lunes, 13 de noviembre de 2017

Tarta de chocolate y mousse de coco


Esta es una tarta con una combinación de sabores deliciosa. Podemos hacerla helada en verano o como una tarta mousse en invierno, sea como sea está deliciosa. para prepararla vamos a necesitar:


Comenzamos haciendo el bizcocho de chocolate. Batimos la mantequilla blanda con el azúcar glass tamizada hasta que blanquee y quede esponjosa. Mientras hervimos el agua y la mezclamos con el azúcar moreno y el cacao sin azúcar. Mientras tanto vamos añadiendo el huevo a la mezcla de mantequilla y azúcar glass. Incorporamos la mitad de los ingredientes secos tamizados (harina, levadura y bicarbonato) y batimos hasta que se mezclen. 


Añadimos el agua con el azúcar y el cacao, batimos y finalmente incorporamos el resto de los ingredientes secos. Batimos bien y lo vertemos en un molde engrasado. Lo llevamos al horno precalentado a 180º durante una media hora. Esto dependerá del molde que usemos ya que si usamos unos redondo pequeño para hacer un bizcocho más alto necesitaremos algo más de tiempo. Una vez fuera del horno lo dejamos enfriar unos 10 minutos antes de desmoldarlo para que se enfríe completamente.


Ahora toca hacer la mousse de coco y para ello ponemos a hidratar las hojas de gelatina en agua fría. Ponemos en un cazo la leche de coco con la mitad del azúcar y calentamos hasta que se disuelva. Apagamos el fuego y le añadimos las hojas de gelatina escurridas. Removemos bien para que se mezclan y no queden grumos. Dejamos templar un rato para que pierda el calor.


Con ayuda de una batidora eléctrica montamos la nata con la otra mitad del azúcar. Una vez esté fría la leche de coco, añadirle con movimientos envolventes la nata montada hasta que quede bien integrada. Si el bizcocho nos ha quedado muy alto cortamos un disco para usar como base de la tarta y lo ponemos en el molde. Vertemos la mousse sobre la base de bizcocho y alisamos la parte superior. Llevamos a la nevera y dejamos que se enfríe al menos ocho horas.


Si no tenemos ganas de hacer el bizcocho para la base podemos hacerla con galletas trituradas con mantequilla (podemos usar galletas oreo o digestive) Para decorar cortamos trocitos de chocolate negro con ayuda de un pelador y listo. Como comenté al principio podemos congelarla para tomarla como tarta helada o simplemente mantenerla en el frigo.


1 comentario:

  1. Uummmmmmmmm de buena gana daba cuenta de un trozo pintaza tiene y no dudo ni un segundo que este de rexupete.
    Te ha quedado de relujo.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por vuestros comentarios, me hacen mucha ilusión.
Por falta de tiempo no participo en cadenas de premios pero muchas gracias por pensar en mí.