lunes, 10 de agosto de 2015

Sorbete de sandía y hierbabuena.


Me declaro seguidora incondicional de una brujilla que me tiene enamorada. Juana, en La cocina de Babel, me hace viajar con todos los sentidos. Me recreo la vista con sus impresionantes fotos, me evoca olores y recuerdo de distintos viajes con su comida callejera y me transporta con sus palabras a lugares que aún no conozco y que me muero por visitar. Ella, tan sencilla como siempre, es capaz de llevarme a la India con un espectacular Nimish o a la increíble Toscana con su Panzanella. Esta vez nos quedamos en España porque la hierbabuena me evoca al sur, a los veranos con mi familia en Andalucía y esto, mi querida Juana, me hace sonreír... Este sencillo y maravilloso sorbete hará las delicias de chicos y mayores así que para prepararlo vamos a necesitar


En un cazo ponemos el azúcar y el agua a fuego fuerte y en cuanto comience a hervir bajamos el fuego al mínimo y o dejamos burbujear unos cinco minutos antes de apagar y dejar que se enfríe completamente.


Trituramos la sandía con ayuda de un robot de cocina y lo mezclamos con el jarabe de azúcar, la ralladura de limón y la cucharadita de hierbabuena muy picadita. Ponemos la mezcla en un recipiente metálico, de esos pequeños de plumcake y lo llevamos al congelador.


Removemos con un tenedor cada media hora hasta que consigamos una consistencia de sorbete. A mí me ha llevado algo más de dos horas. Como veis es muy sencillo de preparar y está buenísimo. Es el postre perfecto para estos días de calor abrasador así que os animo a prepararlo.


2 comentarios:

  1. La sandia no me hace mucha gracia pero ese sorbete me ha tentado mucho seguro esta delicioso con la hierbabuena.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  2. Te ha quedado de maravilla y la sandía fresquita en verano con el calor que hace mmmmm que rico!!!
    Besitos!

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por vuestros comentarios, me hacen mucha ilusión.
Por falta de tiempo no participo en cadenas de premios pero muchas gracias por pensar en mí.