lunes, 21 de noviembre de 2011

Mi primera tarta fondant

Hoy es un día especial para mí. Se cumple el primer mes del blog y para celebrarlo me he lanzado de cabeza al mundo de las tartas decoradas con fondant. La verdad es que estoy más que orgullosa del resultado ya que ha quedado monísima y el sabor era más que bueno. La tarta en sí no es difícil de hacer pero la decoración es harina de otro costal. Tengo los brazos que no son míos de tanto amasar y amasar el fondant. Por mucho que lo estiraba, el muy jodío se encogía (mi hermana no paraba de reírse de mí) La verdad es que es bastante latoso pero el resultado merece la pena. Espero que os guste tanto como a mí.

Ingredientes para el bizcocho
• ½ yogurt natural
• ½ vaso de yogurt de aceite de girasol
• 1 vaso de yogurt de azúcar
• 2 vasos de yogurt harina
• 2 huevos
• ½ cucharadita de levadura
• ½ cucharadita de extracto de vainilla

Ingredientes para el ganaché de chocolate
• Una lata de nata Ermol
• 150 gr de chocolate con leche

Ingredientes para el jarabe de vainilla
• 3 cucharadas de azúcar
• ½ cucharadita extracto de vainilla
• Un chorrito de agua

Ingredientes para el fondant de nubes
• 150 gr de nubes
• 300 gr de azúcar glass

Como quería hacer una tarta pequeña y no tenía un molde apropiado utilicé un táper redondo y alto de unos 12 cm. Por supuesto, el táper no lo podemos meter en el horno así que hice el bizcocho en el microondas.
Mezclamos todos los ingredientes en un bol, teniendo en cuenta que hay que tamizar la harina para que no se formen grumos. Untamos el molde con un poco de mantequilla, lo cubrimos con papel de hornear (cortamos una circunferencia del tamaño del molde para cubrir el fondo y forramos las paredes con una tira con la misma altura del táper) y volvemos a untarlo de mantequilla, así evitaremos que se nos pegue el bizcocho.
Vertemos la mezcla en el molde y lo metemos en el microondas a máxima potencia durante 5 minutos y lo dejamos reposar en el microondas un par de minutos más.
Cuando lo saquemos del microondas lo desmoldaremos (cuidado que quema) y lo dejaremos enfriar completamente antes de cortar las capas (como el bizcocho es bastante alto, lo he cortado en tres capas).
Mientras se enfría prepararemos el ganaché de chocolate y para ello fundimos el chocolate en el microondas (ojo que se quema con facilidad) y lo batiremos con la nata.
Una vez frío el bizcocho, lo partiremos en tres capas y prepararemos el jarabe de vainilla. Para hacerlo sólo tenemos que calentar un minuto, o hasta que se disuelva, el azúcar junto con el extracto de vainilla y el agua en el microondas. Para que nos sea más fácil tener una guía al hora de volver a colocar cada capa en su sitio utilizaremos unos palillos que nos servirán de guía.
Ahora toca montar la tarta y para ello bañamos la capa de abajo del bizcocho con una parte del jarabe de vainilla
y lo cubrimos generosamente con el ganaché de chocolate, colocamos otra capa de bizcocho y repetimos el proceso cubriéndola con la última capa de bizcocho.
Finalmente prepararemos el fondant de nubes. Para que sea más sencillo fundir las nubes en el microondas, las cortamos con las tijeras en trozos más pequeños y con las manos mojadas los humedecemos. Hay que tener cuidado a la hora de fundir las nubes en el microondas ya que se queman con facilidad así que es mejor ir poco a poco (cada diez segundos sacarlo y removerlo)
Una vez fundidas las nubes hay que ir incorporando el azúcar glas, al principio me ayudo con una lengua, ya que la masa es bastante pegajosa, pero al final no queda más remedio de amasar con las manos. Una vez incorporado todo el azúcar, si vemos que aún se nos pega en las manos iremos añadiendo más azúcar glas hasta conseguir una bola que no se nos pegue.
El siguiente paso es estirar el fondant. Hay que tener en cuenta que debemos conseguir una capa fina de fondant lo suficientemente grande para cubrir la tarta.
Para que el fondant se pegue hay que cubrir la tarta con el mismo ganaché de chocolate que hemos utilizado en el interior. Nos ayudamos del rodillo para trasladar el fondant y cubrir la tarta.
Para decorar he usado el resto del fondant para hacer unas bolitas y unas flores y un poco de nata teñida de azul.
La verdad es que ha quedado muy jugosa y con un aroma entre vainilla y nubes de algodón de azúcar que hacía que se te hiciese la boca agua así que ha merecido la pena todo el trabajo que me ha llevado. Espero que os guste.

10 comentarios:

  1. Parece la tarta de los cuentos de hadas. Yo quiero una!!!

    ResponderEliminar
  2. Lo mejor es que ha sido su primera tarta,me imagino como serán las siguientes.....

    ResponderEliminar
  3. que pinta tan buena,el sabor seria exquisito....

    ResponderEliminar
  4. Joder que buena pinta!!! esta la tenemos que hacer en Navidad... a ver si nos sale algo parecido...

    ResponderEliminar
  5. eso tiene una pinta ,felicidades por el blog y a poner mas cositas.............sari

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias a todos por vuestros comentarios, no sabéis lo que me anima a continuar con esta aventura. Mañana hago mi primer curso de decoración de tartas con fondant. Preparaos para lo que viene.

    ResponderEliminar
  7. parece sacada de una película... da mucha pena destrozarla para comérsela, aunque seguro que no tanta con lo buena que estará

    ResponderEliminar
  8. Holaaaa, que valiente has sido, yo voy a vivir esta hazaña hasta ahora y me animas un montón, tienes por otro pastel de chocolate que he visto y me gusta mucho. Pero este va primero, prometo contarte como me va. Un abrazo y me encanta bloggueconocerte.

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por vuestros comentarios, me hacen mucha ilusión.
Por falta de tiempo no participo en cadenas de premios pero muchas gracias por pensar en mí.