lunes, 18 de septiembre de 2017

Risotto de remolacha


Éste se ha convertido en uno de nuestros platos de arroz favoritos. Es fácil de hacer y tiene pocos ingredientes. Para prepararlo vamos a necesitar:


Comenzamos poniendo un poco de aceite de oliva en una sartén grande y cuando esté caliente le añadimos la cebolla y el apio bien picaditos junto con el diente de ajo prensado. Cuando veamos que están cocinados le añadimos el arroz y removemos para que se impregne de los sabores. 


Añadimos el vino tinto y dejamos que reduzca para que se evapore el alcohol. Es el momento de incorporar el caldo. Lo vamos a hacer poco a poco, es decir, añadimos un cazo de caldo caliente y vamos removiendo para que el arroz suelte el almidón y no añadimos más caldo hasta que se haya consumido el que había en la sartén. Volvemos a repetir la misma operación hasta que terminemos con el caldo.


Cuando quede el último cazo de caldo para añadir al risotto incorporamos la remolacha triturada junto con el caldo. Seguimos removiendo hasta que quede un arroz cremoso. Retiramos del fuego y le añadimos el queso parmesano y la cucharada de mantequilla. Removemos bien para que se incorporen y servimos inmediatamente con un poco de perejil picado.


Como dije al principio, éste se ha convertido en uno de nuestros imprescindibles por lo que mi marido me suele pedir que se lo prepare a menudo. Como veis es una receta sencilla, lo único a tener en cuenta es que debemos estar removiendo continuamente para que el arroz suelte el almidón y nos quede un plato cremoso, por lo demás no tiene complicación ninguna y el plato es bien vistoso y colorido. Espero que les guste.



7 comentarios:

  1. Madre mía un risoto con remolaja, si no lo leo no me lo creo que pinta tiene, super vistoso a la vista y al paladar. bssssss

    ResponderEliminar
  2. Qué original, seguro que está buenísimo. A ver si lo pruebo, que me encanta la remolacha y los risottos.

    ResponderEliminar
  3. Hola guapísima !!!
    Rico no dudo que tiene que estar, pero es que además el color no puede ser más atractivo.
    Me ha encantado Déborah.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
  4. Uummmmmmmmmmmmmmm relamiendome estoy me pierden los platos con arroz en cualquiera de sus versiones ,pintaza tiene ese risotto seguro que estaba de muerte relenta no lo siguiente ,que color tan bonito tiene, te ha quedado de relujo.
    Bicos mil y feliz inicio de semana wapa.

    ResponderEliminar
  5. Es uno de mis risottos pendientes, desde que descubrí el risotto intento hacer recetas nuevas, éste me ha encantado !!!
    besos,

    ResponderEliminar
  6. Un risotto divino te ha quedado, la remolacha aparte de sabor que color más bonito le aporta al arroz, tiene que estar delicioso...Bess

    ResponderEliminar
  7. Hola Déborah, ya cuando el otro día comentaste que habías hecho un risotto de remolacha pero resultó muy curioso, pero viéndolo me lo parece más. Qué color más bonito, si da pena de comerlo. Y por supuesto seguro que esta muy rico.
    ¡Un besote!

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por vuestros comentarios, me hacen mucha ilusión.
Por falta de tiempo no participo en cadenas de premios pero muchas gracias por pensar en mí.