miércoles, 3 de junio de 2015

Tarta de queso y tocino de cielo


¿No os parece una combinación deliciosa? A mi me encanta y estaba deseando que me sobraran algunas yemas de alguna receta para hacer esta delicia. Desde que vi estos vasitos en Because ,e enamoré y he de decir que el resultado no me ha defraudado. Aquí van los ingredientes que vamos a necesitar.


Comenzamos preparando el tocino de cielo y para ello mezclamos las yemas con la leche condensada. Llenamos los vasitos que vamos a utilizar hasta la mitad más menos y los ponemos al baño maría durante unos 40-45 minutos más o menos (penemos nuestros vasitos en una sartén grande con agua y cuando comience a hervir bajamos el fuego a la mitad hasta que se cuajen los tocinillos)


Una vez cuajado nuestro tocinillo lo dejamos enfriar. Mientras tanto preparamos la tarta de queso. Ponemos las hojas de gelatina a remojo en un poco de agua fría. Batimos el queso junto con el yogur, la miel y el azúcar las hasta obtener una crema.


Calentamos el zumo de limón con una cucharada de agua en el microondas unos veinte segundos y le añadimos las hojas de gelatina hidratadas y escurridas. Removemos bien hasta que se disuelvan completamente. 


Vertemos la gelatina disuelta en la crema batida de queso y removemos bien para que se integren todos los ingredientes. Rellenamos los vasitos con esta crema y los llevamos a la nevera al menos cuatro horas antes de consumirlo.


Es un postre muy sencillo de hacer y si como a mí os sobran unas yemas después de hacer merengue es una opción de lo más apetecible. Podemos hacer la mitad de las cantidades que os indico, yo lo he hecho así y me salieron tres hermosos vasitos. Espero que os guste.


11 comentarios:

  1. Pues tú misma lo has dicho, una combinación deliciosa, ganas de meter la cuchara me ha dado, genial tu receta. Bs

    ResponderEliminar
  2. Hola guapísima !!!
    Pues yo ando al contrario que tú, con ocho claras en la nevera jaja....de haber hecho natillas.
    Me ha encantado Débora, unos vasitos de verdad que bien ricos. No paras ¿eh? a punto de meter los palillos en la maleta y todavía dejándo estas cositas ricas por aquí.
    Que disfrutéis mi niña, espero que nos cuentes con detalle a la vuelta en una entrada larga, que me encanta veros.
    Besotes gordos y feliz viaje !!!

    ResponderEliminar
  3. Dos postres en uno :) me parece muy rico! en casa durarían muy poco sobre todo porque yo me los comería de dos en dos jeje Un beso muy grande.

    Recetas de una gatita enamorada

    ResponderEliminar
  4. Uummmmmmmmmm cosa rica madre me encanta el tocinillo de cielo y las tartas de queso asi que estos vasitos tenian que estar de rexupte , que pena no estar mas cerca para ir a comer a tu casa.
    Te han quedado divinisimos.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  5. ohhh! estos vasitos son lo mas!!! tienes una pinta deliciosa y seguro que estan deliciosos! enhorabuena! besitos desde maison mandy!!

    ResponderEliminar
  6. Menuca combinación más peculiar, muero por probarla!

    ResponderEliminar
  7. Qué pecado tan rico, yo también quiero!! Ha de estar muy rica, me gustan las tartas de queso y el tocino de cielo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Que maravilla y que pecado, chiquilla. Te dan ganas de meter mano por la pantalla y coger un par de tarritos. Como no puedo me llevo la receta para hacerlos en casa.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  9. Vaya cosa más delicosa... Si hay que arruinar la operación bikini, pues nada, se arruina, total, pa que? Con un vasito así ya vale la pena!

    ResponderEliminar
  10. Dios santo, eso es posible? no sabría, que decir, si me gusta más el tocino de cielo o la tarta de queso!! pecado mortal estos vasitos, una delicia, sin duda, feliz semana.

    ResponderEliminar
  11. No me extraña que te enamorase esta receta porque a mí me ha pasado igual. Tiene que ser un postre delicioso ¡además de lo bonito que te ha quedado!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por vuestros comentarios, me hacen mucha ilusión.
Por falta de tiempo no participo en cadenas de premios pero muchas gracias por pensar en mí.