lunes, 20 de marzo de 2017

Panna cotta de café y crema de mascarpone sin azúcar


Mi padre era diabético y muy goloso así que solía prepararle muy a menudo postres para que no echara tanto de menos el dulce. Hace ya tiempo que le hice esta panna cotta de café con mascarpone y le encantó. Si podemos comer azúcar simplemente tenemos que doblar las cantidades de tagatosa y sustituirla por azúcar. Para prepararla vamos a necesitar:


En un bol ponemos la gelatina a hidratar con 100 mililitros de leche fría. En un cazo ponemos a calentar el resto de leche y la tagatosa (o el azúcar) hasta que se disuelva. Retiramos del fuego y le añadimos la gelatina, el extracto de vainilla y el café y removemos hasta mezclar todos los ingredientes. Repartimos en vasos o copas, cubrimos con film trasparente y dejamos enfriar en la nevera al menos cinco horas (mejor toda la noche).


Para la crema de mascarpone batimos la nata junto con el mascarpone, la tagatosa y el extracto de vainilla hasta conseguir picos suaves. Lo llevamos a la nevera para que coja cuerpo. Decoramos las panna cotta con la crema de mascarpone y a disfrutar.


2 comentarios:

  1. Uummmmmmmmmmmmmm me encanta la panna cotta de cafe y esta tuya con la crema de mascarpone no dudo ni un segundo este de muerte relenta ,babendo me marcho que lo sepas.
    Te ha quedado de relujo en casa no dejarian de hacerte la ola.
    Bicos mil y feliz semana wapa.

    ResponderEliminar
  2. Me tomaria uno ahora mismo que rico.
    Saludos:
    Olguis.

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por vuestros comentarios, me hacen mucha ilusión.
Por falta de tiempo no participo en cadenas de premios pero muchas gracias por pensar en mí.