domingo, 16 de marzo de 2014

Arroz negro

Seguimos con la reforma pero por fin puedo decir que mi hermana ha salido del hospital. Después de algo más de un mes hospitalizada ya está en casa y con ánimo para seguir con la recuperación, es un camino largo y doloroso pero ella es fuerte y será capaz de mejorar su mano. Muchísimas gracias por vuestras palabras de ánimo y por seguir comentándome a pesar de no poder visitar vuestros blogs (ya queda menos para volver a mi casa y a internet, no sabía lo enganchada que estaba hasta que me he visto sin wifi y con un 3G más lento que una tortuga) Aquí os dejo otra receta rescatada de las recetas sin publicar.
El arroz es uno de mis platos favoritos, ya sea con marisco o a la cubana, pero he de reconocer que el arroz negro es el que más me gusta.


Es uno de mis platos estrella para hacer cuando recibo a extranjeros en casa. Les resulta un plato de lo más exótico y más de uno se ha vuelto a su país con unas bolsitas de tinta de calamar. Aquí os dejo mi receta.


Separamos los tentáculos y las aletas de los chipirones y cortamos el cuerpo en anillas. Los doramos en la paellera con un chorrito de aceite de oliva y los reservamos a parte. Incorporamos la cebolla, el pimiento y los dientes de ajo bien picaditos y sofreímos bien. Incorporamos el tomillo, la hoja de laurel, la sal y la pimienta. 


Una vez esté el sofrito le añadimos el vino blanco y dejamos que el alcohol se evapore. Incorporamos el arroz y le damos unas vueltas hasta que se vuelva transparente. Es el momento de añadirle la tinta de calamar. Removemos bien y volvemos a incorporar los chipirones. Cubrimos con el fumet de pescado y lo dejamos a fuego medio durante una media hora. 


Diez minutos antes de que termine de cocinarse el arroz le añadimos las gambas ya que si las ponemos desde el principio se pasarán. El tiempo de cocinarse el arroz depende de muchos factores por lo que el tiempo es orientativo, es conveniente ir probando el punto del arroz. Cuando esté cocinado lo retiramos del fuego y lo dejamos reposar unos diez minutos cubierto con un paño limpio. A la hora de servir me gusta acompañar el arroz negro con una buena cucharada de alioli. 


8 comentarios:

  1. Una gran alegría que tu hermana ya esté en casa, ahora es cuestión de paciencia.
    Me encanta el arroz negro, lo has presentado muy bonito, precisamente esta mañana estaba pensando que hace tiempo que no lo hago.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Un arroz estupendo Debora, me encanta. Me alegro de que tu hermana esté en casa, dale un abrazo de mi parte. B7ss.

    ResponderEliminar
  3. Que pinta tan buena tiene, seguro que está delicioso, besos

    ResponderEliminar
  4. Me alegro mucho de que tu hermana ya este fuera del hospital, esa es la mejor noticia.
    Te esperamos pronto, un beso.

    ResponderEliminar
  5. Espectaculaaaaaaaaar no lo siguiente ademas de estar de muerte relentaaaaaaaa, guardame un platin para la cena.
    Me alegra que tu hermana ya este mejor y le hayan dado el alta.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  6. mucho ánimo para tu hermana wapa! con comiditas asi se recuperará mas pronto!!

    ResponderEliminar
  7. Déborah, mi niña... No sabía nada de lo de tu hermana. Ya me contarás, pero lo más importante es que esté fuera del hospital y recuperándose. De verdad que me alegro.
    Me encanta tu arroz negro. Yo no suelo hacerlo demasiado, no porque no me guste, sino porque me olvido. En fin... qué boba!
    Muchos besitos y nuevamente me alegro de la mejoría de tu hermana

    ResponderEliminar
  8. Ainss guapa, yo me he enterado de todo tarde, pero de sobra sabes cuanto me alegra que todo vaya mejorando!!!
    Sobre este maravilloso plato, yo soy una de esas "extranjeras" a la que premiaste... He de decir que he probado muchos y en diferentes lugares, pero ninguno se iguala al tuyo... Tu bien sabes que sueño con él...jijijiji. Espectacularmente rico!!
    Besitos y gracias por compartir con nosotr@s tu sabiduría culinaria y otras tantas cosas!!

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por vuestros comentarios, me hacen mucha ilusión.
Por falta de tiempo no participo en cadenas de premios pero muchas gracias por pensar en mí.