jueves, 3 de noviembre de 2011

Champiñones rellenos

La verdad es que a mí nunca me han gustado los champiñones, creo que sobre todo es por su textura ya que su sabor no me desagrada y esta receta lo demuestra pues aunque soy incapaz de comerme el champiñón en sí, su relleno me lo como a cucharadas. A mi marido le encanta esta receta así que la suelo preparar como entrante o si es sólo para él, como en esta ocasión, los preparo como acompañamiento de un buen filete a la plancha.
Ingredientes
• 4 champiñones grandes
• ½ cebolla pequeña
• 2 lonchas de jamón serrano bien curadas
• 1 cucharadita de harina
• ½ vaso pequeño de leche
• Sal y pimienta
En primer lugar lavamos muy bien los champiñones y separamos el sombrerito del tronco. Pasamos la cebolla por la picadora y la ponemos a sofreír con una pizca de sal y pimienta (ojo con la sal que el jamón serrano ya es bastante salado). Le añadimos los troncos de los champiñones muy picaditos y en cuanto esté bien hecho le añadimos el jamón serrano triturado (para esta receta lo pico todo en la picadora ya que vamos a rellenar algo muy pequeño).
Lo mezclamos todo bien y le añadimos una cucharada de las de postre colmada de harina y removemos para que se bien para que se rehogue la harina. Finalmente le añadimos el ½ vaso de leche y no dejamos de mover esta mezcla hasta que se forme una bechamel espesa. Lo retiramos del fuego y con esta pasta rellenamos los champiñones.
Ponemos los champiñones rellenos en un recipiente apto para el microondas y lo cubrimos con film. Lo cocinaremos a máxima potencia durante unos 4 minutos y los dejaremos reposar sin destapar dos minutos más. Cuidado al quitar el film ya que el vapor que sale quema mucho.
Ya están listos para comer, a que no es nada complicado.

2 comentarios:

  1. Felicidades x el blocs sigue haciendo recetas q tiene muy buena pinta es lo primero q voy hacer saludos

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por vuestros comentarios, me hacen mucha ilusión.
Por falta de tiempo no participo en cadenas de premios pero muchas gracias por pensar en mí.