lunes, 13 de mayo de 2019

Funfetti cake


El sábado pasado fue mi cumpleaños así que la receta de hoy no podía ser otra que esta increíble funfetti cake. Esta tarta es la que le hice a mi sobrino Darío para celebrar su primer cumpleaños. ¿A que es preciosa? Pues he de decir que además de bonita está muy buena por lo que aquí les dejo la receta. Para prepararla vamos a necesitar:


Comenzamos tamizando juntas la harina, la levadura química y la sal y mezclamos bien hasta que quede todo integrado. Reservamos.
Por otra parte, batimos las claras de huevo junto con el buttermilk hasta conseguir una mezcla homogénea y reservamos.
A continuación, añadimos el azúcar y la mantequilla al bol de la amasadora y mezclamos a velocidad media durante un par de minutos hasta conseguir una mezcla cremosa y esponjosa. Despegamos los restos de masa de los laterales y el fondo del bol, así como de la pala, con una espátula de silicona y agregamos el extracto de vainilla. Mezclamos hasta integrar por completo.


Es el momento de incorporar los ingredientes que teníamos reservados alternándolos de la siguiente manera: 1/3 de los ingredientes secos (harina, levadura y sal), la mitad de los ingredientes húmedos (mezcla de buttermilk y claras), 1/3 de ingredientes secos, el resto de ingredientes húmedos y el último 1/3 de ingredientes secos. Es decir, empezamos y acabamos con los ingredientes secos, mezclando después cada adición sólo lo justo para integrar los ingredientes.
Finalmente, agregamos los fideos de colores y, ya a mano, mezclamos hasta distribuirlos uniformemente por toda la masa con ayuda de una espátula.



Pesamos la masa y la dividimos en 3 partes iguales para repartirla entre 3 moldes de 20 cm que habremos engrasado previamente. Alisamos la superficie y damos unos golpecitos suaves contra la  encimera para que libere cualquier burbuja de aire que haya podido quedar atrapada dentro de la masa.
Horneamos durante 30-35 minutos en el horno precalentado a 175º. Antes de sacar los bizcochos, comprobamos que estén bien horneados insertando una brocheta, si sale limpia ya está, si no, vamos comprobando cada par de minutos hasta que estén horneado.
Una vez los sacamos del horno, los dejamos enfriar en sus moldes sobre una rejilla durante 10 minutos. Pasados los diez minutos desmoldamos los bizcochos y los dejamos enfriar por completo bocabajo sobre la rejilla.


Para el relleno batimos la mantequilla junto con la nata y el icing sugar. Una vez estén bien integrados los ingredientes añadimos el chocolate blanco derretido y batimos hasta incorporar. Rellenamos la tarta con esta crema y con el resto cubrimos el exterior. Con ayuda de una espátula intentamos dejarla lo más lisa posible. Decoramos con fideos de colores y con chocolate blanco derretido con nata (100g de chocolate blanco con 40ml de nata) y unas gotas de colorante azul. Ya tenemos lista una increíble tarta de cumpleaños y que además está buenísima.



1 comentario:

  1. Hola! te quedó preciosa, seguro que a él le encantó también porque además de bonita con ese sabor tiene que estar deliciosa!ah y muchas felicidades para ti! besis

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por vuestros comentarios, me hacen mucha ilusión.
Por falta de tiempo no participo en cadenas de premios pero muchas gracias por pensar en mí.