lunes, 12 de octubre de 2015

Risotto con tomates secos y langostinos y nuestra escapada a Roma.


Esta escapada ha sido toda una sorpresa. Mi madre siempre ha querido ir a Roma y este año por fin cumpliría su sueño. Nosotros estuvimos hace ya once años y como mi marido me quería regalar una escapada por nuestros veinticuatro años juntos qué mejor sorpresa que organizarlo todo para coincidir con mi madre y mi hermana pequeña en Roma. Aunque ellas se quedaron una semana, nosotros no pudimos estar más de cuatro días, suficiente para volvernos a enamorar de este inmenso museo al aire libre que es Roma.
Me encanta el risotto y en esta escapada me comí uno con tomates secos y langostinos así que desde que llegué a casa me puse a probar hasta dar con la receta más parecida a la que probé allí. Para prepararla vamos a necesitar ...


Comenzamos preparando el caldo y para ello ponemos las cabezas y las carcazas de los langostinos en un cazo con un poquito de aceite de oliva. Lo rehogamos un par de minutos machacando bien las cabezas para extraerles todo el sabor. Le añadimos un poco más de un litro de agua y un poco de sal y dejamos que hierva un par de minutos. Lo retiramos del fuego y colamos el caldo.


En una sartén ponemos una cucharada de mantequilla con un poquito de aceite de oliva y le añadimos la cebolla cortada en daditos y el ajo prensado. Salpimentamos (ojo con la sal que le caldo ya tiene y el parmesano es salado, así que más vale quedarse corto) rehogamos hasta que la cebolla se vuelva trasparente y le añadimos el arroz. Seguimos rehogando un par de minutos antes de comenzar a incorporar el caldo poco a poco.


Vamos añadiendo caldo poco a poco y no dejamos de remover para que el arroz vaya soltando todo el almidón y consigamos así la textura típica del risotto. Cuando llevemos unos ocho minutos de cocción añadimos los tomates secos cortados por la mitad y con el caldo que vamos añadiendo poco a poco se rehidratarán.


Seguimos removiendo sin parar y cuando hayan pasado unos cinco minutos desde que añadimos los tomates incorporamos los langostinos. En unos ocho minutos más ya tendremos el risotto listo. Lo apartamos del fuego y le añadimos una cucharadita de mantequilla y el queso parmesano rallado. Removemos bien para que el queso se funda y servimos inmediatamente.


Está delicioso y como veréis es muy sencillo de hacer, la mayor complicación está en remover continuamente para que el arroz suelte el almidón y nos quede muy cremoso pero merece la pena el esfuerzo. Espero que os guste tanto como a nosotros.


Los cuatro días que pasamos en Roma fueron de lo más intensos. Llegamos el sábado por la mañana y como mi madre tiene una dieta muy estricta decidimos alquilar un piso durante una semana así tendríamos la cocina disponible para poder prepararle sus comidas (aunque ya os digo que no se ha privado de comer nada!!) Tras instalarnos y salir al súper a comprar lo que necesitaríamos dedicamos el resto del día a visitar los alrededores del piso. comenzamos con Sta Mª la Magiore y fuimos subiendo hacia la plaza de la república, la fontana di Trevi, Barberini, la plaza de España y finalmente la plaza del Popolo.


El domingo nos levantamos temprano y visitamos en primer lugar uno de los monumentos más fotografiados de Roma, el Coliseo. Desde allí caminamos hasta la zona del monumento a Vittorio Emanuelle II y subimos hasta el Campidoglio. Vimos las ruinas del Foro Romano y el Palatino y visitamos algunas iglesias por los alrededores en donde pudimos ver el Moisés de Miguel Ángel. Volvimos a la casa para comer y descansar un poco antes de volver a salir para visitar la catedral de Roma, San Giovanni in Laterano. Justo al lado se encuentra otra iglesia en la que se puede subir por la escalera santa (es la escalera que subió Jesús en el palacio de Poncho Pilato) Había que subirla de rodillas y como el cuerpo no estaba para tanto meneo subimos por otra escalera más normalita. Volvimos a visitar los alrededores del Coloiseo con el Circo Máximo y la iglesia que contiene la famosa boca de la verdad (que es una antigua alcantarilla) Para el atardecer nos acercamos a la isla Tiberina y terminamos el día en el Coliseo, para verlo iluminado.


El lunes fue otro día bastante intenso. Volvimos a la Plaza de España para comenzar con nuestro recorrido. Callejeamos hasta llegar a la piazza Colonna y nos comimos un helado en Giolitti (una de las mejores heladerías de la ciudad) Descansamos un poco en el Panteón antes de continuar hacia la Piazza Navona, una de las más bonitas de Roma, y nos tomamos un batido de frutas en el campo di fiori. A medio día comimos en un tranquilo restaurante del precioso barrio Trastevere y la tarde la dedicamos al Vaticano y sus alrededores.


El martes nos íbamos a medio día por lo que decidimos aprovechar las últimas horas en Roma y volver a una de nuestras zonas favoritas, el Coliseo.


Como veis hemos exprimido al máximo nuestro tiempo en Roma y aunque se pueden visitar otros muchos monumentos nosotros elegimos los que más nos habían gustado en nuestro anterior viaje. Si no conocéis Roma os lo recomiendo porque mires donde mires vas a encontrar una estampa inolvidable.

7 comentarios:

  1. Es ver arroz y se me van los ojos a la par que se me hace la boca agua! Riquisimo tiene que estar este risotto!!!!
    Y que recuerdos viendo vuestras fotos de Roma, estoy desenado volver por tercera vez, no me canso de caminar por sus calles y siempre encuentras algo nuevo que te sorprende, me encanta!!!
    Feliz dia guapa!
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Gosto muito de risotto e agora quando vierem os dias frios é quando me sabe melhor.
    Com tomate seco nunca fiz mas como adoro, este risotto seria muito bem vindo
    Esta delicioso
    Boa semana

    ResponderEliminar
  3. Como disfruto de tus viajes porque siempre nos regalas instantáneas preciosas a la vez que nos traes recetas deliciosas del lugar. En este caso el risotto debe ser una maravilla , como me gustan , siempre es un auténtico placer degustarlo. Bss.

    ResponderEliminar
  4. No sé cuántas veces he estado ya en Roma, este verano la última y aún así no me canso de esta ciudad , sus calles, su gente y sobre todo su gastronomía.

    Un rico risotto sin duda
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  5. que apetecible¡¡¡ me encantan todos los risottos este con estos sabores tiene que ser espectacular.
    el viaje seguro increible
    besos

    ResponderEliminar
  6. Que pintaza tiene el risotto!!!! que recuerdos me traen las fotos de Roma....yo estuve alli jejejee
    Un beso

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por vuestros comentarios, me hacen mucha ilusión.
Por falta de tiempo no participo en cadenas de premios pero muchas gracias por pensar en mí.