miércoles, 30 de marzo de 2016

Monkey bread.


Esta es otra de las recetas que he copiado del blog Food and cook. La tenía en la lista de pendientes desde hacía mucho tiempo pero nunca encontraba la ocasión para hacerlo, hasta que mi prima Mónica me visitó. Vino una semana a casa y traía unas cuantas peticiones para preparar, como estos mini cheesecake de calabaza, así que nos pusimos manos a la obra. Para prepararlo necesitaremos:


Comenzamos preparando la masa y para ello calentamos la leche unos segundos en el microondas (que quede tibia) y la mezclamos con la levadura seca, removemos hasta diluirla. En otro recipiente derretimos la mantequilla y reservamos. En el blo de nuestra amasadora ponemos la harina, el azúcar y la sal. Removemos para que se mezclen y hacemos un hueco en el centro para añadir el huevo batido, la mantequilla y la leche con la levadura. Ponemos nuestro accesorio para amasar y lo amasamos durante unos diez minutos, hasta que la masa quede suave, brillante y elástica.


Ponemos la masa sobre la encimera ligeramente enharinada y la trabajamos con las manos hasta que no se nos pegue y finalmente formamos una bola y la colocaremos en un blo ligeramente engrasado. Lo cubrimos con un paño limpio y lo dejamos en un lugar cálido durante una hora y media (yo lo dejo dentro del horno apagado) poco antes de terminar con el tiempo de levado preparamos los ingredientes para el rebozado por lo que en un bol fundimos la mantequilla y en otro mezclamos el azúcar y la canela.


En cuanto la masa haya levado la volvemos a poner sobre la encimera ligeramente enharinada y la extendemos en forma de cuadrado. Cortamos trozos no demasiado pequeños y formamos una bola con cada uno de ellos. Rebozamos cada bola pasándola primero por la mantequilla derretida y luego por la mezcla de azúcar y canela y las vamos colocando en un molde de bundt cake previamente engrasado con spray desmoldante.


Una vez que hayamos rellenado el molde con todas las bolitas rebozadas, lo tapamos con el paño de cocina y lo dejamos reposar otros cuarenta minutos para que vuelva a levar. Pasado el tiempo lo metemos en el horno precalentado a 180 grados y lo horneamos unos treinta y cinco minutos. Una vez lo saquemos del horno lo dejamos reposar unos minutos antes de desmoldarlo. Ya lo tenemos listo para comer, mucho mejor sí está recién hecho.


7 comentarios:

  1. Lo he visto muchas veces, pero de momento aún no lo he hecho, la pinta es buenísima y me imagino perfectamente ese aroma y sabor a canela tan ricos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Este era mi desayuno preferido en USA y lo echaba mucho de menos. Muchas gracias Debo por hacérmelo. Estaba absolutamente impresionante y ahora que he aprendido a hacerlo y que veo que no es difícil me atreveré a hacerlo yo sola... Aunque pensándolo mejor, te invito una semanita a mi casa y lo hacemos juntas... Vale???
    Bueno, esto y muchas cosas más....como tu mousse de chocolate, que ya hemos establecido que es el mejor del mundo!!!
    Muchas gracias por otra semana gastronómica 😘

    ResponderEliminar
  3. Já fiz tanto doce como salgado e gostamos muito.
    Esse ficou lindo feito nessa forma.

    ResponderEliminar
  4. Que delicia¡¡¡¡¡ se me hace la boca agua, besos

    ResponderEliminar
  5. Jo, pues ahora que lo pienso, yo también tengo guardada la receta en archivos de los tiempos y aún no lo he preparado, es que vemos tantas que no dan los días para hacerlas todas, verdad ? jajaa.... Al recordármela tú, ya me quedo con la copla y espero hacerla prontito y por supuesto que me quede tan bien como a ti, que sólo ya con verlo en las fotos , alimenta.
    Un abrazo guapa.

    ResponderEliminar
  6. Madre mía que pinta mas buena, y me encanta la canela. Bssss

    ResponderEliminar
  7. una gozada de receta, se ve muy apetecile¡¡.
    besos crisylaura

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por vuestros comentarios, me hacen mucha ilusión.
Por falta de tiempo no participo en cadenas de premios pero muchas gracias por pensar en mí.