lunes, 17 de octubre de 2016

Pastela moruna.


La pastela (o bastela) se ha convertido en uno de nuestros platos favoritos. No es ningún secreto que adoro las especias y sobre todo la mezcla de sabores dulce y salado. Esta receta tiene de todo eso y en cuanto vi la receta publicada en el blog de mi queridísima Teresa, de "La cocina de Tesa" me puse manos a la obra y la preparé. Menudo acierto, tanto que nos confesamos enganchados así que aquí tienen los ingredientes que necesitan para preparar esta delicia:


Comenzamos con el relleno y para ello ponemos en un caldero un chorrito de aceite. Cuando esté caliente le añadimos las cebollas cortadas en trocitos y rehogamos. Cuando comiencen a volverse traslúcidas añadimos los dientes de ajo prensados. Poco a poco iremos añadiendo las especias y removiendo par que se integren bien todos los sabores.


Añadimos los contramuslos de pollo y doramos. Cubrimos con agua y añadimos la cucharada de miel. Dejamos que el pollo se cocine a fuego medio durante media hora. Retiramos del fuego y sacamos el pollo a un plato. Dejamos que se enfríe, le retiramos la piel y lo troceamos.


Incorporamos el pollo desmenuzado al caldero y le añadimos las almendras tostadas y bien picadas. Batimos los huevos y los incorporamos removiendo bien para que la salsa quede bien espesa. Salpimentamos y añadimos cilantro y perejil bien picado. Removemos y dejamos enfriar por completo.


Para montar la tarta usamos un molde resistente al horno. Pintamos las hojas de masa philo con mantequilla derretida y las vamos colocando para que cubran el fondo y quede al menos la mitada de cada hoja colgando por fuera del molde. Cuando el fondo esté cubierto con siete u ocho hojas vertemos el relleno de pollo en su interior. 


Llevamos los bordes hacia el centro y si queda algún hueco sin cubrir añadimos más hojas de masa philo. Pintamos la parte superior con mantequilla derretida y lo llevamos al horno precalentado a 180º durante unos treinta minutos. Sacamos unos cinco minutos antes de terminar de cocinar y espolvoreamos con azúcar las y canela y dejamos que la tarta se termine de dorar. Ya la tenemos lista. Tanto fría como caliente está de vicio.



6 comentarios:

  1. Uno de mis platos marroquíes favoritos. Y no en todos los restaurantes lo hacen bien. Tengo mis rincones....
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Qué maravilla !!!
    He estado tentada a prepararla muchas veces y aún no lo he hecho...tengo que ponerle remedio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Cada vez soy más fan de las especias y esta pastela seguro que será todo un éxito. En cuanto consiga la pasta philo le tocará su turno! Besiños.

    ResponderEliminar
  4. En casa nos vuelve loco la pastela!! Nos encanta! Te ha quedado impresionante...

    Tengo nueva receta:

    http://micocinitadejuguete.blogspot.com.es/2016/10/ensalada-de-espinacas-con-berenjena-y.html

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. me encanta la pastela¡¡ y esta se ve de lujo.
    besos crisylaura

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por vuestros comentarios, me hacen mucha ilusión.
Por falta de tiempo no participo en cadenas de premios pero muchas gracias por pensar en mí.