lunes, 10 de julio de 2017

Granizado de café y Baileys


Con estas temperaturas me gusta tener algún postre fresquito en el congelador. Ya sean polos, helados o granizados, siempre hay una opción para refrescarnos al final de la comida. Lo último que he preparado ha sido este sencillo y delicioso granizado de café y Baileys. Para prepararlo vamos a necesitar:


Preparamos un cafetera con medio litro de café bien cargado. Añadimos el azúcar y removemos bien mientras aún está caliente para que el azúcar se disuelva del todo.


Vertemos la mezcla de café en un recipiente hermético que nos quepa en el congelador y dejamos que se congele por lo menos dos horas. Pasado ese tiempo lo removemos con un tenedor, deshaciendo los pedazos de hielo que se forman sobre todo pegando a la pared.



Lo devolvemos al congelador y repetimos la operación de sacarlo y deshacer los cristales al cabo de una hora. Si es necesario lo repetiremos una vez más. Cuando toda la mezcla esté en forma de cristalitos y haya adoptado un color más claro ya tenemos listo el granizado para servirlo. Hay que tener en cuenta que se derrite con rapidez, por lo que hay que sacarlo del congelador para tomarlo de inmediato.


1 comentario:

  1. Qué rico el granizado! Ahora con el calorcito apetece muchísimo!!
    Besitos!

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por vuestros comentarios, me hacen mucha ilusión.
Por falta de tiempo no participo en cadenas de premios pero muchas gracias por pensar en mí.