miércoles, 25 de abril de 2012

Pollo al parmesano



Esta semana no he estado muy metida en el blog ya que ha venido a visitarnos Sara,  una de mis mejores amigas, desde Madrid. La pobre, ha venido a la playa y casi no la ha pisado, pero hemos pasado muy buenos momentos. Hoy se ha ido y por ello quiero dedicarle este plato, que seguro que le encantará.


Esta es una receta muy sencilla que he cogido de la revista “Every Day Food Magazine“ de Martha Stewart. Desde que la vi pensé en prepararla para mi marido (le encanta el pollo). En la receta original no aparece el ajo ni el perejil pero como me pareció bastante sosa sólo con tomillo, le di mi toque personal añadiéndole un poco de estos condimentos tan típicamente españoles (el ajo es imprescindible en mi cocina)



Comenzamos embadurnando el pollo con un chorrito de aceite, el tomillo, el ajo y el perejil bien picaditos. En un recipiente a parte mezclamos el pan rallado y el queso parmesano al cincuenta por ciento (50 gr de uno y 50 de otro aunque si vemos que nos quedamos cortos podemos añadir más cantidad pero eso sí, la misma cantidad de pan rallado que de queso parmesano) Para hornear el pollo vamos a necesitar una fuente grande en donde nos quepan los filetes de pollo sin amontonarlos. Embadurnamos la fuente con un poco de aceite para que no se pegue y colocamos los filetes de pollo estirados. Los espolvoreamos con la mezcla de pan rallado y queso parmesano y les damos la vuelta para terminar de empanarlos. 


Los filetes deben quedar bien cubiertos por esta mezcla de pan rallado y queso parmesano. Finalmente añadimos un chorrito de aceite y los metemos en el horno precalentado a unos 200 grados durante unos 30 o 40 minutos. Ya sabéis que cada horno es un mundo así que sabremos que está hecho cuando los filetes de pollo estén dorados.


A la hora de servir podemos acompañarlos de una papas fritas y una salsa de mostaza dulce o simplemente con una deliciosa salsa de tomate natural. Están para chuparse los dedos. Si queremos servirlos como aperitivo o en una cena informal yo cortaría el pollo en tiras (no demasiado finas) en vez de preparar los filetes, así prepararíamos unos fingers de pollo al parmesano que sorprenderán. Sara, espero que prepares este pollo para esas cenas informales de las que hablamos y ya me contarás.


1 comentario:

  1. Siiiii Primita, lo preparare en breve!!me ha faltado una semana mas en Las Palmas para seguir aprendiendo tus recetas tan ricas y también para volver con 10 kilos de mas!!!pero que maravilla!!!exquisitos todo lo que has cocinado!!!sueño todavía con la tarta red velvet, ESPECTACULAR!!MIL BESITOS Y MIL GRACIAS POR TODO!!

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por vuestros comentarios, me hacen mucha ilusión.
Por falta de tiempo no participo en cadenas de premios pero muchas gracias por pensar en mí.