lunes, 29 de octubre de 2018

Malva pudding con Amarula


Este verano han estado unos buenos amigos de viaje por Sudáfrica. Volvieron enamorados del país, igual que nos ocurrió a nosotros, y para celebrar su regreso organizamos una fiesta sudafricana en el que no podían faltar algunos de sus platos más representativos como el bobotie o la milk pie Trajeron patas y carnes secas típicas del país y preparamos un montón de platos entre los que además de los anteriores que he nombramos hicimos este delicioso malva pudding con un toque del licor Amarula. Para prepararlo vamos a necesitar:


Comenzamos mezclando en un bol el huevo con el azúcar, la cucharada de mermelada de albaricoque, la cucharada de mantequilla derretida y la cucharadita de vinagre. Una vez estén bien mezclados incorporamos la harina y el bicarbonato tamizados y batimos bien. Por último añadimos la ralladura de una naranja y mezclamos. Vertemos la masa en un molde engrasado (que no sea desmoldable, yo he usado uno de cerámica) y lo llevamos al horno precalentado a 180º unos 30 minutos o hasta que al pincharlo el palillo salga limpio.


Mientras se hace el pudding preparamos la salsa y para ello mezclamos en un cazo la leche condensada junto con la leche, la nata y el licor de Amarula. Calentamos bien y cuando saquemos el pudding del horno lo pincharemos por toda la superficie con un tenedor y le iremos vertiendo poco a poco la salsa por todos lados hasta que se absorba por completo. Lo podemos servir aún caliente con un poco de helado o cuando se haya enfriado por completo, en ambos casos esta increíblemente bueno.


2 comentarios:

  1. Se vé humedo, esponjoso y por supuesto....delicioso! Menuda pinta tiene, para coger un trozo ahora mismo ;) me ha encantado la receta! Bss

    ResponderEliminar
  2. Pintaza tiene ese pudding , no conozco el licor Amarula pero no dudo lo mas minimo que este de vicio y el pudding este de rexupete.
    Bicos mil y feliz inicio de semana wapa.

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por vuestros comentarios, me hacen mucha ilusión.
Por falta de tiempo no participo en cadenas de premios pero muchas gracias por pensar en mí.