miércoles, 1 de octubre de 2014

Tarta de panna cotta y sandía sin azúcar


Ya sabéis que mi padre es diabético así que siempre procuro prepararle algún postre especialmente para él y más cuando celebramos su cumpleaños. La semana pasada os enseñé las mini tartas heladas de polvito uruguayo que preparé por su cumple, pero para él hice esta deliciosa tarta de pana corta y sandía que había visto en el blog de Kanela y limón pero adaptándola para que mi padre pudiera disfrutar de ella. Los ingredientes que vamos a necesitar son


Comenzamos preparando la masa que usaremos como base de nuestra tarta y para ello mezclamos todos los ingredientes con la ayuda de un robot de cocina. Tenemos que tener en cuenta que la mantequilla esté blanda y el huevo a temperatura ambiente. Se formarán unas migas que uniremos con las manos formando una bola. La ponemos entre dos papeles de hornear y la estiramos con ayuda de un rodillo.


Engrasamos un molde para tarta y lo cubrimos con nuestra masa estirada. Lo dejamos reposar en la nevera para que la masa se endurezca. Ahora nos ponemos a preparar la panna cotta y para ello ponemos la gelatina a remojo en un poco de agua fría. Ponemos el resto de ingredientes en un cazo y lo llevamos a ebullición. Lo retiramos del fuego, escurrimos la gelatina y la incorporamos, removiendo hasta su completa disolución. Reservamos.


En lo que se enfría la pana cotta horneamos la masa, cubierta con papel de hornear y con peso (garbanzos) para que no suba, en el horno precalentado a 180º durante unos 25 minutos (hasta que se dore) sacamos del horno y dejamos que se enfríe completamente antes de rellenarla con la panna cotta y dejarla en la nevera para que se termine de cuajar.


Una vez cuajada la panna cotta cubrimos la tarta con bolas de sandía (para hacer las bolas he utilizado un sacabolas) Para que las bolas no se nos muevan las cubriremos con una capa de gelatina de sandía y para hacer esta gelatina simplemente recogemos el agua que va soltando la sandía a la hora de hacer las bolas hasta obtener 125ml. Calentamos 25ml de este agua y disolvemos dos hojas de gelatina hidratadas y removemos hasta disolverlas completamente antes de incorporar los 100ml restantes del agua de sandía. Removemos bien y cubrimos la tarta decorada con las bolas con esta gelatina y la dejamos enfriar completamente.


Un postre delicioso y refrescante para disfrutar con toda la familia, incluso los diabéticos.

19 comentarios:

  1. Que rica!!! Para chuparse los dedos. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa! Pero que tarta tan apetecible! Tiene muy buena pinta. Me gusta mucho las bolitas de sandía que le has puesto, la hacen muy original! Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Que bien k prepares estas cosas tan ricas y que tu padre pueda comer. Me encanta la receta. Besotesss

    ResponderEliminar
  4. la pinta simplemente es maravillosa. si es q vaya colorido mas rico q tiene. me encantan tanto la tarta como las fotos

    ResponderEliminar
  5. Muy refrescante para estos tiempos que estamos teniendo. Muy rico seguro.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Hola preciosa ¿ya de vuelta?
    Un postre además de precioso, bien rico. Desde luego tu padre tiene suerte con poder disfrutar de estos maravillosos postres ideados por tí, y totalmente aptos para él.
    He probado la Tagatosa y lo cierto es que no se diferencia en el sabor del azúcar.
    Besotes mi niña, y feliz semana.....ah, las fotos son IM-PRE-SIONANTES !!!

    ResponderEliminar
  7. Uma tarte linda e bem original
    Gostei muito
    bjs

    ResponderEliminar
  8. Me encanta como te quedó...me dejas alucinada con lo que me gusta la sandía huuuu.Bsss

    ResponderEliminar
  9. Que tarta tan original!!!!!!! Y de sandia...Wow!!!!!!!Me has dejado con la boca abierta!!!!Un besoo

    ResponderEliminar
  10. Qué vistosa queda con las bolas de sandía!!
    Ya se van viendo menos sandías en las fruterías, van dejando paso a mandarinas y membrillos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Queda preciosa y muy veraniega, esta perfecta, como te quedo la condenada, tu padre estara enca tado....Besss

    ResponderEliminar
  12. ai madre que buena pinta!!!! encima sin azucar así no engorda tanto... me ha encantado tu receta es de 10 ..!!
    un beso!
    http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  13. Pero que tarta tan espectacular y rica, que a mi me encanta la sandía y ya estoy penando por que se acaba la temporada, pero me la apunto para hacerla en cuanto pueda.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  14. Genial aprender ricos postres sin añadir azúcar. Un beso, Débora!

    ResponderEliminar
  15. Divnisimaaaaaaaaaaa como todo lo que haces me encanta y seguro que esta de vicio ,tomo nota de la receta tengo que hacerla si o si a mi marido las tartas de frutas solo le gustan con la fruta que le gusta y la sandia es una de ellas.
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    ResponderEliminar
  16. Qué tarta tan bonita, el color es espectacular y la sandía me gusta tanto que para mí sería empezar y no parar. Feliz finde.

    ResponderEliminar
  17. Que buena pinta y que bonita! Te ha quedado perfecta y con esos sabores estoy segura que debe de estar deliciosa! bss

    ResponderEliminar
  18. qué pena que se nos estaba acabando ya la sandía, pero me guardo la receta para el próximo verano, me ha encantado. besos

    ResponderEliminar
  19. Que preciosa tarta, que colorida y bonita!!! Seguro que estaba deliciosa!!
    Besos de Bea y Mara
    Te queremos invitar a nuestro evento del National Bundt Cake day por si te quieres animar, en nuestro blog encontraras todos lo detalles del evento, nos encantaría que estuvieses tambien

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por vuestros comentarios, me hacen mucha ilusión.
Por falta de tiempo no participo en cadenas de premios pero muchas gracias por pensar en mí.