domingo, 9 de febrero de 2014

Red velvet oreo truffles


Esta semana comenzamos una gran reforma en casa por lo que no me puedo liar en la cocina y lo de conectarme a internet lo voy a tener muy complicado así que espero que me perdonéis por no poder visitar vuestros blogs, pero es que mi casa parece un campo de batallas y la verdad es que no tengo tiempo para nada pero si queréis sorprender a vuestra pareja con algo dulce para San Valentín os recomiendo estas deliciosas trufas. La verdad es que desde que vi una foto en pinterest de estas trufas fue amor a primera vista así que qué mejor manera de celebrar el día de los enamorados que con estas delicadezas. La receta la he adaptado de The little kitchen ya que ella usa bizcocho del que viene empaquetado y yo he usado recortes del Red Velvet que le preparé a mi hermana por su cumpleaños (siempre congelo los recortes para otras recetas) Aquí están los ingredientes que vamos a necesitar.


En primer lugar preparamos el bizcocho red velvet (aquí tenéis la receta) Una vez que esté bien frío lo trituramos bien. Mezclamos el queso crema con el azúcar glass previamente tamizado para que no nos queden grumos. Vamos añadiendo cucharadas de queso crema a las migas de red velvet y mezclando para conseguir una masa (añadimos el queso poco a poco para no pasarnos, ya que nos tiene que quedar una masa sin excesivo queso para conservar el color rojo pero con el suficiente para que no se separen las migas)


Trituramos las galletas oreo enteras para que la crema nos haga de "pegamento". Si vemos que aún se separan las migas podemos echarle un poco del queso crema que usamos para el red velvet. Formamos bolitas pequeñas con la masa de las oreo y reservamos. Cogeos una cucharada de la masa del red velvet y la aplastamos en la mano. Colocamos en el centro una bolita de oreo y la envolvemos con la masa exterior.  Formamos todas las trufas y reservamos en la nevera para que se endurezcan un poco. Son muy fáciles de hacer pero, si como yo, una imagen vale más que mil palabras, aquí os dejo el vídeo que hizo la de The little kitchen para que veáis cómo se hacen.


Mientras se enfrían fundimos el chocolate junto con la mantequilla en el microondas (poco a poco para que no se nos queme) y bañamos cada trufa en el chocolate caliente. Las colocamos sobre una bandeja cubierta con papel de horno y las decoramos como más nos guste. Las dejamos endurecer en la nevera y listo. Ya tenemos el dulce perfecto para San Valentín. Espero que os gusten.


23 comentarios:

  1. ¡Guau...qué delicia! Seguro que están para chuparse los dedos. Es que es una propuesta que enamora!!
    Un beso!!

    Susana [Muchomasquecupcakes]

    ResponderEliminar
  2. Eso de las reformas es un engorro yo las voy dejando de lado pero ya mismo nos tendremos que poner con ellas. No te preocupes nos hacemos cargo. Me encantan como te han quedado son un regalo de lo más original y seguro que están buenísimos.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Fantásticas trufas Déborah, una propuesta deliciosa que seguro que te hace más dulce esa reforma que vais a vivir pero que seguro que el resultado bien vale la pena. Un besazo y ánimo.

    ResponderEliminar
  4. Perfeitos e tão lindos, que sugestão mais deliciosa e combina mesmo bem com a data que está a chegar.

    Beijinhos

    ResponderEliminar
  5. Esto es una pasada de receta. Me encantan las oreos, las trufas, el rojo del red velvet... todo. BS

    ResponderEliminar
  6. que bonicos! sibretodo la foto principal lo dice todo :)

    ResponderEliminar
  7. Entiendo el lío que tienes con la reforma, ánimo con ella que no dura toda ka vida!
    Unas trufas originales que tienen un corte muy atractivo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Si nos pasas unas deliciosas trufas de esas, te perdonamos! En serio, tienen una pinta fenomenal y a mi, los bocaditos así de pequeño me encantan.
    Besos y paciencia con las reformas!

    ResponderEliminar
  9. Ficaram fantásticas,gostei da combinação de red velvet e oreo.
    Imagino que sejam uma delicia de comer sem parar
    Boa semana
    bj

    ResponderEliminar
  10. ¡¡Woww!! Por fuera son bonitos y por dentro irresistibles!! Seguro que están riquísimos!
    Ánimo con la reforma, espero que os sea leve!
    Un besote ^^

    ResponderEliminar
  11. Yo también congelo los restos y casi siempre los aprovecho de esta manera, pero con dulce de leche. Te quedaron estupendos. Suerte con las reformas, qué sean llevaderas! Un besiño.

    ResponderEliminar
  12. Qué cosa más rica y qué pintaza!!!
    me ha encantado la receta :)
    besos

    ResponderEliminar
  13. Que bonitos y que ricos, si da pena hasta de comerselos.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  14. Adoro la red velvet, así que esto debo probarlo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  15. las obras en casa... mejor ni hablamos, yo me quedo con tus trufas y te mando mucha, mucha paciencia!!

    ResponderEliminar
  16. Muy originales esas trufas y muy buenas seguro! Un beso!!

    ResponderEliminar
  17. hola preciosa tienen una pinta preciosaaaaaaaaaaaaaaa me das un par?? :) un beso fuerte

    ResponderEliminar
  18. Hoal guapa!!! La verdad es que meterse en reformas da mucha pereza, pero a veces no hay más remedio, la verdad es que de pensarlo me pongo nerviosa!!
    Me gusta mucho este dulce que nos propones y con un bizcocho hecho en casa siempre mejora el resultado. Una tentación para picar después de una buena comida. Es de esas cosas que apetecen mucho y te han quedado buenísimos.

    Un besito,

    ResponderEliminar
  19. Ay reformas en casa, tú relájate y toma una trufa de vez en cuando que tela.
    Se ven sensacionales!!!!!!!!!
    Besazos.

    ResponderEliminar
  20. Vaya trufas mas bonitas y mas ricas!!! Da pena comerselas....Paciencia con las reformas! Besos

    ResponderEliminar
  21. que bonitas! y con ese relleno se ven deliciosas!! mucho animo con las obras siempre son un engorro pero despues viendo el resultado seguro que bien merece la pena, bicos

    ResponderEliminar
  22. Hola linda!

    No creo que haya nadie más enamorada, con esa sensaciòn tan bonita que me das que tú, y estas trufas amorosas, te han quedado divinas, además de buenas, por favor, aunque la carne que me perdí de hace unos días, esta para arrebatar la pantalla de ganas de probar! He tenido unas semanas locas, pero espero que ya se vayan calmando los vientos para poder pasarme y disfrutar contigo.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  23. Monísimas y riquísimas para regalar en cualquier momento

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por vuestros comentarios, me hacen mucha ilusión.
Por falta de tiempo no participo en cadenas de premios pero muchas gracias por pensar en mí.