domingo, 13 de abril de 2014

Ruffle milk pie sin azúcar


Ya sabéis que mi padre es diabético así que cuando hay reunión familiar me encargo de hacerle algún postre que él se pueda comer. Esta receta, que vi en el blog de Food and cook, la he hecho en varias ocasiones para casa ya que tiene un sabor a leche merengada que me chifla. Aquí os dejo los ingredientes tanto para hacerla con azúcar como la versión para diabéticos.


Comenzamos preparando las rosas de pasta filo. Para ello cogemos una hoja y la pincelamos ligeramente con mantequilla derretida. La colocamos en posición horizontal y hacemos pliegues hasta conseguir una tira que enrollaremos sobre sí misma para formar la rosa (es muy sencillo) Colocamos la rosa en el molde que vamos a utilizar para hacer la tarta embadurnado con mantequilla derretida (que no sea desmoldable o el relleno se nos saldrá por todas partes) y repetimos el mismo procedimiento para formar cada rosa. Podemos hacer varias rosas pequeñas o una grande. Aquí os dejo el enlace del vídeo de Martha Stewart para que veáis cómo se forma.


Espolvoreamos las rosas con canela en polvo y llevamos el molde al horno precalentado a 180º durante unos veinticinco minutos. Mientras se van dorando en el horno aprovechamos para hacer el relleno de la tarta y para ello ponemos en un cazo la leche, la mitad de la tagatosa (o el azúcar blanca), la ramita de canela y la cáscara de limón. Lo ponemos al fuego hasta que rompa a hervir y lo retiramos del fuego para que se atempere.


Batimos los huevos con la otra mitad de la tagatosa (o con el azúcar glass) hasta que se integren. Quitamos la ramita de canela y la cáscara de limón de nuestra leche y la vamos vertiendo poco a poco a la mezcla de los huevos sin dejar de batir hasta conseguir una mezcla uniforme.


Sacamos el molde del horno y vertemos con cuidado la mezcla que hemos batido. Volvemos a meterlo en el horno media hora más hasta que cuaje y se dore. Lo sacamos del horno y lo desmoldamos para que se enfríe totalmente. Antes de servir lo espolvoreamos con un poco de tagatosa (o azúcar glass) y canela en polvo. Listo ya podemos servir un posee delicioso y que pueden disfrutar los diabéticos.



8 comentarios:

  1. Que delicia e tão bonita, adoro o crocante da massa filo.

    beijinhos

    ResponderEliminar
  2. estupenda pinta para una receta sencilla pero más que resultona....fantástica.

    ResponderEliminar
  3. Já a fiz e gostei muito pois adoro doces com massa filo.
    Esta ficou linda
    Boa semana
    bjs

    ResponderEliminar
  4. que pinta más rica que tiene y muy bonita!!! Feliz semana, besoss

    ResponderEliminar
  5. Esta receta la tengo en pendientes desde que se la ví a Silvia (Food and Cook), es preciosa y además debe estar buesnísima. BS

    ResponderEliminar
  6. Mi madre es diabética también así que esta receta me viene genial!me la apunto porque estoy segura de que le va a encantar, bueno, a ella y a todos que aún sin llevar azúcar vaya pinta!:D
    Un besito
    Blue Velvet

    ResponderEliminar
  7. Si, la verdad que es un postre ademas de bonito con un sabor especial tal como lo dices, pero tengo una duda, a donde puedo encontrar la tagatosa?

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por vuestros comentarios, me hacen mucha ilusión.
Por falta de tiempo no participo en cadenas de premios pero muchas gracias por pensar en mí.