lunes, 5 de septiembre de 2016

Tarta helada de dulce de leche y ambrosías Tirma.


Esta es una tarta súper sencilla de hacer por lo que se convierte en perfecta para el verano ya que simplemente tenemos que mezclar los ingredientes y esperar a que se congele. Fácil, verdad?? Vamos con la lista de ingredientes


Comenzamos preparando la base de esta tarta helada y para ello trituramos las galletas y las mezclamos con la mantequilla fundida hasta conseguir una textura de arena húmeda. Ponemos esta mezcla en un molde de unos 22cm y presionamos con la ayuda de un vaso con el fondo plano para dejar la base compacta y lisa.


En un bol mezclamos la leche condensada y el dulce de leche. Batimos bien hasta que se integren. Reservamos y mientras montamos la nata. Para que monte bien debe ser una nata que contenga al menos 35% de materia grasa y que esté bien fría.


Mezclamos la nata montada con la leche condensada y el dulce de leche y le añadimos unas 25 ambosías (si son Tirma mucho mejor) cortadas en trocitos. Removemos bien con una espátula para que los trozos de ambrosía se repartan por toda la mezcla.


Vertemos nuestro relleno en el molde, sobre la base de galleta. Alisamos la parte superior y la cubrimos con film trasparente antes de llevarla al congelador al menos 4 horas para que nuestra tarta quede completamente congelada.


A la hora de servir desmoldamos nuestra tarta y le añadimos las cinco ambrosía que nos quedaban cortadas en trozos a modo de decoración. Servimos rápido antes de que la tarta se nos descongele y a disfrutar de este manjar!!


2 comentarios:

  1. ¡madre mía ! qué tarta para más rica.
    besos

    ResponderEliminar
  2. Menuda pintaza tine esta tarta, no dejaría ni las migas jajaja. Un besazo.

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por vuestros comentarios, me hacen mucha ilusión.
Por falta de tiempo no participo en cadenas de premios pero muchas gracias por pensar en mí.