miércoles, 8 de abril de 2015

Parfait de brownie, mousse de chocolate y caramelo salado


¿Qué es un parfait? Pues algo perfecto y no me diréis que esto no es perfecto. Eso si, ni lo miréis si estáis a dieta porque sólo con las fotografías ya van 100 calorías!! Lo cierto es que merece la pena almorzar una simple ensalada para poder comernos esta bomba calórica de postre.


Este postre tiene tres elaboraciones. La primera es hacer un delicioso brownie y para ello he utilizado mi receta estrella (podéis verla pinchando aquí) Lo hacemos de un día para otro y así lo dejaremos enfriar completamente, yo creo que de un día para otro está más bueno y se intensifica el sabor a chocolate.


La segunda elaboración es la del mousse de chocolate, que también haremos el día anterior para que se enfríe bien. Tengo mi receta de mousse de chocolate publicada aquí, pero si tenéis otra favorita o queréis sustituir la mousse por helado de chocolate seguro que queda igual de bien.


La tercera y última elaboración es hacer la salsa de caramelo salado. Para ello ponemos 75g de azúcar blanca en un cazo al fuego para hacer caramelo. Cuando no se vean los granos de azúcar y tenga un color marrón claro añadimos 100ml de nata líquida (cuidado que salta y quema mucho) Removemos bien con una cuchara de madera y lo dejamos cocinar un par de minutos. Cuando lo retiremos del fuego añadimos una cucharadita de mantequilla y media cucharadita de sal gruesa. Para montar el postre simplemente rellenamos un vaso o una copa con capas de brownie, mousse de chocolate y salsa de caramelo. Para rematar añadimos un poco de chocolate fundido, de salsa de caramelo y unas migas de brownie.


No me diréis que podéis saltaos la dieta por este postre, yo lo haría con los ojos cerrados.

24 comentarios:

  1. A mí no me importa estar cuatro días sin comer para zamparme un parfait de estos ¡vivan los pecados gastronómicos y la gula!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. Madre de dios que pintaza tienen esos vasitos, te han quedado fenomenal no lo siguiente, un vasito yo lo borda ría uumm....Bess

    ResponderEliminar
  3. Impresionante!! se hace la boca agua!! Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  4. Si querías dejarnos babeando ante la pantalla lo has conseguido con creces, que maravilla de postre.

    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Menuda perfección!! Esta es una receta de las de plato único como digo yo, tiene que estar muy rico

    ResponderEliminar
  6. Me acabo de quedar babeando... que ganas. Un beso!

    Recetas de una gatita enamorada

    ResponderEliminar
  7. Pode ser calorica mas é com toda a certeza uma delicia, adorei
    Ficou uma sobremesa linda
    bjs

    ResponderEliminar
  8. ohhh que nos traes hoy!! ahora no podre dormir solo pensar en que tengo que hacerlo, menuda delicia!! bicos

    ResponderEliminar
  9. Por Dios Raquel¡¡¡¡¡, seran una bomba si, pero a mi no me importaria explotar con tal de comerme un vasito de esos, y es que se ven irresistibles¡¡¡¡¡ besos

    ResponderEliminar
  10. Ufff, Déborah creo que mientras te escribo ya he engordado medio kilo.
    Esto es un pecado total, pero qué rico tiene que estar. Vamos, que me salto hasta el paso de la ensalada, pero quiero el postre jaja
    Me ha encantado, mi niña.
    Besotes y feliz semana.

    ResponderEliminar
  11. Merece la pena engordar un poquito con esta delicia, solo por probarla daría lo que fuera, creo que tengo que hacerla ya, me has dejado babeando con tus vasitos. Besossssss

    ResponderEliminar
  12. Éste tipo de postres, me parecen fantásticos! Además, la combinación de brownie con la mousse de chocolate y la salsa es exquisita!
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  13. Yo he pillado las calorías de las fotos dos veces, ayer en Instagram y hoy aquí.

    Desde luego las fotos son un lujo para la vista, un dulce fantástico, sobre todo para los muy chocolateros, me lo guardaré para cuando me quiera hacer un regalo a mi misma.

    Bss.

    ResponderEliminar
  14. Caramelo salado????? Me has dejado fascinada con este post..... tengo que probarlo, sí o sí!!!!
    Un besazo

    ResponderEliminar
  15. Que postre mas rico, esto lo tengo que preparar yo en casa que seguro que triunfó.
    Besos crisylaura.

    ResponderEliminar
  16. Chica sin comentarios, jjjjjjja. Bueno los voy hacer, esto es de peligro peligro, que ricooooo madre. bsssss.

    ResponderEliminar
  17. Uummmmmmmmmmmmmmm saltarse la dieta y lo que haga falta por uno de esos vasitos matooooooooo quien pudiera meter la mano y dar cuenta de el que rico tiene que estar, ademas te ha quedado de relujo.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  18. Creo que merece a pena no comer en todo el dia por darse el gusto de saborear este postre , me parece delicoso
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  19. Espectacular,todos los adjetivos son pocos.....un bico

    ResponderEliminar
  20. Espectacular,todos los adjetivos son pocos.....un bico

    ResponderEliminar
  21. Vaya si engorda con solo mirarlo, ya lo estoy notando, jeje, pero mira, me da igual, que cuando se disfruta no hay que ponerle peros! Delicioso, muy tentador! Besiños.

    ResponderEliminar
  22. Que sepas que eres mi perdición, cada vez que vengo a tu blog, me voy con ganas de hacer la receta y esta no es para menos, estoy salivando literalmente, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  23. Me la salto, claro que me la salto! Trae un vasito de esos y a la porra el bikini!

    ResponderEliminar
  24. Me encanta el emplatado en vasos, y sí, son perfectos, te miran con los ojos golosetes y dicen "cómeme". Un besote.

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por vuestros comentarios, me hacen mucha ilusión.
Por falta de tiempo no participo en cadenas de premios pero muchas gracias por pensar en mí.