lunes, 25 de enero de 2021

Estofado de ternera con vino y chocolate

Me encanta el estofado de ternera pero nunca me había imaginado con un toque de chocolate negro quedaría tan tan bueno. La receta es de mi amiga Laura y nos ha gustado tanto que hemos repetido haciendo más cantidad para congelar. Los ingredientes que vas a necesitar son:

Comenzamos dorando la carne cortada en trozos pequeños en un par de cucharadas de aceite bien calientes. Reservamos y en el mismo caldero añadimos la cebolla y el puerro bien picados (si lo vemos necesario podemos añadir un poco más de aceite) Incorporamos el ajo prensado y un poco de sal.  Cuando la verdura esté blanda añadimos la zanahoria cortada en rodajas.

Pasados unos minutos incorporamos la carne junto con el tomillo y los copos de guindilla seca. Rehogamos un par de minutos antes de incorporar el chocolate troceado. Removemos hasta que se funda con cuidado para que no se queme. Incorporamos el vino y dejamos a fuego vivo para que se evapore el alcohol. 

Rectifica de sal y baja el fuego. Tapa el caldero y deja estofar la carne al menos una hora (u hora y media, dependiendo del corte de la carne) hasta que la salsa espese y la carne quede tierna. Podemos servirla con unas papas asadas o un poco de arroz, pero de lo que no te puedes olvidar es de una buena barra de pan para mojar la salsa. 

viernes, 15 de enero de 2021

Smore cookie para #dale1vueltaa

Este mes he sido la encargada de proponer el reto de #dale1vueltaa al resto del grupo y después de tanta cocina para las fiestas pasadas no quería  nada muy complicado y que fuera sencillo darle una vuelta al postre propuesto. El smore es un postre típico en las acampadas americanas. Es tan sencillo como tostar una nube y ponerla entre dos galletas graham y un trozo de chocolate, algo sencillo y delicioso. Como requisito para el reto puse que en sus postres debían aparecer los tres ingredientes de este sencillo postre, galletas, chocolate y nubes. Yo tenía en mente varias opciones pero al final me decidí por estas preciosas galletas. Para prepararlas vamos a necesitar:

Comenzamos preparando la masa de las galletas y para ello mezclamos la mantequilla con el azúcar, el huevo y la vainilla hasta conseguir una masa cremosa. Incorporamos la harina, la levadura, el bicarbonato y la sal (todo ello tamizado previamente) y mezclamos. Por último añadimos 3 galletas digestive trituradas y batimos hasta que todo esté integrado. Envolvemos la masa en film y lo dejamos en la nevera una hora. 

Justo antes de sacar la masa de la nevera trituramos 6 galletas digestive y las mezclamos con 30 gramos de mantequilla derretida. Formamos bolitas de masa de galleta de 20 gramos y las rebozamos en las migas de galleta y mantequilla. las colocamos en una bandeja de horno cubierta con papel para hornear y las cocinamos en el horno precalentado a 170º durante unos 12 minutos. Las sacamos, les ponemos una nube partida por la mitad y las volvemos a meter al horno con el gratinado a tope para que las nubes se tuesten.

Vigilar el horno porque se tuestan  muy rápido y no queremos que se quemen. Según saquemos las galletas con las nubes tostadas les añadimos un chocolate, yo he usado kisses de Hershey pero si no los encuentras puedes ponerle un cuadradillo del chocolate que más te guste. Ahora dejamos que las galletas se enfríen por completo sobre una rejilla y listo, ya tenemos unas galletas originales y muy ricas.

Para ver lo que han hecho el resto de los integrantes del reto aquí te dejo el enlace a cada uno de sus blogs. Nos vemos el próximo mes con un nuevo reto.

El zurrón de los postres

Repostería con emoción

La cocina de Tesa

Edana cocina

De flores comestibles

lunes, 11 de enero de 2021

Tarta de calabaza y sirope de arce


Ya hemos terminado con las comidas y cenas típicas de estas fiestas pero no quería dejar de enseñarles la tarta que preparé para nuestra cena de navidad. Fue todo un éxito, tanto por su bonita presentación como por su exquisito sabor. Una mezcla perfecta de calabaza y sirope de arce que se ha convertido en una de las favoritas de mi sobrina. La receta del bizcoche es del programa de alma en Canal Cocina y el relleno es cosa mía. Los ingredientes que he utilizado son:

Comenzamos preparando el bizcocho y para ello comenzamos batiendo los huevos junto con el azúcar y el aceite. Cuando estén bien mezclamos añadimos el puré de calabaza y la vainilla. Incorporamos la harina, la levadura y las especias tamizadas. Finalmente añadimos la leche y en cuanto esté la mezcla lista la dividimos en tres moldes de 16cm previamente engrasados.  Los llevamos al horno precalentado a 180º y los cocinamos unos 25 minutos o hasta introducir un palillo y que salga limpio. 

Dejamos que los bizcochos se atemperen antes de desmoldarlos sobre una rejilla para que se enfríen completamente. Mientras tanto preparamos el relleno y para ello simplemente batimos la nata junto con el sirope de arce y lo mantenemos en la nevera hasta el momento de rellenar. En cuanto tengamos todo bien frío montamos la tarta rellenando cada capa de bizcocho con la nata. Una vez rellena la cubrimos con una buena capa de nata que alisaremos con una espátula. Para decorarla he hecho unos arbolitos de navidad con nata teñida de verde, unos conos de helado cortados a la mitad y unas bolitas de azúcar de colores. He hecho un muñeco de nieve con un poco de fordant y he esparcido algo de purpurina comestible.

lunes, 21 de diciembre de 2020

Bundt cake de turrón

Llevo mucho tiempo haciendo bundt cakes de turró y nunca había publicado la receta. Cada año pruebo una diferente y este año me he decidido por la de Mas dulce que salado y nos ha encantado. si te soba una tableta de turrón blando ya sabes en qué emplearla. Los ingredientes que vamos a necesitar son:

Comenzamos batiendo la mantequilla (debe estar a temperatura ambiente) junto con el azúcar y la miel hasta conseguir que blanquee. Vamos añadiendo los huevos de uno en uno (no incorporamos un huevo hasta que el anterior se integre por completo) Desmenuzamos el turrón y lo incorporamos mientras batimos para mezclarlo bien con la masa. Tamizamos la harina junto con la levadura y el bicarbonato y vamos incorporándola a la masa poco a poco mientras la alternamos con la incorporación de la leche.

 

Repasamos los bordes y el fondo del bol con una espátula para que la masa quede bien mezclada. Engrasamos nuestro molde de bundt cake y lo rellenamos 3/4 partes (si lo llenamos más se desbordará) y lo llevamos al horno precalentado a 175º durante 55 minutos (o hasta que al pintar con una brocheta ésta salga limpia) Lo dejamos atemperar 10 minutos antes de desmoldarlo sobre una rejilla enfriadora. En cuanto esté bien frío lo espolvoreamos con un poco de azúcar glas y listo!

martes, 15 de diciembre de 2020

Milhojas de ponche de huevo #dale1vueltaa


Como cada día 15 volvemos con el reto #dale1vueltaa. En esta ocasión la propuesta vino de la mano de Edana cuenta y fue distinta a las anteriores ya que no nos dio un postre al que darle la vuelta sino que nos propuso hacer un postre con toques navideños en formato individual, que se saliera de los típicos postres de la época y que fueran dignos de nuestra mesa de navidad. Yo tenía varias opciones en mente pero como a mi hermana pequeña le encanta el ponche de huevo y este año no creemos que pueda pasar las fiestas con la familia decidí hacerle estas milhojas de ponche de huevo para que las probara antes de embarcar. Para prepararlas vamos a necesitar:

Comenzamos preparando el hojaldre y para ello lo cortamos en 12 cuadrados del mismo tamaño. Yo lo hice con un molde para galletas pero podemos hacerlo con un cuchillo. Para que no se deformen a la hora de pasarlo a la bandeja del horno yo meto la masa ya cortada en el congelador unos 10 minutos. Repartimos los cuadrados en una bandeja de horno cubierta con papel para hornear y los cubrimos con un poco de azúcar. Cubrimos con otro papel de hornear y ponemos encima una bandeja con una fuente grande apta pata el horno para que pese y así evite que el hojaldre se hinche mientras se cocina. Lo metemos en el horno precalentado a 200º hasta conseguir un hojaldre bien dorado (a mi me tardó unos 20 minutos más o menos)

Para la crema ponemos las hojas de gelatina a hidratar en agua fría y en otro cuenco batimos las dos yemas junto con la maicena y un poco de leche y reservamos. En un cazo ponemos a calentar el resto de la leche con el azúcar, los clavos, la canela, la nuez moscada y la vainilla. En cuanto rompa a hervir colamos la leche y la volvemos a poner en el cazo. Incorporamos la mezcla de las yemas con la leche y la maicena y removemos continuamente mientras espesa la crema. Una vez ha espesado añadimos un chorrito de bourbon y la mantequilla y removemos bien. Por último incorporamos las hojas de gelatina bien escurridas y batimos hasta que se deshagan. Las pasamos a un cuenco y lo cubrimos con film trasparente en contacto con la crema y dejamos enfriar.

Una vez está la crema fría la pasamos a una manga pastelera con una boquilla redonda y vamos montando capas de hojaldre y de crema. La tercera capa de hojaldre la espolvoreamos con un poco de azúcar glas. Repetimos hasta terminar con cuatro pastelitos de hojaldre rellenos de crema de ponche de huevo. Para darle un toque más navideño decoré con unos copos de nieve hechos con fondant y si a la hora servirlos les colocamos unas bengalas ya tenemos el factor espectacular para nuestra mesa navideña. 

Si quieres ver lo que han preparado para su mesa navideña el resto de participantes del reto te dejo el enlace a cada uno de sus blogs.

Todo con azúcar

El zurrón de los postres

Repostería con emoción

La cocina de Tesa

Edana cocina

Panes con garra

miércoles, 9 de diciembre de 2020

Rudolph cupcakes

Este puente hemos tenido varias celebraciones, el cumpleaños de mi cuñado Dani y el de mi hermana Noe y el santo de mi tía Concha. Yo me he encargado de hacer el postre para las celebraciones y una de las cosas que hice, sobre todo para el disfrute de mis sobrinos, fueron estos cupcakes con forma de reno. Son muy fáciles de hacer y quedan de lo más lucidos, sobre todo para una fiesta con niños. Los ingredientes que he utilizado son:


Comenzamos preparando las magdalenas y para hacerlas he usado la típica receta del bizcocho de yogur añadiéndole un toque de speculoos con la crema Lotus. En un bol ponemos un yogur natural, dos medidas del vasito de yogur de azúcar, tres medidas de harina tamizada, 3 huevos, 1 medida de aceite de girasol, una cucharadita y media de levadura y una buena cucharada de crema de speculoos. Lo mezclamos todo bien hasta que se incorporen todos los ingredientes.


Reparte la masa en las cápsulas que utilices para hacer magdalenas. Las mías son grandes así que rellené 10 cápsulas y reservé un poco de masa para hacer la parte del morro del reno (para hacerlo rellené un molde de silicona de semiesferas pequeñas) Metemos las magdalenas en el horno precalentado a 175º durante unos 20 minutos o hasta que al pincharlas el palillo salga limpio. Hacemos lo mismo con el molde de semiesferas para los morritos pero tardarán unos ocho minutos en cocinarse. Dejamos enfriar en una rejilla.


Para decorar los cupcakes necesitaremos fudge (tienes la receta aquí) Es muy sencillo de hacer, solo tienes que cocinar sin dejar de remover 250g de chocolate con una lata de leche condensada y otra de leche evaporada hasta conseguir una crema untuosa. Dejamos enfriar cubierta con film trasparente. Con ayuda de un cuchillo de sierra dejamos plana la parte superior de las magdalenas. Las cubrimos con una buena capa de fudge y colocamos las dos orejas (con dos mini pretzel) los dos ojos que haremos con unas bolitas de fondant y unas gotas de chocolate (de las que usamos para las cookies) y el morro con un lacasito rojo que pegaremos con un poco de fudge. Repetimos hasta decorarlos todos y listo!


lunes, 30 de noviembre de 2020

Pechugas rellenas de espinacas y queso crema



Estas sencillas pechugas de pollo pueden convertirse en uno de tus platos favoritos, como nos ha pasado a nosotros. Normalmente las rellenaba con bechamel y lo que pillara por la nevera pero en esta ocasión lo he hecho con queso crema y espinacas y has sido un éxito total (quiero probar con otros rellenos como el tomate seco o el beicon) Para prepararlas vamos a necesitar:


Comenzamos haciendo un hueco el las pechugas a modo de saco, sin llegar a cortar los extremos para que el relleno no se salga del todo. En un bol mezclamos el queso crema con la mayonesa, la cucharadita de ajo y perejil (siempre tengo en la nevera un bote con ajo y perejil triturado con una pizca de aceite y sal) un buen puñado de parmesano recién rallado y otro de espinacas cortadas en trozos grandes. 


Pintamos las pechugas con aceite, sal salpimentamos y las embadurnamos con la mezcla de una cucharada de pimentón, una cucharadita de cebolla en polvo y otra de ajo en polvo. Rellenamos los saquitos con la mezcla de queso y espinacas y las ponemos en una fuente de horno. Metemos la fuente en el horno precalentado a 180º durante unos 25 minutos o hasta que estén doradas y bien cocinadas (el tiempo dependerá del tamaño de nuestras pechugas) Ya tenemos un plato principal delicioso, nutritivo y sin complicaciones.