éstos deben estar muy maduros, mientras más mejor. Trituramos los plátanos y lo batimos junto con el huevo, el aceite y el azúcar.


Incorporamos la harina junto con la levadura, la nuez moscada y el bicarbonato tamizados, mezclamos e incorporamos la avena. Una vez tenemos la masa lista rellenamos los moldes para muffins casi hasta el borde, ya que no suben mucho, y preparamos el crumble.


Para preparar el crumble mezclamos la mantequilla con el azúcar, la harina, la avena y la canela. Mezclamos con las manos hasta conseguir una mezcla arenosa. Cubrimos cada muffin con el crumble.


Llevamos al horno precalentado a 175º y los dejamos cocinar unos 25 minutos o hasta que esté completamente cocinado (pincharemos con un palillo en el centro y éste debe salir limpio) Sacamos del horno y dejamos atemperar antes de pasarlos a una rejilla para que se enfríen por completo.


lunes, 4 de noviembre de 2019

Calabacines con langostinos


Este es sin duda uno de mis platos favoritos. Lo probé en un restaurante hace muchos años y desde que llegué a casa me propuse hacer una copia a mi estilo. Éste es el resultado y no me puede gustar más. Para prepararlo vamos a necesitar:


Comenzamos pelando los langostinos y cortando los calabacines en lonchas de un dedo de grosor y a su vez en cuartos. Pelamos los dientes de ajo y los laminamos. Ponemos un chorrito de aceite en una sartén grande y una vez esté caliente añadimos los calabacines, el ajo y una pizca de sal.


Una vez coja color incorporamos los langostinos. Salteamos hasta que veamos que cambien de color y terminamos añadiendo una cucharadita de pimentón dulce. Retiramos del fuego servimos. Ya podemos disfrutar de este sencillo plato.


lunes, 28 de octubre de 2019

Cookies de chocolate con aceite de oliva y sal maldon


La combinación de el chocolate y la sal no falla y si a eso le añadimos el aceite de oliva no pude resistirme a preparar estas increíbles galletas. Para prepararlas vamos a necesitar:



Comenzamos poniendo en el bol de una batidora el aceite de oliva y el azúcar y mezclamos hasta que estén bien combinados. Incorporamos los huevos, uno a la vez, mezclando bien entre cada uno.

Continuamos con el cacao en polvo, la harina y la sal y batimos hasta que se forme una masa que debe tener la consistencia de una masa espesa de brownie.


En un tazón pequeño, disolvemos el bicarbonato en el agua caliente. Agregamos el bicarbonato y la vainilla disueltos y batimos hasta que estén bien combinados. Finalmente incorporamos las chispas de chocolate y removemos con una espátula. Llevamos la masa a la nevera durante al menos 30 minutos, aunque yo la dejo toda la noche.


Cuando la masa tenga la consistencia para hornear, precalentamos el horno a 170 grados y cubrimos la bandeja con papel para hornear. Formamos las galletas con ayuda de una cuchara y las manos (yo las peso para que queden todas del mismo tamaño) y las espolvoreamos con un poco de sal maldon. Horneamos unos 10 minutos, o hasta que los bordes estén listos. Dejamos enfriar otros 10 minutos sobre las bandejas para hornear y luego las pasamos a una rejilla para enfriar. Ya las tenemos listas.


lunes, 21 de octubre de 2019

Mini bizcochitos de almendra


Mi madre adora los dulces que contengan almendra así que estos bizcochitos ya sabéis a donde han ido a parar (casi ni los probamos) Son muy fáciles de hacer y tienen un sabor que nos recuerda a la tarta Santiago. Para prepararlos vamos a necesitar solo cinco ingredientes:


Comenzamos batiendo los huevos junto con el azúcar hasta que doblen su tamaño. Le añadimos la almendra molida, la canela y la ralladura de limón y mezclamos con movimientos envolventes para que la masa tenga algo de volumen. 


Vertemos la masa en moldes pequeños previamente rociados con spray desmoldante. Ponemos los moldes en un bandeja de horno y los cocinamos en el horno precalentado a 160º durante 3unos 30 minutos o hasta que se doren y al pincharlos con un palillo éste salga limpio.


Dejamos enfriar sobre una rejilla antes de desmoldarlos y espolvorearlos con un poco de azúcar glass. Ya tenemos listos estas pequeñas delicias a las que, al menos, mi madre, no se puede resistir.


lunes, 14 de octubre de 2019

Shakshuka


Esta típica receta de Oriente Medio es perfecta para una cena de picoteo con amigos. Ponemos la sartén en medio de la mesa acompañada de una buena barra de pan y verás que se termina en un periquete. Los ingredientes que vamos a necesitar son:


Comenzamos troceando el pimiento en tiras finas y picando los dientes de ajo. Añadimos un chorrito de aceite a una sartén y cuando esté caliente incorporamos el pimiento y el ajo. En cuanto el pimiento esté blando y los ajos dorados añadimos las dos latas de tomate troceado.


Es el momento de añadir la cucharadita de harissa, el comino molido y la miel (yo la pongo para rectificar la acidez del tomate) Salpimentamos y bajamos el fuego para que la salsa espese lentamente.


En cuanto la salsa esté lista hacemos dos huecos para añadir los huevos, tapamos la sartén para que los huevos se cocinen mas rápido en cuanto estén cuajados servimos con una buena barra de pan. 

lunes, 7 de octubre de 2019

Brownie de chocolate y caramelo


Suelo invitar a los amigos a comer a casa para cogerlos de conejillos de indias y así probar nuevas recetas, pero no siempre van a ser experimentos, a veces preparo alguno de sus patos favoritos. Este brownie se lo hice a mi amiga Amparo, ya que es su postre favorito. No podía hacer un simple brownie así que le añadí doble de chocolate y unos caramelos blandos de nata que elevaron el postre a la categoría de sublime. Para prepararlos vamos a necesitar:


En un cazo fundimos la mantequilla, junto con el azúcar moreno y el chocolate negro hasta que esté completamente fundido. Dejamos que se enfríe por completo antes de incorporar los huevos ligeramente batidos y la vainilla. Tamizamos la harina y el cacao puro y lo incorporamos a la mezcla anterior. Mezclamos hasta integrarlos por completo. 


Cortamos el chocolate con leche en trozos no demasiado pequeños y los caramelos blandos en cuartos. Reservamos unos trozos de chocolate y de caramelo para ponerlos en la capa superior y el resto lo mezclamos con la masa. Cubrimos un molde cuadrado con papel para horno y vertemos la masa. Repartimos bien y cubrimos con el chocolate y el caramelo que reservamos. Lo llevamos al horno precalentado a 180º y lo cocinamos más o menos 25 minutos (a mí me gusta dejarlo poco hecho, para que quede más jugoso) 


Dejamos que se enfríe pr competo antes de cortarlo en porciones. Podemos darle un golpe de calor en el microondas antes de servirlo con una buena bola de helado (para mí, es el complemento perfecto) para que los trozos de chocolate y de caramelo se fundan un poco. Después de probar esta bomba calórica no podrás resistirte (palabra!)