lunes, 13 de junio de 2016

Tarta de lima y fresa.


Ayer celebramos nuestro decimo séptimo aniversario de boda así que no podía dejar pasar la ocasión de publicar la receta de esta deliciosa tarta de lima y fresa. Es una tarta muy vistosa y he de confesar que mis hermanas se pelearon para repartirse las sobras, jajajaja, así que ya os podéis imaginar lo bueno que estaba. Para prepararla vamos a necesitar


Vamos a comenzar haciendo el bizcocho y para ello ponemos la mantequilla y el azúcar a batir hasta que quede cremosa. Vamos añadiendo los huevos de uno en uno (no incorporamos el siguiente hasta que el huevo esté completamente integrado)


A continuación vamos incorporando las yemas de una en una. Incorporamos la ralladura de dos limas y seguimos batiendo. De vez en cuando limpiamos los bordes del bol de la batidora con la ayuda de una espátula para que todo se mezcle completamente. 


Añadimos el zumo de lima, batimos e incorporamos la mitad de la harina junto con la levadura tamizadas. Seguimos batiendo y en cuanto todos los ingredientes estén bien mezclados añadimos la leche, batimos y añadimos el resto de harina y levadura tamizadas. Para terminar teñimos la masa de verde con un par de gotas de colorante.


Forramos dos moldes desmoldables de 18cm con papel de hornear y dividimos la masa en dos. Lo llevamos al horno precalentado a 175º durante una hora o hasta que al pinchar el centro del bizcocho el palillo salga limpio. 


Mientras se cocina el bizcocho vamos a preparar el frosting y para ello batimos la nata bien fría y le añadimos el azúcar y las fresas trituradas (podemos colar el puré de fresas para evitar las semillas pero yo se las he dejado) Probamos y si vemos que no ha quedado suficientemente dulce le podemos añadir un poco más de azúcar. Yo le añadí un par de gotas de colorante rosa, pero no es imprescindible. Lo dejamos en la nevera.


Una vez horneados los bizcochos esperamos diez minutos antes de desmoldarlos sobre una rejilla para que se enfríen completamente antes de cortarlos por la mitad con la ayuda de una lira.


Para montar la tarta vamos intercalando capas de bizcocho con el relleno de nata y fresa y para decorar cubrimos la tarta con el resto de la nata. Yo la he dejado con formas irregulares y la he decorado con unas lascas finas de lima y unas fresas pero eso es a gusto del consumidor.


No me diréis que no es vistosa y ya os puedo asegurar que está buenísima así que sólo queda que os animéis a hacerla y luego me contéis si he exagerado o si me quedo corta.


7 comentarios:

  1. ES-PEC-TA-CU-LAR
    Me he quedado sin palabras.... qué cosa tan preciosa por favor, y seguro que estaba deliciosa :-)
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  2. Ficou um bolo lindo, o interior esta fantástico.
    Gostei muito mesmo.
    Boa semana

    ResponderEliminar
  3. Hola,¿crees que se podría hacer con otra fruta?
    Está espectacular.

    ResponderEliminar
  4. Que rica rica, y que pinta mas buena tiene, que combinación de colores, genial. bssss

    ResponderEliminar
  5. Feliz aniversario!!! Una tarta preciosa, deliciosa combinación lima y fresas. Besiños.

    ResponderEliminar
  6. Muchisimas Felicidades¡¡¡ y que cumplais muchiiisiiimoooossss mas¡¡¡¡,una tarta preciosa y riquisima para celebrarlo, besos

    ResponderEliminar
  7. Vaya pedazo de tarta que te has marcado para el aniversario. Felicidades!!!!!!

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por vuestros comentarios, me hacen mucha ilusión.
Por falta de tiempo no participo en cadenas de premios pero muchas gracias por pensar en mí.