lunes, 4 de marzo de 2019

Triple cheesecake con chocolate y dulce de leche


Esta fue la tarta que hice las pasadas navidades y fue todo un éxito. La receta la vi en el Instagram del chef Bosquet y desde que la vi me quedé impresionada. Yo he cambiado algunos ingredientes y he variado las cantidades. Para preparar esta deliciosa tarta en un molde de 15cm vamos a necesitar:


Comenzamos preparando la base de la tarta y para ello trituramos las galletas y las mezclamos con la mantequilla derretida hasta conseguir un aspecto de arena mojada. cubrimos la basa del molde con un poco de mantequilla y papel de hornear y vertemos las migas de galleta. Presionamos con una cuchara o con los dedos hasta que quede uniformemente repartida y prensada. Lo dejamos en la nevera hasta que volvamos a necesitarla.


Comenzamos con la cheesecake de dulce de leche y para ello ponemos a remojo dos hojas de gelatina en agua fría. Batimos el dulce de leche con el queso crema y dividimos la mezcla en dos boles con la misma cantidad. Calentamos la mitad de la leche y diluimos en ella las dos hojas de gelatina bien escurridas. Vertemos en uno de los boles de queso crema y dulce de leche y mezclamos bien. Sacamos el molde de la nevera y volcamos el relleno del bol con la gelatina. Repartimos y alisamos y lo llevamos todo a la nevera al menos 1 hora para que la capa de cheesecake de dulce de leche cuaje.


Una vez esté la capa cuajada nos ponemos con la capa de cheesecake de chocolate con leche y para ello ponemos a remojo dos hojas de gelatina en agua fría y fundimos el chocolate con leche en el microondas. Batimos el chocolate fundido con el queso crema y dividimos la mezcla en dos boles con la misma cantidad. Calentamos la mitad de la leche y diluimos en ella las dos hojas de gelatina bien escurridas. Vertemos en uno de los boles y mezclamos bien. Sacamos el molde de la nevera y tras comprobar que la otra capa está bien cuajada volcamos el relleno del bol con la gelatina. Repartimos y alisamos y lo llevamos todo a la nevera otra hora para que cuaje.


Vamos ahora con la capa blanca, la de cheesecake y para ello ponemos a remojo dos hojas de gelatina en agua fría. Batimos la miel con el queso crema y dividimos la mezcla en dos boles con la misma cantidad. Calentamos la mitad de la leche y diluimos en ella las dos hojas de gelatina bien escurridas. Vertemos en uno de los boles y mezclamos bien. Sacamos el molde de la nevera y volcamos el relleno del bol con la gelatina. Repartimos y alisamos y lo llevamos todo a la nevera al menos 1 hora para que cuaje.


Ya tenemos tres capas así que para las otras tres volvemos a repetir el mismo proceso de cada capa de cheescake (simplemente tendremos que diluir las otras dos hojas de gelatina hidratadas en el resto de la leche caliente, mezclar y listo) Nos aseguraremos de dejar que pase el tiempo suficiente entre cada capa hasta que esté completamente cuajada. Para decorar la tarta, una vez que la capa superior está cuajada derretimos 50g de chocolate junto con 50g de nata para montar y lo vertemos en el molde. Lo dejamos en la nevera hasta que se endurezca y le añadimos chocolate negro picado y un buen chorro de dulce de leche. La tarta es sencilla aunque para que quede así de bonita da algo de trabajo (si queremos simplificar podemos hacerla con tres únicas capas de cheesecake) Espero que la prueben!


3 comentarios:

  1. Dios, estaba buscando otra cosa por el trabajo, pero he visto las fotos y me ha entrado un hambre de locura aquí en la oficina jejeje...

    Muchas gracias por la receta, me la guardo para hacerla el finde con los peques

    Saludos!
    Marta
    Reparacion de electrodomestico madrid

    ResponderEliminar
  2. Es preciosísima! Tiene que estar buenísima además, apuntada queda :)

    ResponderEliminar
  3. Wauh! Tiene un corte que impresiona con esas capas tan perfectas. Me pido un trozo!!! Un beso y feliz inicio de semana.
    Fitnomasfat.com

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por vuestros comentarios, me hacen mucha ilusión.
Por falta de tiempo no participo en cadenas de premios pero muchas gracias por pensar en mí.