lunes, 15 de mayo de 2017

Fereni


El año pasado tuvimos la suerte de visitar Irán, un país que nos ha enamorado.  Además de todos los lugares increíbles que tiene para visitar, el mayor atractivo del país es su gente. No era extraño que nos pararan por la calle e invitarnos a un té con pastas para hablar con nosotros. Más de una vez cenamos con iraníes que al vernos por allí nos invitaban a sentarnos con su familia y comer su deliciosa comida. 


























Uno de los postres que probamos es Isfahan fue el ferení, un postre a base de harina de arroz y endulzado con melaza de dátiles, algo muy típico de esta preciosa ciudad. Es muy fácil de hacer y para ello vamos a necesitar:


Diluimos la harina de arroz en la leche y la ponemos a calentar junto con el azúcar. Calentamos a fuego medio sin dejar de remover hasta que espese, como unas natillas. Retiramos del fuego y le añadimos una cucharadita de agua de rosas. 


Removemos bien, rellenamos unos vasitos con estas natillas y dejamos enfriar en la nevera un par de horas. A la hora de servir añadimos una cucharadita de miel de caña y unos trozos de pistacho (si es iraní, mejor) y a disfrutar de este sencillo y delicioso postre.


1 comentario:

  1. Hola guapísima !!!
    No sé si me llama más la atención el destino que elegísteis o el postre que nos traes. Por supuesto, no lo conocía y me parece delicioso.
    Una foto preciosa la que nos enseñas de vuestra estancia allí.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por vuestros comentarios, me hacen mucha ilusión.
Por falta de tiempo no participo en cadenas de premios pero muchas gracias por pensar en mí.