lunes, 25 de noviembre de 2013

Pakoras y nuestro viaje a la India


El mes pasado estuvimos unas tres semanas de viaje por India y Nepal y vinimos encantados con estos dos países. Son tan distintos al lugar en donde vivimos que cada día nos preguntábamos con qué nueva sorpresa nos íbamos a encontrar. Si os digo la verdad mi marido estaba más emocionado que yo con este viaje, a pesar de que visitar el Taj Mahal era uno de los sueños de mi vida. Mucha gente nos hablaba de lo caótica y sucia que es la India y la verdad es que eso me agobiaba bastante. No sé si es porque nos lo pintaron tan mal que cuando llegamos allí no nos pareció para tanto. La verdad es que es bastante caótica, muy ruidosa con un tráfico no apto para cardíacos como yo. Pero no es nada distinto a lo que nos hemos encontrado en países como Egipto o Vietnam, por nombrar alguno. En cuanto a la suciedad si es verdad que es muy sucia, apenas encontramos papeleras y la basura en general se tira en la calle con el consecuente mal aspecto que da esto. Las vacas inundan los pueblos y ciudades y esto sí que no nos lo habíamos encontrado en ningún sitio. Aquí os dejo algunas imágenes para que os hagáis una idea. No os perdáis los extintores, Javi lo tiene en la mano justo en la imagen central unos cubos llenos de arena) Y qué me decís de los camiones, y los transportes escolares??


En la carretera te encuentras de todo. Nadie respeta las señales de tráfico, se saltan los semáforos en rojo incluso delante de la policía. Tocan sin cesar el claxon y los animales utilizan la carretera como cualquier vehículo. Te encuentras cabras, cerdos, jabalíes, caballos, burros, camellos y miles de vacas. Hay que tener en cuenta que las vacas son sagradas así que si están en medio de la carretera habrá que esperar hasta que se decidan mover o sortearlas conduciendo por los inexistentes arcenes, cosa que es bastante frecuente. En este viaje hemos montado en camello y en elefante y hemos dado de comer a los monos, ¿quién me lo iba a decir a mi con lo miedosa que soy? Además, los dichosos mosquitos se cebaron conmigo y eso que iba cargada con la pulsera antimosquitos y me rociaba de relec extra fuerte cada vez que salíamos, pero nada surtía efecto. Soy alérgica a estas picaduras por lo que me fastidiaron un poco el viaje, se ve que mi sangre es irresistible (demasiado dulce).


La gente es de lo más amable. Se suelen acercar a hablar contigo y tras unas pocas palabras te piden una foto. Javi ha jugado con niños en la calle, les ha sacado fotos y se ha reído más de una vez enseñándoselas. La verdad es que si te relacionas un poco con la gente del país encuentras una realidad distinta a la que te esperabas, o por lo menos eso es lo que nos ha pasado. Mucha gente nos hablaba de lo agobiante que es para los turistas ya que te persiguen para venderte hasta a su madre y aunque es cierto que te encuentras con mucha gente así también es verdad que nos encontramos a mucha gente que se nos acercaba sin ninguna otra intención más que entablar una conversación. Salvo en la capital, te encuentras que en la India la población en general es bastante pobre pero con lo poco que tienen viven de lo más felices, siempre te obsequian con una sonrisa y eso dice mucho de las personas.


Principalmente visitamos la zona de Rajasthan, al norte de la India. Comenzamos por Mandawa conocida por su fortaleza y los numerosos havelis. Los havelis son antiguas mansiones de ricos mercaderes. Por toda esta región pasaba la ruta de la seda y esto se nota en la riqueza de las construcciones de esta época aunque hay que decir que están muy mal conservadas. Ni me imagino la cantidad de dinero que necesita este país para conservar un patrimonio tan basto como el que tiene la India. Después nos dirigimos a Bikaner, antigua capital del estado, y Jaisalmer con su impresionante fuerte de 99 bastiones. Nosotros tuvimos la suerte de alojarnos en uno de estos bastiones y recorrer sus angostas calles cargadas de historia nos ha encantado. Desde el desierto de Jaisalmer contemplamos una preciosa puesta de sol.


Nuestra siguiente parada fue Jodhpur, muy visitada por sus numerosos palacios, fuertes y templos y a la que se conoce como la ciudad azul por el color con que se pintan las casas bajo el Fuerte Mehrangarh. Continuamos hacia el impresionante templo Jain de Ranakpur. Este templo de mármol tiene un interior plagado de columnas ricamente adornadas y pertenece a la antigua religión jainista muy extendida en la India. Finalmente visitamos el Fuerte Kumbhalgarh uno de los más importantes de la región.


Udaipur, conocida como la ciudad de los lagos, fue una de las ciudades que más nos sorprendió. La parte antigua, junto a las murallas está plagada de palacios, templos y callejuelas para perderse. Aquí visitamos el palacio más grande de Rajastán. Pushkar es una de las ciudades más antiguas de la India y sobre todo es conocida por su lago sagrado plagado de ceremonias. Jaipur, capital del estado de Rajasthan, es conocida como la ciudad rosa ya que fue construida en estuco rosado para imitar la arenisca. Es una de las ciudades con más historia del país con monumentos tan impresionantes como el Palacio de los vientos o el Fuerte Amber, al que llegamos montados en elefante (toda una experiencia) En Abhaneri visitamos el Chand Baori, uno de los primeros construidos en Rajastán. Los Baori son unos pozos de tronco invertido con varias terrazas unidas por tramos escalonados.


Fatehpur Sikri fue la capital del antiguo imperio mogol lo que la convierte en un perfecto ejemplo de ciudad amurallada mogol y aún conserva su magnífica arquitectura en la que se mezclan a la perfección los estilos hindú e islámico. Por la tarde llegamos a Agra y tras visitar su fuerte nos acercamos a ver el atardecer desde la otra orilla del Taj Mahal. Después de una entrada algo accidentada (la chica que iba delante mía se desplomó con convulsiones, ¡¡que susto!!) nos quedamos extasiados mientras contemplábamos el amanecer en el interior del recinto del Taj Mahal, uno de los edificios más bonitos que he visto, impresiona ver como cambia de color a medida que el sol se eleva. Tras coger un tren visitamos Khajurajo, el mayor conjunto de templo hinduistas del país y famoso por sus esculturas eróticas. Se cree que estas esculturas se crearon para enseñar el Kamasutra a las parejas jóvenes y la verdad es que sorprende más de una postura!!



Después de Khajurajo visitamos la preciosa ciudad de Orcha en donde visitamos su palacio fortaleza Jahangir Mahal, sus templos y los preciosos Cenotafios (tumbas funerarios) a la orilla del río desde donde contemplamos un bonito atardecer. Varanasi tiene muy mala fama entre los turistas ya que es aquí en donde te encuentras más buscavidas que los acosan. Es imprescindible visitar esta ciudad porque es aquí en donde se realizan las cremaciones a la orilla del sagrado río Ganges además de visitar uno de los templos más importantes del mundo para los budistas. Para finalizar el viaje visitamos la capital, Delhi, mucho más organizada y limpia que el resto del país. Muchos nos comentaron que no merecía la pena visitarla pero nosotros no estamos de acuerdo, sus amplias avenidas con los ministerios y el palacio presidencial, la tumba de Gandhi, el Mausoleo de Humayun, la Jama Masjid, el Templo de loto o la puerta de India merecen una visita.


Que contar de la comida, PICA MUCHÍSIMO!!! Ya nos lo habían advertido pero hasta que no estás allí no te das cuenta de que salvo el nam y el queso todo lo demás pica una pasada, hasta en el Mcdonald tenían un apartado para hamburguesas picantes, muy picantes, incluso las papas las servían impregnadas en chili. Probamos de todo, sobre todo comida vegetariana y la verdad es que estaba buenísima. Menos mal que al terminar cada comida nos traían anís con azúcar que aplacaba los ardores de nuestra boca, algo que nos sorprendió. Aquí os dejo unas imágenes de algunas de nuestras comidas.


Finalmente pasamos cuatro días visitando el Valle de Kathmandu, pero eso ya os lo contaré en otra entrada que por hoy ya ha sido suficiente. Si queréis ver más fotos de nuestro viaje por la India podéis visitar nuestra página de Picasaweb. A continuación os dejo la receta de las Pakoras, uno de nuestro aperitivos favoritos.


Las pakoras son un aperitivo  muy común en la India. Son muy comunes en los puestos callejeros por lo que esta receta le vendría muy bien a Juana en su cocina callejera así que esta receta se la dedico a ella, por hacernos viajar tan a menudo a través de la gastronomía. Las más comunes son las vegetales y por eso son las que he hecho. Aquí van los ingredientes que he utilizado.


Esta vez he usado cebolla, zanahoria y calabacín pero también las probamos con coliflor, papas, tomate, ... Así que dejad volar vuestra imaginación a la hora de hacerlas, incluso podéis ponerles pollo. Comenzamos cortando las verduras en bastones muy finos para que a la hora de freírlos se hagan bien y no queden muy duros.


Mezclamos la harina de garbanzos con la levadura y el agua. Añadimos el garam masala y el comino e incorporamos las verduras y el cilantro bien picadito. Si nos gusta bastante el picante podemos añadirle un poco de guindilla, ya sabemos lo que les gusta el picante en la India. Mezclamos bien para que todas las verduras se impregnen con la pasta.


Ponemos una sartén co aceite de oliva y cuando esté bien caliente vamos friendo pequeñas porciones de nuestra masa. Yo me he ayudado de una cuchara y en cuanto las ponía en la sartén las aplastaba un poco para que quedaran en forma de tortitas. En cuanto se doren por ambas caras las sacamos y las dejamos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite. Para contrarrestar el sabor picante yo las he acompañado con un poco de yogur griego bien fresquito. Pero esto no era típico en la India, todo lo contrario ya que normalmente nos las servían con un salsa aún más picante que las pakoras.

47 comentarios:

  1. HOLA!!! He estado ojeando tu blog un ratito y me ha parecido impresionante! Primero porque compartimos dos aficiones maravillosas (viajar y la cocina son dos placeres ENORMES) y segundo porque rys recetas son muy interesantes y quisiera aprender de ellas.
    Un besorrin de parte del http://elesconditedeldulce.blogspot.com.es/ desde donde esperamos una visita! Que te guste tanto como a nosotras tu blog y podamos aprender cosas juntas.

    ResponderEliminar
  2. Vaya viaje!! Vaya entrada!! Vaya receta!! Nos has llevado a la India y he de decir que me ha gustado el viaje. Probaré en breve estos aperitivos! Son para sorprender en casa. Besos!

    ResponderEliminar
  3. Menudo viaje, que bonita experiencia, a mi a primera vista la verdad es que no es un país atrayente por todo lo que se comenta sobre la pobreza y que parece que no puedes salirte para nada de todo lo programado, pero en fin..... luego tal vez la realidad sea diferente, me imagino ya el susto que habéis podido llevar con la chica, me alegro por este viaje estupendo y por todas las comidas y demás yo con el picante no puedo......

    ResponderEliminar
  4. Madre mía que envidia de viaje, no habéis parado uffff qué bonito todo, te lo mereces guapa.
    Y ese aperitivo de las pekoras de lo más, que ricura

    ResponderEliminar
  5. qué maravilla de viaje! ya os tengo fichados en face, para ver de cerca todas las bonitas ciudades que visitais sois dos almas viajera, me envanta! y las pakoras tienen una pinta deliciosa, nunca las probe, pero te aseguro que me encantarian,..un besote

    ResponderEliminar
  6. El viaje se ve una pasada!! qué bonito todo!!! A mí, mientras no haya cucarachas me da igual si es más o menos sucio... jajajajajajaja
    La receta de pakoras me encanta. Tengo una en el blog pero haré la tuya también.
    Estoy deseando leer el resto del viaje :)
    besos

    ResponderEliminar
  7. Menudo viaje te has "pegao"... ¡me corroe la envidia por todos los poros! Pero eso sí, de la sana. Debe ser un contraste inmenso conocer gentes de mundos tan distintos... Y las pakoras, me han encantado. Las tengo que hacer fijo, ya que tengo un bote de garam masala con el que no sé qué preparar, así que tu receta me viene de perlas.
    Besos mil. Deborah.

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola vecina! Que buen viaje disfrutaste, gracias por contarlo y tus fotos lo dicen todo. la receta la imprimo y seguro que este fin de semana la pruebo, tengo de todo lo que se necesita.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Pedazo de viaje, Déborah!!!! Maravilloso y lo has organizado muy bien en fotos para poderlas mostrar y que nos hagamos una mejor idea. Deben ser países impresionantes en riqueza cultural y humana, aunque con ellos se cebe la pobreza.
    Las pakoras me encantan, aunque nunca las he hecho, así que me apunto tu receta.
    Besitos y buena semana

    ResponderEliminar
  10. Deve ter sido uma viajem maravilhosa,adorei as fotos,a India é tal como a vemos nos filmes.
    Achei a receita interessante ,excelente aspecto.
    Boa semana
    bj

    ResponderEliminar
  11. Hola Déborah, me recuerdan un poco a las tortillitas de camarones y bacalao, pero sin camarones ni bacalao...jajaja. El reportaje magnífico, he flipado con los extintores...jajaja. Son culturas diferentes y siempre está bien empaparnos de ellas. Un beso y feliz semana.

    ResponderEliminar
  12. La receta me parece buenísima para una cerveza bien fría, pero lo verdadramente magnífico de tu post de hoy es este viaje, todo el mundo habla maravillas de La India y, para los que vivimos en Canarias con la comunidad india tan grande que hay es un viaje del que siempre hemos oído hablar, tus fotos hablan por sí sóla ¿Verdad? Bs

    ResponderEliminar
  13. !Jolin! menuda entrada y esa receta debe estás de gloria.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  14. Qué viaje tan impresionante!!! Madre mía... Os lo habéis pasado bomba! Las pakoras y los bhajis me encantan. En casa los tomamos a menudo, aunque no hayamos estado nunca en India. Jijiji! Algún día será. Mientras tanto me quedo con esas maravillosas fotografías tuyas.

    http://micocinitadejuguete.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  15. Menudo viaje guapa!!!!!!! Que envidia!!! pero de la buena eh????? Son sitios diferentes, pero seguro que lo habéis disfrutado, son sitios maravillosos.

    Y las pakoras, pos si que son como tortillitas de camarones, como dice Jose, están riquisimas, a mi me encantan!!!!

    Un besazo y feliz semana!!!!

    ResponderEliminar
  16. Preciosas fotos y maravillosa receta!
    Con lo que me gusta a mi viajar y todavía no he visitado la India... envidia sana jajaja
    Un besito y que pases una semana maravillosa!
    http://airecetas.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  17. Tengo muchas ganas de ir a a India, hasta ahora no era posible por que no quería ir con mis hijos pequeños, ahora estoy esperando que no se quieran apuntar para que salga más economico jajaja y podamos ir mi marido y yo
    Pero me fascina la india, leo bastantes libros sobre ella... desde que lei La Pasión India, y la Ciudad de la Alegria tuve claro que debo ir. Y películas como Agua me atrapan e incrementan mis ganas de ir

    Gracias por compartir
    y bienvenida de nuevo

    Besos guapisima

    ResponderEliminar
  18. Huau, que viaje tan apasionante!!!!! Genial el reportaje, las fotos, los comentarios. Yo personalmente, no iría por esas tierras...has dicho Mosquitos??? les tengo pánico..jajaja, pero no, no es por eso. La verdad es que aunque me gusta mucho la gastronomía, no es un rollo que vaya conmigo. Pero me gusta mucho ver reportajes de todo el mundo y en todas partes hay cosas interesantísimas para compartir. Me ha encantado tu reportaje!

    ResponderEliminar
  19. Un post fantastico seguro que el viaje fue maravilloso no hay mas que ver las fotos ,me encanta el reportaje has conseguido que por un ratito estuviese por la India .
    Yo no se si podria comer muchas de sus comidas al ser tan picantes pero seguro que acabaria sucumbiendo al ver tanta delicia .
    Lo de las picaduras de los mosquitos es un encordio yo este verano estube igual daba igual me exara lo que me exara hasta que una farmaceutica me dijo que no habia nada que hacer nada mas que resignarme pues todos estabamos llenos de picaduras en esa zona ,pero a mi no me daba igual pues mi marido e hijo no tenian ni una al final vas a tener tu razon que les gustara nuestra sangre .
    Las pakoras divinisimaaaaaaaaaaas a mi el picante no me sienta nada bien asi que tendre que hacerlas sin que piquen y la idea de acompañarlas con yogurt me encanta.
    Bicos mil y feliz semana wapa.

    ResponderEliminar
  20. Qué sufridita eres con tanto viaje :). lo bueno de estas recetas es que al hacerlas te acordarás de tus aventuras, con lo que viajarás mentalmente las veces que haga falta. Tienen muy buena pinta, aunque las especias indias me arredran mucho. Un besote.

    ResponderEliminar
  21. Hola preciosa!!!
    He disfrutado muchísimo leyendo tu post!!!! y si hay algo en lo que me reafirmo después de hacerlo es que voy a ir algún día a conocer ese país!!!!
    Me encanta comprobar que si bien la suciedad y la miseria son innegables, personas como vosotros, con la sensibilidad suficiente, la veis como parte del viaje y que de algún modo todo eso no es un inconveniente en el viaje..todos los lugares que nos muestras me atraen sobremanera y desde luego tus pakoras son maravillosas!!!
    Ya sabes que adoro la cocina Hindú y la comida de calle, esta receta aunque yo no he tenido la suerte de saborearla "in situ" es una de mis favoritas..la ultima vez que comí fue en Londres y también tubo su gracia ;)
    Me diste muchísimas ganas de hacer el mismo viaje que vosotros...sois unos viajeros excepcionales..de los que me gustan a mi, sin miedos tontos, manías y con gran curiosidad y respeto por todo lo que visitáis!!
    enhorabuena preciosa y gracias por pensar en mi hoy!!!!
    cariños a miles!!!

    ResponderEliminar
  22. ¡¡Vaya peazo viaje que os habeis marcao!! Tiene que ser fantastico descubrir culturas tan diferentes a las nuestras, con olores distintos y ese colorido que lo rebosa todo.
    Me ha encantado lo de los extintores!!
    Ah! me anoto las pakoras, que hay que probarlas.
    Besitos

    ResponderEliminar
  23. Deb, tú sabes lo que disfruto viajar, pero sobre todo tus viajes, es como ir contigo, disfrutar de cada momento, de cada lugar, de las sensaciones que regala un sitio, de no parar y descubrir más allá de lo obvio. He estado esperando con muchas ganas tu regreso para seguir compartiendo ese amor por los viajes, por diferentes culturas que nutren y nos enriquecen el alma. Un buen amigo estuvo viviendo dos años en la India, y a pesar de ser tan caótica y ese aroma, siempre me acercaba a un sitio que lo volvía todo mágico, a costumbres que llenan de cosas sencillas lo más importante el corazón.

    Como siempre su vibra traspasa, esa sonrisa que tienen los dos y el amor que llena la pantalla en cada imagen a mi me pone de buen humor, me gusta sentir esa felicidad en las cosas pequeñas, como tu saludando a esos monitos, o tu esposo rozando la luna, puro mimo, personas buenas, y que además nos obsequias con recetas deliciosas que dan ganas de probar una y otra vez.

    Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  24. Gracias por el viaje virtual que nos has hecho, me ha encantado. Sigue disfrutando y cocinando tan rico. Besines.

    ResponderEliminar
  25. Un viaje magnífico, mezclarse con la gente del país es la mejor manera de conocerlo.
    El Taj Mahal siempre me ha fascinado.
    La gastronomía de la India me gusta aunque sea picante. Las pakoras te han quedado divinas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  26. ¡Menudo viaje, Déborah!!
    Habéis visto tanto, es abrumador!!
    Vuestras sonrisas hablan por sí, habréis vuelto encantados...
    Sobre la receta, visto los ingredientes, me apuntaba a unos de picoteo, y muy a gusto!!
    Un besito,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  27. un viaje divino y fantastico que aun no he podido hacer,mi hijo si hace un año.
    Buena receta bien crujiente y sabrosa y muy versatil
    Bss

    ResponderEliminar
  28. Vaya viaje, me dejas con la boca abierta mirando las fotos, son muy chulas. Qué curioso lo de los extintores, bueno, en realidad todo lo que nos cuentas, haces una crónica muy buena de lo que habéis vivido, las imágenes dan muestra de ello. Nosotros lo tenemos en la lista de lugares pendientes, a ver si algún día...

    En cuanto a la receta decirte que, por el aspecto, y guardando las distancias, al verla me han parecido tortillitas de camarones jajaja

    Abrazos y enhorabuena por este viaje

    ResponderEliminar
  29. Hola
    Ainsssss, me he quedado más que boquiabierta con esas imágenes y ese pedazo de viaje, son unas fotos impresionantes y no me cabe la menor duda de que disfrutatéis a base de bien, geniales, yo no he ido pero ya me gustaría, mientras tanto me quedo con ese aperitivo tan estupendo y además veo que se puede hacer con más cosas, como pollo, genial, no te cansas nunca de comerlo
    Un saludete

    ResponderEliminar
  30. Menudo viajecito, yo quiero, aunque lo veo muy remoto, es uno de los viajes que me encantaría visitar, las fotos son bellísimas, llenas de colorido, gracias por transportarnos virtualmente a uno de esos viajes tan maravillosos que haces, esas pakoras tienen que estar divinas, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  31. ¡¡Tu viaje me da mucha envidia!! Ha tenido que ser algo maravilloso.... Y en cuanto a la gastronomía india, es una de mis preferidas. me encanta lo especiada y picante que resulta, y las pakoras son deliciosas... otra cosa que me pirra son las samosas, q por cierto tengo pendiente de publicar una receta! Un beso y feliz Martes!

    ResponderEliminar
  32. Qué envidia... esas pakoras tienen una pinta estupenda, ya que no puedo viajar hasta allí, a ver si al menos me animo y me traigo a casa la gastronomía, jajaja.
    Me encanta esta propuesta.
    Besos

    ResponderEliminar
  33. Me alegra tenerte de vuelta.
    Las pakoras tienen buena pinta, habrá que probarlas pero para buena pinta el reportaje, que maravilla de viaje y que carita de felicidad tienes, como se nota que lo has disfrutado.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  34. Que viaje más chulo seguro que lo pasasteis genial, me encantaría ir a esos lugares, un beso!

    ResponderEliminar
  35. Ohhh lo que he disfrutando leyendo tu post! soy una gran enamorada de la India, he viajado varias veces allí y sin duda es un lugar que no te deja indiferente, es un lugar al que ir sin expectativas y dejandote sorprender...inigualable Benarés! aishhh y esas pakoras que has hecho...son mi debilidad! besitos guapa

    ResponderEliminar
  36. Que viaje tan lindo! gracias por compartirlo ! y las pakodas son de lo mas originales y tienen que estar buenisimas. bicos

    ResponderEliminar
  37. Un viaje estupendo lleno de encanto, al igual que las pakoras que están deliciosas.Besos.

    ResponderEliminar
  38. ¡maravilloso! gracias por llevarnos a viajar con ustedes. si bien son lugares distintos a los que estamos (yo menos) acostumbrados, es verdad que la gente hace la diferencia. siempre encontramos una sonrisa, ¿a que sí? además tiene que ser un sueño desde el punto de vista de la arquitectura, ¡me encanta! pues eso, una guía preciosa con degustación incluida. ¡enhorabuena!
    un besote!

    ResponderEliminar
  39. Felicidades por ese estupendo viaje un viaje que recordareis toda la vida unas fotos estupenda, me alegro por vosotros besos

    ResponderEliminar
  40. Me encantan las pakoras, que ricas que están, y estas te han quedado geniales!! :)
    Un reportaje precioso de ese viaje a la india, que envidia!!! :) Se ve que lo disfrutasteis mucho, me alegro!!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  41. Desde luego hicisteis un viaje maravilloso y veo que os encanto ,yo siempre digo que aunque la gente diga lo que diga ,hay que viajer positivo y ver el lado bueno de las cosas y las personas
    Las pakoras muy originales y seguro que estaban muy ricas
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  42. Menudo viaje mas bonito y las fotos que envidia todo. Las pakoras parecen riquisiiimas besitos

    ResponderEliminar
  43. ¡Qué pedazo de viaje Déborah! Y lo bien que se ha quedado reflejado en las fotos. No conocía el plato que nos traes hoy, pero viendo los ingredientes estoy segura de que me gustaría mucho!
    Un beso

    ResponderEliminar
  44. que post interesante, y que rico te ha quedado esta receta….me encanta, besotes

    ResponderEliminar
  45. Recuera a las tortillitas de camarones o de bacalao, qué ricas y qué precioso reportaje, muchas gracias por compartirlo. Un abrazo y feliz semana, Clara.

    ResponderEliminar
  46. Que tortitas más ricas, son muy exóticas, como ese viaje tan maravilloso que habéis disfrutado. Un beso.

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por vuestros comentarios, me hacen mucha ilusión.
Por falta de tiempo no participo en cadenas de premios pero muchas gracias por pensar en mí.