lunes, 11 de febrero de 2019

Tarta de manzana con streusel de gofio


La tarta de manzana es uno de los postres favoritos de mi madre por lo que suelo buscar recetas nuevas con las que sorprenderla. Esta es una tarta de manzana típica alemana pero con un toque canario, con el estrelles de gofio. Es sencilla de preparar y la verdad es que está buenísima. Para prepararla vamos a necesitar:


Engrasamos y enharinamos el molde de la tarta o podemos ponerle algo de papel de hornear para asegurarnos de que se despega bien. Extendemos la masa con rodillo, la ponemos sobre el molde y recortamos los bordes. Aplastamos el borde con un tenedor, como el cierre de una empanadilla, y pinchamos con el tenedor todo el fondo de la masa. Metemos el molde con la masa en el congelador.
Cuando esté congelada la cocemos 20 minutos en el horno a 180º, poniendo un papel de hornear sobre ella que rellenaremos con legumbres para que no se levante la masa. Si queremos asegurarnos de que no se humedece la masa con el relleno que pondremos luego, la pintamos con clara de huevo al sacarla del horno, en caliente. La clara se seca con el calor y ayuda a sellar la masa.


Preparamos el relleno mezclando la nata con los huevos, el azúcar, la vainilla y la harina. Batimos con unas varillas y reservamos. Cocinamos las manzanas y para ello las pelamos y cortamos en gajos no muy finos y las vamos poniendo en un bol con el zumo de limón para que no se ennegrezcan.
Cuando estén todas cortadas las ponemos en una sartén con la mantequilla y el azúcar. Calentamos a fuego suave y las cocemos un rato, hasta que estén blandas, pero no deshechas, removiendo de vez en cuando. Las sacamos de la sartén y reservamos sin el líquido. Agregamos las manzanas  a la masa de la tarta y vertemos el resto del relleno para que cubra las manzanas.



Tamizamos el gofio, la harina y la levadura química juntas, y agregamos el azúcar y la canela. Mezclamos con un tenedor o unas varillas. Añadimos la mantequilla derretida y mezclamos con un tenedor o con la mano hasta obtener unas migas secas de masa. Si no queda una cosa muy seca, añadiremos algo más de harina. De inmediato, espolvoreamos el streusel sobre el relleno de la tarta y la metemos en el horno. Cocinamos la tarta de manzana unos 50 minutos a 180º (sin aire) o hasta que esté cuajada por el centro y la sacamos. La dejamos enfriar dentro del molde y listo.



1 comentario:

  1. Que tarta tan deliciosa... es ver ese corte y suspirar por un trozo igual. Las fotos son preciosas. Un beso!! y feliz inicio de semana.
    fitnomasfat.com

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por vuestros comentarios, me hacen mucha ilusión.
Por falta de tiempo no participo en cadenas de premios pero muchas gracias por pensar en mí.