lunes, 26 de noviembre de 2018

Ensalada de couscous, garbanzos especiados y dátiles.


Esta receta me la dio hace tiempo mi hermana Sonia y se ha convertido en una de nuestras favoritas para hacer cuando vienen los amigos a casa. Es muy sencilla y sorprende por la mezcla de sabores así que ahí va la receta:


Comenzamos preparando los garbanzos espaciados (yo los suelo tener preparados y los uso como snack o para completar una ensalada como ésta) Comenzamos mezclando todas las especias y el zumo del limón en un bol al que le añadiremos los garbanzos escurridos y secos.  Mezclamos con cuidado para que no se deshagan los garbanzos y una vez estén impregnados del rico sabor de las especies los colocamos en una bandeja apta para el horno y los horneamos a 200º durante 40 minutos (removiéndolos de vez en cuando para que se hagan bien por todos lados)


Una vez fuera del horno los dejaremos enfriar por completo antes de meteros en un tarro con cierre hermético para conservarlos. Para preparar la ensalada simplemente vamos a ir colocando los ingredientes por capas. Comenzamos con una base de mezclum de lechugas que cubriremos con el couscous ya cocinado y frío (para hacer el couscous simplemente lo ponemos en un bol y lo cubrimos con caldo bien caliente, lo tapamos y dejamos que el caldo se consuma por completo)


Terminamos añadiendo los tomates cherry cortados por la mitad, los dátiles deshuesados, los garbanzos espaciados y unas hojitas de hierbabuena o de menta. Aliñamos con aceite de oliva virgen extra y con un chorrito de crema de vinagre balsámico y listo. Ya tenemos la ensalada preparada y lista para disfrutar. No me diréis que no es fácil (mi hermana no se complica y la hace con los garbanzos de bote sin especiar)


1 comentario:

Muchísimas gracias por vuestros comentarios, me hacen mucha ilusión.
Por falta de tiempo no participo en cadenas de premios pero muchas gracias por pensar en mí.