miércoles, 4 de febrero de 2015

Bacalao espiritual


He visitado Portugal y he tenido la suerte de probar varias de las típicas recetas de bacalao que ofertan sus restaurantes pero nunca había probado esta delicia así que en cuanto vi la receta en Masterchef me dije que tenía que probarla. He tardado un poco, se me acumulan las cosas que tengo que probar, pero el momento ha llegado y he de decir que ya estoy pensando en cuándo la volveré a repetir, porque nos ha encantado. Lo que necesitaremos para esta receta es


Comenzamos preparando el bacalao y para ello ponemos un caldero con agua a hervir, en cuanto comience a burbujear introducimos el bacalao y apagamos el fuego. Dejamos que el bacalao se enfríe en el agua para posteriormente quitarle la piel y desmigarlo.


Mientras se enfría el bacalao cortamos la papa en láminas muy muy finas y luego hacemos papas paja (si tenéis mandolina estupendo pero yo las he hecho a cuchillo y aunque dan más trabajo quedan estupendas y como es sólo una papa tampoco es tanto trabajo) Las dejamos en un bol con agua fría para que pierdan algo de almidón. Las freímos en abundante aceite caliente y en tandas pequeñas para que el aceite no pierda temperatura y nos queden bien crujientes. Reservamos.


En una sartén grande ponemos a sofreír el ajo prensado y la cebolla troceada y en cuanto comiencen a ablandarse le añadimos la zanahoria cortada en cubitos. Salpimentamos (ojo que el bacalao ya trae sal) y lo dejamos que se rehogue hasta que esté la zanahoria tierna. Le añadimos el bacalaho y las papas fritas y removemos para que se mezclen todos los sabores.


En otra sartén ponemos la cucharada de mantequilla y en cuanto se derrita le añadimos la cucharada de harina y la rehogamos bien antes de incorporar la leche caliente para hacer una bechamel. Batimos con ayuda de unas barbillas para que no se formen grumos, salpimentamos y le rallamos un poco de nuez moscada.


Mezclamos la bechamel con el bacalao, el sofrito y las papas y lo ponemos en una fuente apta para el horno. Le rallamos un buen trozo de queso curado y lo llevamos a gratinar al horno un par de minutos, hasta que coja un bonito color dorado. Lo sacamos del horno y servimos. Ya tenemos un plato principal para chuparse los dedos.


14 comentarios:

  1. Es un plato que nunca he probado pero solo con verlo se me hace la boca agua!! Me gusta mucho el bacalao y esta es una forma estupenda de prepararlo! Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Yo he alucinado. Llevaba algunas semanas sin poder pasar por el trabajo y me ando poniendo al día ¡ya con el bacalao me he vuelto a enamorar de tu blog! Es que no falla, siempre que vengo se me hace la boca agua con todo lo que publicas.

    No dudes que lo voy a preparar en casa ¡que hay que comer más pescado y no creo que nadie se resista a esta receta!

    ¡Besos mil!
    http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Ufs... y yo a punto de cenarme unos calabacines... vale, debería dejar de bloggear a estas horas!

    Esto lo comí en Lisboa el verano pasado, y nunca lo he repetido en casa a pesar de que me fascinó su sabor.

    ResponderEliminar
  4. Ufff que buenos recuerdos me trae este plato, lo has bordado!!
    Bss

    ResponderEliminar
  5. Pero que riquísima receta! con lo que me gusta a mi la bechamel, las patatas y el bacalao...la combinación perfecta!!

    Congrats! :)

    ResponderEliminar
  6. Un clásico de la cocina Portuguesa y conocido en todas partes!!! lo adoro mi Debo!!!
    Yo tambien lo probé fuera de ese bello país, porque mientras estábamos ahí había tantos bacalaos para elegir que preferí tirarme alas recetas menos conocidas..por si acaso ;)
    Es una receta deliciosa y cocinada por ti seguro que digna de un restaurante de siete tenedores!!!
    Es un gustazo venir a verte y recibir tus visitas, siempre me dejas con sonrisas en la boca!!

    ResponderEliminar
  7. Gosto tanto e este ficou mesmo uma maravilha.
    Eu o levava para o jantar
    bjs

    ResponderEliminar
  8. Pues si que tiene que estar rico, porque tiene muy buena pinta....besos y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  9. Que buena pinta Deborah, me anoto la receta porque en casa nos encanta el bacalao y así nunca lo he hecho, gracias cielo por compartir, un besote.

    ResponderEliminar
  10. Espiritual no sé, pero divino, seguro.
    Me la guardo.
    Feliz finde. BSS

    ResponderEliminar
  11. Y tanto que tiene que sesr espiritual, qué pinta!! y los platos son preciosos.

    besos

    ResponderEliminar
  12. Qué hambre entra viendo las fotos, un plato muy sabroso. Besos

    ResponderEliminar
  13. Qué rica receta y es que el bacalao es tan agradecido.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Menuda pinta, con lo que me gusta el bacalao!
    En setiembre tengo pensado ir a Galicia y espero poder cruzar a Portugal a probar sus delicias :)

    Besitos gordos

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por vuestros comentarios, me hacen mucha ilusión.
Por falta de tiempo no participo en cadenas de premios pero muchas gracias por pensar en mí.