miércoles, 15 de septiembre de 2021

Polos cremosos de mango y coco para #dale1vueltaa

Este mes Ivan, de Panes con garra, nos ha propuesto un reto acorde con la época de calor en la que estamos. Teníamos que hacer un postre veraniego y refrescante por lo que se me ocurrió hacer estos deliciosos polos de mango y coco. Son súper sencillos de hacer y están de muerte. Con tres ingredientes vamos a preparar unos polos cremosos que harán las delicias de todos los que los prueben. Para hacerlos vamos a necesitar:

3 mangos pequeños maduros
1 lata de crema de coco 
1 lima


Pelamos y picamos los mangos y los ponemos en el vaso de una batidora. Le añadimos la crema de coco (no es lo mismo que la leche de coco pero si no la encontramos podemos usar leche de coco junto a dos cucharadas de miel) y el zumo de una lima y trituramos hasta conseguir una crema fina. Rellenamos nuestros moldes para polos y lo llevamos al congelador al menos ocho horas. Quedan muy cremosos y es el postre perfecto para estos días de calor. 


Si quieres ver lo que han hecho el resto de participantes del reto te dejo aquí los enlaces a sus páginas:

lunes, 6 de septiembre de 2021

Ensalada de cous cous y brócoli

En verano solemos comer muchas ensaladas, con el calor que hace se me apetecen cosas frescas y esta ensalada de cous cous y brócoli es súper sencilla, es sana y está buenísima. Para prepararla vamos a necesitar: 

1 taza de cous cous 
Caldo de verduras 
Brócoli 
Tomates cherry
1 huevo duro 
Limón 
Aceite de oliva virgen

Comenzamos preparando el cous cous y para ello cubrimos el cous cous con caldo de verdura y tapamos. Separamos el brócoli en porciones, lo ponemos en un bol apto para microondas, lo cubrimos con film trasparente y lo cocinamos a máxima potencia unos tres o cuatro minutos (depediendo del tamaño de los trozos) Tendremos otro bol con agua y hielo para sumergir el brócoli cuando lo saquemos del microondas y así cortar la cocción.
En este tiempo el cous cous estará listo por lo que lo destapamos y lo removemos para que no quede apelmazado. Lo pasamos a un plato grande y dejamos que se enfríe. Le añadimos el brócoli bien escurrido, unos tomates cherry cortados y el huevo duro. Rallamos un poco de piel de limón por encima, preparamos una vinagreta con el aceite de oliva virgen y el zumo de limón y se la añadimos a la ensalada en el momento de servir.


domingo, 15 de agosto de 2021

Hotteok (cortitas coreanas) para #dale1vueltaa


Volvemos, como cada día 15, a participar en #dale1vueltaa y en esta ocasión he sido yo la encargada de proponer el reto. Estamos en pleno agosto, mes de vacaciones por excelencia así que propuse irnos de viaje culinario a un país exótico a elección de cada participante. Me ha encantado el reto ya que mis compañeros se han ido a países de lo más variopintos para mostrarnos sus postres. Yo me he ido hasta Corea, el país al que quería haber ido el otoño pasado. Por las causas que todos conocemos no ha podido ser, pero le tengo muchas ganas así que me decidí por estas tortitas coreanas, muy típicas de la comida callejera de ese país. Para hacerlas vamos a necesitar:

Comenzamos mezclando la levadura y la cucharadita de azúcar con la leche templada y pasados unos minutos la mezclamos con las harinas y la sal. Amasamos con la batidora un par de minutos hasta que la masa quede integrada y lisa. La pasamos a un bol engrasado, la tapamos y la dejamos levar hasta que doble su tamaño.


Mientras tanto preparamos el relleno y para ello picamos los manises y los mezclamos con el azúcar morena y la canela. Una vez ha levado la masa la dividimos en porciones iguales (yo la dividí en siete partes iguales de unos 50g cada una) Con las manos engrasadas forma bolitas con cada porción de masa, aplánalas con la mano y rellénalas con una cucharadita de miel y otra de relleno. Cierra con cuidado y vuelta a formar una bolita. Repite con cada una de las porciones de masa.


Calentamos una sartén anti adherente y la engrasamos con un poquito de aceite vegetal. Vamos a ir cocinando las tortitas dejando una buena separación entre cada bolita. Una vez puestas en la sartén aplanamos un poco con la mano, pero no demasiado para que no quede muy planas y se nos salga el relleno. 


Cocinamos un minuto antes de darte la vuelta y cubrir con una tapa para que se cocinen completamente por el interior durante otro minuto más. No cocinarlo a fuego muy alto para que no se nos quemen, yo lo tenía al 6. Una vez dorada por ambos lados sacamos a un plato y consumimos aún calientes. Aguantan bien hasta dos día después bien envueltos en film. Para consumirlo podemos darle un golpe de calor en la sartén o incluso un minuto en el microondas para que se vuelta a fundir el relleno.

Si quieres ver a donde ha viajado el resto de comapañer@s y ver lo que han hecho te dejo el enlace directo a sus blogs:

jueves, 15 de julio de 2021

Tarta Alaska de limón para #dale1vueltaa

Volvemos a participara en el reto de #dale1vuetaa y en esta ocasión Edana cocina nos propuso hacer un postre cuyo protagonista fuera el limón. Con los calores que está haciendo yo tuve claro que quería hacer algo con helado así que mi propuesta es esta tarta Alaska rellena de helado de limón y lemon curd. Los ingredientes que vamos a necesitar son:

Comenzamos preparando el lemon curd. Yo lo hago en el microondas, es super rápido y queda perfecto Derretimos la mantequilla en un bol apto para microondas. Le añadimos el zumo de limón y el azúcar y batimos. Incorporamos el huevo batido y mezclamos bien. Lo cocinamos un minuto a máxima potencia, sacamos, batimos y repetimos seis o siete veces más hasta que la crema espese. Pasamos por un colador y dejamos que se enfríe por completo cubierto por un film.  Una vez frío lo pasamos a un molde para congelarlo (yo lo he hecho en un molde de silicona para desmoldarlo con facilidad) al menos 6 horas.

El siguiente paso es preparar el bizcocho. Yo he hecho el típico bizcocho de yogur de limón que es muy fácil de hacer. Comenzamos batiendo los huevos junto con el yogur y el azúcar. Incorporamos la harina con la levadura tamizadas y en cuanto estén integrados añadimos el aceite y la ralladura de limón. mezclamos bien. Vertemos en un molde previamente engrasado y lo llevamos al horno precalentado a 175º durante una hora (comprobar que está bien cocinado pinchando con un palillo que debe salir limpio) Dejamos atemperar 10 minutos antes de desmoldar sobre una rejilla para que se enfríe por completo. Una vez bien frío cortamos una capa y la recortamos para que se ajuste a la base de nuestra tarta. El resto del bizcocho podemos consumirlo tal cual o congelarlo para usarlo en otra ocasión.

Para montar la tarta he utilizado un molde de silicona mediano. Rellenamos el molde con el helado de limón dejando un hueco en el centro para poner el lemon curd congelado. Terminamos de rellenar con el helado y cubrimos con una capa de bizcocho. Cubrimos con film transparente y lo dejamos en el congelador unas ocho horas. Transcurrido ese tiempo preparamos un merengue suizo. Para ello ponemos las dos claras con la misma cantidad de azúcar en un bol al baño maría. Batimos hasta que alcance una temperatura de 55º o 60º. Lo pasamos al bol de la batidora y montamos a punto de nieve. 

Una vez montadas las claras desmoldaremos la tarta y la cubriremos con una buena capa de merengue. Con un soplete tostamos el merengue y servimos inmediatamente. Al ser una tarta helada y con los calores que está haciendo no podemos dejarla mucho tiempo fuera del congelador, pero podemos conservarla unos días bien cubierta en el congelador. Si quieres ver lo que han preparado el resto de participantes en el reto aquí te dejo el enlace a sus blogs.

martes, 15 de junio de 2021

Triple tarta de chocolate para #dale1vueltaa



Este mes ha propuesto el reto Teresa de La cocina de Tesa y lo que nos pedía era un postre de chocolate en el que este ingrediente debía aparecer en tres texturas. Desde el principio tuve claro que haría mi tarta favorita y de paso sería mi tarta de cumpleaños. Esta tarta tiene historia, ya que es mi favorita desde que era pequeña. La vendían al lado de casa de mis padres y me gustaba tanto que durante la semana ahorraba para el viernes, al volver del cole, darme el capricho de comprarme una porción. Cuando la señora cerró el negocio tuvo el detalle de irme su receta y desde entonces la guardo con mucho cariño. Los ingredientes son:

Comenzamos preparando los bizcochos y para ello batimos los huevos con el azúcar y el aceite. Tamizamos la harina, el cacao y la levadura y añadimos la mitad a la mezcla. Batimos e incorporamos el buttermilk. Incorporamos el resto de los ingredientes secos y cuando estén integrados añadimos el agua hirviendo. Repartimos la masa en tres moldes de 16cm previamente engrasados y los metemos en el horno precalentado a 175º durante unos 30 minutos.


 Una vez estén os bizcochos los dejamos atemperar 10 minutos antes de desmoldar sobre una rejilla para que se enfríen por competo. Yo suelo preparar un almíbar para humedecer los bizcochos (pero esto es opcional) Si quieres hacer solo tienes que calentar la misma cantidad de agua que de azúcar (por ejemplo 100g de cada uno) y calentarlo hasta que el azúcar se disuelva. Lo dejamos enfriar. Una vez esté todo frío vamos preparar la natilla del relleno. Para que quede bien yo preferí hacer la mitad de la natilla para una capa y cuando estuviera cuajada hacer la otra mitad para la otra capa. Ahora te explico cómo lo hice.

Hidrata dos hojas de gelatina con agua fría. Pon a calentar 200ml de leche con 80g de azúcar y 20g de cacao y mezcla bien. Diluye 15g de maicena en 50ml de leche y en cuanto la mezcla comience a hervir añade la maicena diluida. Bate mientras la mezcla va espesando. En cuanto tenga textura de natillas retira del fuego, añade las hojas de gelatina bien escurridas y bate para integrarlas. Para montar la tarta utilizo un aro grande cubierto con acetato para repostería. Coloco una base de bizcocho y la baño con el sirope. Cubro con toda la natilla y la dejo en la nevera media hora para que coja cuerpo. Mientras tanto repito el mismo proceso de la natilla. Una vez la tengo lista, sco la tarta de la nevera, cubro con otra capa de bizcocho, la baño con sirope y la cubro con otra capa de natilla.

Dejo reposar en la nevera otra media hora antes de cubrirla con la última capa de bizcocho que empaparemos con sirope. Ahora solo nos toca decorar. La receta original solo usa una ganache de chocolate pero para que tuviera más texturas de chocolate yo cubría la capa superior con fideos de chocolate decorando los bordes con ganache de chocolate y en el centro hay unos brigadeiros, unas trufas de chocolate y leche condensada. Toda una muerte por chocolate.

Si quieres ver lo que el resto de comapañer@s han hecho te dejo el enlace directo a sus blogs:

lunes, 31 de mayo de 2021

La ropa vieja de mi madre

Acabamos de celebrar el día de Canarias y no hay mejor manera de celebrarlo que con mi plato favorito de nuestra gastronomía, la ropa vieja. No en todos lados se come la misma ropa vieja ya que es un plato de aprovechamiento que resulta de las sobras del puchero canario. Hay quien mezcla carnes de ternera y de pollo, quien la hace caldosa y quien, como yo, la prefiere seca. Así es como la prepara mi madre y es mi favorita así que aquí te dejo los ingredientes que vamos a necesitar:

Comenzamos el día anterior poniendo los garbanzos (que los hemos tenido a remojo previamente, al menos 8 horas) junto con el trozo de carne en una olla exprés con un poco de sal y el agua suficiente para cubrir. Los cocinamos durante 20 minutos, los escurrimos (guardando un vaso del caldo) y los dejamos toda la noche en la nevera. Al día siguiente cortamos la carne en cuadrados y reservamos. En una sartén grande freímos las papas troceadas y las ponemos en un caldero grande. 


En la misma sartén freímos los garbanzos y los ponemos con las papas fritas. En la misma sartén freímos los trozos de carne y los ponemos en el caldero. Retiramos el exceso de aceite de la sartén y doramos los trocitos de chorizo y de beicon. Añadimos la cebolla muy picada con los dientes de ajo prensado, unas hojas de laurel, una cucharadita de tomillo y un poco de sal. Cuando la cebolla se esté dorando añadimos el pimiento picadito y seguimos cocinándolo. Por último incorporamos los tomates triturados sin piel y sin semillas. 

Cuando la fritura esté bien pochada añadimos unas hebras de azafrán, una cucharadita de pimentón dulce y un buen chorro de vino blanco. Dejamos que el alcohol se evapore, añadimos un poco del caldo de la cocción de la carne y los garbanzos para que quedo una salsita y la vertemos en el caldero en el que teníamos las papas, los garbanzos y la carne. Removemos bien para que se integren todos los sabores, rectificamos el punto de sal y ya tenemos una deliciosa ropa vieja lista para disfrutar.

lunes, 24 de mayo de 2021

Galletas de avena, plátano y chocolate.



Esta receta se la vi en Instagram a Laura de Shoot the cook y desde que la hice por primera vez se ha convertido en un asiduo en mi casa (a mi sobrina le encantan) Los ingredientes que vamos a necesitar son:


Comenzamos mezclando en un bol el plátano machacado con el huevo batido y el azúcar hasta que estén integrados. Añadimos el resto de los ingredientes, salvo las chips de chocolate y mezclamos hasta que todos los ingredientes estén bien incorporados. 


Con ayuda de una báscula de cocina forma bolitas de masa (todas del mismo peso) y colócalas sobre una bandeja de horno cubierta con papel para hornear. Recuerda dejar separación entre las galletas y aplástalas un poco para darles forma. Decora con las chips de chocolate y mételas en el horno precalentado a 180º durante 15 minutos o hasta que se doren. Déjalas enfriar por completo sobre una rejilla.