lunes, 22 de agosto de 2016

Kasutera.


La Kasutera es un típico bizcocho japonés descendiente de la Castella portuguesa. Es un bizcocho súper esponjoso con el que solíamos desayunar en nuestro viaje a Japón. Es muy fácil de hacer y aguanta perfectamente un par de días así que se ha convertido en un desayuno muy recurrente en casa. Para hacerlo vamos a necesitar


Comenzamos batiendo los huevos y el azúcar con unas varillas eléctricas hasta que tripliquen su volumen. Mezclamos las cinco cucharadas de miel con las dos cucharadas de agua caliente y se las añadimos a los huevos batidos con el azúcar. Mezclamos bien.


Poco a poco vamos incorporando la harina de fuerza tamizada y removemos con una espátula para evitar que se nos baje el volumen del bizcocho. Engrasamos un molde rectangular y añadimos la masa.


Lo metemos en el horno precalentado a 160º durante una hora (si dividimos la masa en dos moldes pequeños lo tendremos listo en media hora) Una vez transcurrido el tiempo pinchamos con una brocheta para comprobar que el bizcocho está hecho y lo sacamos del horno. 


Lo dejamos atemperar 5 minutos antes de desmoldarlo sobre una rejilla. Mientras aún está caliente lo glaseamos con la mezcla de agua caliente y miel. Dejamos que se enfríe completamente y ya podemos disfrutar de este delicioso y esponjoso bizcocho.


5 comentarios:

  1. Não conhecia este bolo, a receita é simples e ficou um bolo lindo.
    Nota-se que ficou fofo.
    Boa semana

    ResponderEliminar
  2. Me encantan los bizcochos!!! Te ha quedado muy jugoso. Rico, rico!!! Yo lo que pasa es que soy la única que come dulce en casa y en el último bizcocho me ha salido moho :(
    Tengo que hacerlos más pequeños y sin gluten ;)

    Besos guapa!

    ResponderEliminar
  3. Que esponjosito se ve, las fotos lo dicen todo!!!!
    Besos guapa

    ResponderEliminar
  4. Tiene una pinta espectacular ¡gracias por compartirlo!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por vuestros comentarios, me hacen mucha ilusión.
Por falta de tiempo no participo en cadenas de premios pero muchas gracias por pensar en mí.