lunes, 30 de octubre de 2017

Oreo cheesecake


Mi sobrino no es mucho de dulces pero le encantan las Oreo por lo que para su cumpleaños siempre le hago una tarta con estas galletas. Este año tocó una deliciosa cheesecake sin hornear que fue todo un éxito por lo que les animo a probarla. Para hacerla vamos a necesitar:


Lo primero que haremos es  la base de la tarta, para ello trituraremos las galletas oreo en un triturador de alimentos. Una vez que las tengamos trituradas añadimos la mantequilla fundida, mezclamos bien y extendemos sobre la base del molde (yo he usado uno desmontable de Lekue), con la base de un vaso plano aplastamos y nivelamos bien la base de nuestra tarta y reservamos en la nevera mientras preparamos el relleno.


Ponemos el queso crema en un bol, empezamos a batir con una batidora eléctrica, primero a velocidad suave y luego un poco más rápido, añadimos el azúcar en forma de lluvia y el extracto de vainilla, seguimos batiendo un poco más. Luego añadimos la nata bien  fría y batimos hasta que quede bien montada.


Partimos en trozos las galletas oreo, no excesivamente pequeñas para que se noten en la tarta, las ponemos en la mousse y mezclamos con movimientos envolventes para  que no se baje. Pasamos la mousse al molde que tenemos preparado con la base y repartimos bien por todos lados dejando la parte superior lisa. Llevamos a la nevera al menos ocho horas para que la tarta se enfríe bien.


para decorar preparamos una ganaché fundiendo el chocolate junto con la nata. Dejamos que se atempere. Desmoldamos la tarta y cubrimos con la ganaché. Dejamos que caiga chocolate por los bordes de la tarta. Terminamos la decoración con un poco de nata montada y mini oreos. Listo!


1 comentario:

  1. Guauuu cacho tarta¡¡¡ ademas de bonita una delicia¡¡¡ besitos

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por vuestros comentarios, me hacen mucha ilusión.
Por falta de tiempo no participo en cadenas de premios pero muchas gracias por pensar en mí.